martes, 30 de diciembre de 1997

Luis Alberto Spinetta - MTV Unplugged Miami (1997)


Subido a youtube por unarcoirisdemelodias

Estrelicia MTV Unplugged grabado en vivo en los estudios de MTV en Miami en el año 1997 por Luis Alberto Spinetta, acompañado por Los Socios del Desierto, Nico Cota y Mono Fontana.

Fuente:http://www.youtube.com/watch?v=klkYz71IX2E

Luis Alberto Spinetta - Acústico




Luis Alberto Spinetta - MTV Estrelicia Unplugged - Video del recital (1997)

Una obra de arte...

El concierto "unplugged" de mayor duración que se haya realizado en MTV hasta el presente.

Una llave para que en el mundo las nuevas generaciones, puedan ingresar al universo Spinetta...

Un concierto exquisito, donde lo acompañan, "Los socios" (pero como corresponde aquí) en veta acústica, más el aporte de quien quizás sea el tecladista más adorado por Luis, y quien mejor matizó, realzó y revistió de sutilezas su música: nada menos que "Mono Fontana"...

Para muestra, oír el "intermezzo jazzero" a cargo del "Mono", en el tema que abre el concierto: "Durazno sangrando".

Un paseo por algunas de las más grandes creaciones de Spinetta.

Faltan muchas otras, pero como lograr en una hora y pico, condensar semejante obra y contentar a todos...

Este concierto es una muestra concreta de lo soprendente e inmanejable para el "mainstream" que puede ser Luis Alberto: ante la potencialidad en términos de difusión que implica ser emitido para todo el mundo (por una cadena de la talla de MTV) Spinetta decide patear el tablero, "suavizar" a los Socios del desierto (¿Se han preguntado lo que implicaría oír a nivel mundial a semejante banda en todo su poder? comparemos el sonido y la precisión de este "power trío" con los mamarrachos de moda...) y recalar en un concierto íntimo, arriesgado, con temas inéditos y sin sobreabundancia de hits.

lunes, 29 de diciembre de 1997

Murió la actriz Iris Marga

Clarín.com » Edición Lunes 29.12.1997

Nació en Italia y fue una de las pioneras de la revista porteña

Brilló junto a Carlos Gardel en el Empire. En teatro fue dirigida por Armando Discépolo y Luigi Pirandello y en cine, por Fernando Ayala.

La actriz Iris Marga, una de las últimas representantes de la época dorada del teatro argentino de principios de siglo, murió ayer en Buenos Aires a los 96 años. 

La gran dama del teatro argentino -como se la conocía- fue velada en la Casa del Teatro y hoy será enterrada en el panteón de actores del cementerio de la Chacarita.María Iris Rosmunda Pauri nació el 18 de enero de 1901 en Orvieto, Italia -Donde está la famosa catedral con los frescos de Signorelli sobre los que trabajó Freud, decía-, y se naturalizó argentina en 1941. 

Nieta de un criador de gusanos de seda, María Iris llegó al país con su madre, a los 4 años. El padre había venido antes y poco después se separó de ellas.Por eso sus primeros años de inmigrante fueron muy duros. Durante algún tiempo, ella y su madre vivieron de la venta de las paqueterías de su padre: la ropa, la lencería, luego los manteles. 

Y cuando ya no hubo nada por vender la madre empezó a ganarse la vida bordando y haciendo cien ojales por un peso.Cuando le preguntaban por la primera época de su trayectoria fértil -que abarcó la revista, el teatro y el cine- ella recordaba una anécdota en el Liceo de Señoritas N1, donde era celadora: Un día especialmente difícil, tratando de calmar a las traviesas alumnas de primer año (entre ellas estaba Berta Singerman) arremetió cantando Aquí viene la reina del cortijo..., y luego siguió con otra canción popular, El soldadito.Claro que hubo que esperar a que terminara el ciclo lectivo en el Liceo para ver a la colegiala y celadora convertida, durante la fiesta de fin de curso, en la protagonista de la comedia Ilusiones, de Iglesias Paz.

La vida profesional de Iris Marga comenzó, en los años veinte, casi por casualidad, decía. Había sido invitada a cantar una parodia de tango en el teatro Solís de Montevideo, durante una velada en homenaje a Florencio Parravicini.Poco después regresó a Montevideo por asuntos sentimentales: No fue un desengaño, lo llamaría más bien un accidente: yo era una chiquilina y él, un señor, contaría más tarde. Y allí la contrataron para inaugurar el Hotel Internacional de Copacabana, donde terminó reemplazando a la diva Mistinguet, que estaba enferma.

De Montevideo pasó a Buenos Aires: brilló en el Empire, al lado de Carlos Gardel y Raquel Meller. En el Maipo estrenó el tango Julián, y fue pionera de la revista porteña, compartiendo cartel con Gloria Guzmán, Carmen Lamas y Paquita Garzón.Recién en 1929, cuando Pepe Ratti la convocó para actuar en El valor de una vida, de Pedro Aquino, comenzó su carrera de actriz. Trabajó en drama y comedia, dirigida por Orestes Caviglia, Armando Discépolo y por Luigi Pirandello, que la condujo en 1933, durante el estreno de su obra Cuando se es alguien, en el Odeón.Integró la Comedia Nacional desde su fundación, en 1936, por Cunill Cabanellas, hasta el primer gobierno de Perón, cuando la estrella del Cervantes pasó a ser Fanny Navarro. 

Sus éxitos en teatro siguieron: junto a Miguel Faust Rocha, Angelina Pagano o Emma Gramatica, haciendo Shakespeare (Las alegres comadres de Windsor), Benavente (Los intereses creados), Feydeau (El pavo), entre otros.Incursionó en cine, en filmes como Petróleo, El viaje sin regreso o El candidato, de Fernando Ayala. Hasta que a fines de los 60 dio por terminada su carrera.

El receso duró unos veinte años: en 1989 Iris sorprendió a los parisinos con el estreno de una obra de Alfredo Arias y Kado Kostzer, Familia de artistas, en la que actuó junto a Marilú Marini y Lía Jelín. El espectáculo, que le valió los más exquisitos elogios de la prensa francesa, fue estrenado en Buenos Aires en 1991.Allí cantaba un tango compuesto para ella por Astor Piazzolla que decía: Buenos Aires, debo partir./ Así es la vida, canción amarga/ que va a dejar mis recuerdos/ al morir en tierra lejana.

Entrevista a Carlos Gandolfo - 1997


Entrevista realizada por Lito Cruz a Carlos Gandolfo en el año 1997. Bloque 1.

Misión y base de nuestro estudio de Actuación.

Estudio de Carlos Gandolfo para la preparación del actor.

http://www.actors-studio.org/
http://www.carlosgandolfo.com.ar

Fuente:  http://www.youtube.com/watch?v=13FUaLlW5BA&feature=related

martes, 23 de diciembre de 1997

El conflicto copó la temporada de teatro

Balance 97

Tendencia: huelgas y disputas ganaron un protagonismo político que llevó lo estético a un papel de reparto.

Martes 23 de diciembre de 1997 | Publicado en edición impresa LA NACION

El gran escenario de la temporada escénica de 1997 transcurrió más en el Congreso, en los despachos oficiales y en las oficinas de las entidades representativas del sector, que en los teatros mismos.

Así, el año estuvo atravesado por presiones y gestiones, por tensiones y disputas. Lo que estuvo en cuestión fue el gobierno de la actividad teatral, así como también los distintos modelos de producción -el oficial, el comercial, el independiente- entraron en una etapa de redefiniciones.

La sanción de la ley del teatro, la realización de la primera edición del Festival Internacional de Buenos Aires, el largo conflicto que enfrentó a la Asociación Argentina de Actores con la conducción cultural del Gobierno de la Ciudad, la intervención administrativa a los teatros San Martín yAlvear fueron algunos de los hechos salientes de un año en el que los críticos de teatro trabajaron más como cronistas políticos que como comentaristas de espectáculos.

En su informe completo sobre todos los aspectos significativos del año teatral, La Nación incluye un detallado recuento, apoyado por las opiniones -en muchos casos divergentes- de quienes fueron protagonistas o testigos de doce meses agitadísimos Además, la opinión de nuestros críticos sobre cuáles fueron las mejores propuestas de este 1997 que no trajo mayores novedades desde el punto de vista estético, pero del que -de todos modos- se puede rescatar una cantidad de títulos que, de un modo u otro, tuvieron una buena recepción por parte del público, si bien la temporada fue muy floja en cuanto a movimiento de boleterías en el circuito comercial. Así, hay que anotar como dos notas muy salientes la visita del Berliner Ensamble y la calidad de "El vestidor".

Este año, la disputa política subió a escena

La ley de teatro y las pujas presupuestarias en los teatros oficiales signaron un año excepcionalmente agitado para el teatro

Idas y venidas al Congreso Nacional, reclamando que se apruebe la ley de teatro. Paros en los teatros Cervantes, Alvear y San Martín por problemas en los pagos. Debates en la puerta del San Martín para intentar que no se modifique la situación contractual de los actores, bailarines y titiriteros de los elencos y compañías pertenecientes al Gobierno de la Ciudad. Presiones de distinto tipos para lograr mayor presupuesto o que, como ocurre todos los años, el Alvear no deje de estrenar obras a mitad de año porque, una vez más, se quedó sin dinero.

A este listado, el empresario Carlos Rottemberg le agrega el propio:"También se estuvo en el Congreso por la no aplicación del IVA, en la Secretaría de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires por el Festival Internacional o en los despachos de Aguas Argentinas, Edea (empresa que provee de luz a Mar del Plata) o la DGI por un sinfín de problemas. Me la pasé todo el año recorriendo mostradores, discutiendo o haciendo trámites burocráticos".

La pelea del sector (o, mejor dicho, de los distintos sectores) por sostener los espacios de trabajo parece haber sido el eje de esta temporada que está por concluir.

De hecho, el año termina con los teatros Alvear y San Martín intervenidos administrativamente, luego de haber solicitado partidas extraordinarias para poder llegar a fin de año. Y con el Teatro Cervantes que, sólo hace pocos días, pudo anunciar su programación del ´98 porque antes no contaba con el presupuesto necesario para armar esa temporada. "Estoy aprendiendo a hacer lobby, a reunirme con diputados y senadores para pedir más presupuesto. Otra no me queda", afirmaba su director -Osvaldo Dragún- cuando todavía sólo contaba con menos de 200 mil pesos para producir todo el ´98 .
Fuego cruzado

Presiones, huelgas, lobbys, reclamos. Esa pareció, y parece, ser la consigna de un área donde hubo disputas en todas las direcciones. A lo largo de estos doce meses llegaron a esta redacción cartas de directores, dramaturgos o actores que hicieron pública su disconformidad sobre el manejo de los teatros oficiales o sobre el diseño de producción del Festival Internacional de Buenos Aires. Y también, dentro de las mismas instituciones, hubo fuego cruzado, como en el caso de Actores o Argentores.

Desde lugares distintos, gente de teatro reconocida como Ricardo Bartis, Rubén Szuchmacher, Alberto Félix Alberto, Rafael Spregelburd, Oscar Araiz, Soledad Silveyra o Leonor Manso hicieron escuchar sus voces de descontento. Algunos al mismo tiempo que trabajaban en la órbita de lo estatal, como el caso de Félix Alberto; otros, la mayoría, sin representar a nadie más que a sus propias convicciones. En el marco de esta ebullición, uno de los puntos más significativos fue la sanción de la ley de teatro, un anhelo que tardó cincuenta para concretarse. De esa normativa se desprende la creación, en el año que está por comenzar, del Instituto Nacional de Teatro, un organismo que despierta esperanzas.

"Haber logrado la ley de teatro es un real beneficio", sostiene Jorge Rivera López, de la comisión directiva de la Asociación Argentina de Actores, una entidad gremial-recaudadora que, a lo largo de este año, realizó una fuerte presión tanto por los problemas presupuestarios del Cervantes cuanto por los problemas de pagos en las salas del Gobierno de la Ciudad. "La creación del Instituto de Teatro -opina el dramaturgo Mauricio Kartun- hace a la diferencia entre lo que pasó éste año y lo que puede acontecer el próximo. Tenemos que ver cómo nos movemos a partir de ahora."

La actriz y directora Lenor Manso trae una imagen aún más contundente: "En el ´98 vamos a tener que ponermos mucho las zapatillas para ir al Congreso y pedir, exigir que no se recorte el presupuesto. No puede ser que el teatro siga siendo una variable de ajuste. El único modo de que no ocurra así es que sigamos luchando. Evidentemente, los funcionarios están obligados a hacer recortes por presiones de sectores muy poderosos. No hay política cultural ni por parte del gobierno nacional ni desde el Gobierno de la Ciudad".

Desde la órbita de lo estatal, Darío Lopérfido -subsecretario de Cultura de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y director del Festival Internacional- fue una de las figuras que estuvo constantemente en la palestra a la hora de cualquier disputa. En su opinión, "el ´97 fue el año de meter mano y solucionar problemas. Desde el Gobierno de la Ciudad se está haciendo todo lo que se puede con sus propios recursos. Nos pasamos reformulando la estrategia de producción de los teatros oficiales para que rindan mucho más y, de esta forma, optimizar el dinero de los contribuyentes".

De todas maneras, hay -como poco- curiosidad por el papel que pueda jugar el Instituto. "Por lo menos va a ayudar a que nos reunamos los teatristas de todo el país", opina Manso. Y surge un balance de la reflexión de Rivera López: "Toda nuestra lucha ha sido muy positiva, me da la sensación que logramos más eco, más sensibilidad. Con todo esto estamos haciendo una especie de lobby diría que precario. Todavía no tenemos el poder para hacer una gran presión, pero igual ya está dando resultados".

La visión de Rottemberg difiere un tanto de la del representante de Actores: "Todo este ir de un mostrador al otro nos terminó distrayendo. Por otra parte, se habla más de lo que se hace. Creo que hay gente que lo explica todo muy bien, pero después no hace teatro".

Lopérfido también apunta su visión sobre las diversas disputas que atravesaron el año:"Hay mucha queja banal basada en la vanidad. "Es bueno cuando estoy y malo si no estoy", parece ser la consigna. Sí creo que hay otras críticas plenamente justificadas, basadas en un punto central que tiene que ver con la crisis económica y la falta de público. Toda esta situación produjo que la demanda al Estado sea mayor. Lo cierto es que hoy el sector privado casi no existe. Fijate que el Complejo La Plaza no estrenó nada después del suceso de "El vestidor", que tampoco llegó a hacer seis funciones semanales como en los viejos tiempos de los éxitos comerciales".
Espejismos

Sin embargo, no todos los integrantes de la comunidad teatral se suman a la ilusión aglutinante que podría desprenderse de ver actores, directores, productores y autores embanderados por una misma causa. "Es bueno aclarar que la comunidad teatral no existe -opina el director, dramaturgo y actor Alejandro Tantanián-. Cuando varios sectores se hicieron presentes en el Congreso para pelear la ley de teatro, muchos de nosotros no fuimos convocados. Pero me parece bárbaro que alguien salga a defender nuestros derechos. Que se promueva la ley o que se hagan paros en el San Martín o el Alvear es importante. Hay algo detrás de todo esto, algo tiene que pasar."

Para este joven teatrista, el ´97 marcó también la consolidación de un nuevo circuito teatral. "El caso de la tercera temporada de "Máquina Hamlet" no es un hecho aislado: están la gente que fue a ver "Polvo eres", "Reconstrucción del hecho", la segunda temporada de "Criminal", las obras de Paco Giménez y toda esa gente nueva que está escribiendo. Todo eso da cuenta de que algo nuevo está pasando."

Su lugar de reflexión tiene fuertes coincidencias con las de su par Eduardo Pavlovsky. El actor y dramaturgo no duda de que, a lo largo de este año, los actores aprendieron a hacer lobby para defender sus derechos. "Pero, en términos personales, lo que me interesa es la micropolítica, lo que sucede en los bordes, aquello que crece por fuera de la gran escena política. Seguramente, los actores necesiten hacer lobby para no quedar marginados, pero existe otro movimiento relacionado con la juventud. Lo que está más relacionado con lo político no digo que esté mal, pero a mí no me interesa."

A la hora de analizar el lugar que la actualidad le reserva al teatro, Tantanián es contundente:"Es bochornoso. Las políticas oficiales no están acordes con lo que viene sucediendo en la ciudad. Las posibilidades de seguir haciendo teatro son cada vez más limitadas. Algo tiene que pasar, porque hay síntomas de movilización que no había en otros momentos".

El pensamiento de Leonor Manso no difiere en lo esencial: "Esta situación se agudiza en la medida en que nuestro país se empobrece. La filosofía reinante pasa por el dinero. En definitiva, lo que nos espera es un año de lucha". Sin ánimo de hacer futurología, para el empresario Rottenberg "el año que está por comenzar va a ser mejor. Al día de hoy existen más proyectos que hace un año."

Casi con el propósito de ir configurando espacios de debate, presiones y hasta de negociación, Lopérfido ya tiene en agenda dos proyectos que serán tratados durante el año que comienza: la ley de teatro independiente y la de danza, temas que sin duda traerán cola.

Alejandro Cruz

El coro ya no canta

En "Salsa criolla", Pinti entonaba una canción -redonda, pegadiza, hasta bella en su estilo de himno- cuyo latiguillo insiste: "Quedan los artistas". El cómico remataba de ese modo la idea de que, por encima de la suma de horrores acumulados por la historia del mundo, siempre primará la perdurabilidad de las creaciones artísticas. Es más: hasta deslizaba la ilusión de que en esa estela de inmortalidad se habían ganado su lugar los mismísimos creadores. Toda una idealización romántica que los eleva a la órbita de los dioses dotados para generar belleza y para transformar emociones y hasta conciencias de los simples mortales que habitan la Tierra y las butacas.

* * *

Nuestra gente de teatro suele plegarse a toda esa leyenda y es inevitable y hasta comprensible que así ocurra. "Somos gente muy frágil todos los que estamos cerca de un escenario, y prenderse de esa mitología nos deja tranquilos, aunque sea por un rato, con los desfallecimientos propios", decía un veterano maestro de la crítica, incluyéndose en la observación. En la saga de nuestros héroes también se levanta el espejismo de formar parte de un universo sin fisuras cuando se trata de defender el teatro, una de las últimas actividades artesanales sobrevivientes a esta cultura fanatizada por lograr éxitos masivos y seriados.

* * *

Pero 1997 fue un año de acelerados descensos a la densidad de los sucesos mundanos, caracterizados por la puesta en cuestión de todos los modos -el oficial, el comercial, el independiente- de producir teatro: luego de muchas idas y venidas, llegó la sanción de la ley de teatro; se discutió sobre la necesidad o no de hacer el Festival Internacional de Teatro; estalló un largo conflicto con las autoridades culturales del Gobierno de la Ciudad por problemas en los pagos; quedó a la vista que el tema presupuestario oficial incluye además del cuánto el cómo distribuir; y mantuvo salas comerciales sin programación durante largos meses. Que fue un año donde el mapa político del teatro tuvo grandes sacudones, también lo certifica la impresión compartida con otros colegas de que el trabajo de cobertura se desarrolló más en las cercanías de los despachos oficiales, de las oficinas de productores y de las entidades gremiales que deteniéndose a reflexionar sobre lo que ocurría en los escenarios. Atravesados por todas esta cuestiones del gobierno de la actividad, no hubo sordina que funcionara para tapar las diferencias entre los distintos sectores protagonistas y los problemas que estallaron en cada casa.

* * *

Así, la Asociación Argentina de Actores se puso al frente de la protesta contra la política cultural del Gobierno de la Ciudad sólo unos meses después de un traspaso de autoridades, en la entidad gremial, cargado de enrarecimientos contables. El público apoyó masivamente al Festival Internacional de Teatro en medio de críticas de gente del barrio. Los empresarios privados desconfiaron de las declaraciones altisonantes de muchas figuras que salieron a defender la actividad, porque -según los productores- son los primeros en dejarlos de a pie cuando los tientan con el oro de la televisión. Argentores tomó la defensa de sus representados en el cine, mientras vive una situación interna muy compleja en términos de administración económica. Alguna gente del teatro independiente cree que lo único que les importa a los dueños de salas es poder destrabar la ley que les impide venderlas sin construir otro recinto de idénticas características. Y cuando las cosas salen mal, el primer fusible salta por el lado de la menor o mayor cantidad cantidad de estrellitas que el crítico le asignó a un espectáculo.
Justificar a ambos lados
* * *

Probablemente, la conformación del Instituto de Teatro que se desprende de la ley sea el primer gran tema de 1998, asomándose de a poco distintos sectores en puja para ganar posiciones. El olfato indica que todos los cambios y los conflictos no terminaron de eclosionar ni -menos que menos- de decantarse, en un medio en el que todos esos asuntos de alta política inexorablemente terminan mezclados con pequeñas -o grandes, según se mire- cuestiones humanas. No lo olvidemos: la gente de teatro es, además de muchas otras cosas, una familia, con una trama de relaciones que, por su complejidad, equipara a dioses con mortales. Hasta vínculos personales de muchos años quedaron recalentados cuando la escena de la vida teatral les escribió distintos libretos a quienes antes declamaban un mismo himno. Probablemente después del agitado 1997, la canción ya no volverá a ser la misma. Sobre todo porque habrá sonando más de una.

Por Pablo Zunino

Lo mejor para la crítica

* "La irresistible ascención de Arturo Ui", por el Berliner Ensemble. Teatro San Martín, durante el Festival Internacional.

* Opera de Pekín. Teatro Cervantes.

* "Lulú ha desaparecido", creado y dirigido por Alberto Félix Alberto.

* "El vestidor", de Ronald Harwood. Con Federico Luppi y Julio Chávez. Dirección: Miguel Cavia. La Plaza.

* "Polvo eres", de Harold Pinter. Con Ingri Pelicori y Horacio Peña. Dirección: Rubén Szuchmacher. Babilonia.

* "A propósito del tiempo", pieza de Carlos Gorostiza que integró el ciclo Teatro Nuestro. Sala Carlos Carella.

* "La cantante calva", de Ionesco, por la compañía eslovena que dirige Vito Taufer. Teatro Liceo, durante el Festival Internacional.

* "Años difíciles", obra de Roberto Cossa que formó parte del ciclo Teatro Nuestro. Sala Carlos Carella.

* "Final de partida", de Samuel Beckett, por la compañía paulista que dirige Rubens Rusche.

* Trilogía del veraneo", de Carlo Goldoni, en versión y dirección de Daniel Suárez Marzal. Con Verónica Llinás, Lidia Catalano y elenco. Teatro San Martín.

* "La irresistible ascensión de Arturo Ui", por el Berliner Ensemble. Teatro San Martín, durante el Festival Internacional.

* "El vestidor". Con Federico Luppi y Julio Chávez. Teatro La Plaza.

* "Milva canta un nuevo Brecht". Teatro Coliseo, durante el Festival Internacional.

* "Las personas no razonables están en vías de extinción", de Peter Handke. Dirección: Roberto Villanueva. Con José María Monje y elenco. Teatro San Martín.

* "Polvo eres", de Harold Pinter. Con Ingrid Pelicori y Horacio Peña. Babilonia.

* "Martha Stutz", de Javier Daulte. Con Alejandro Urdapilleta y elenco. Dirección. Diego Kogan. Teatro San Martín.

* "Reconstrucción del hecho", de Daniel Veronese y Rafael Spregelburd. Con Andrea Garrote. Dirección: Rubén Szuchmacher. Babilonia.

* "Bar Ada", de Jorge Leyes. Con Catalina Speroni y Diego Peretti, Dirección: Daniel Marcove.Teatro San Martín.

* "Boquitas pintadas", adaptación de la novela de Manuel Puig, de Renata Schussheim y Oscar Araiz. Teatro San Martín.

* "Cocinando con Elisa", de Lucía Laragione. Con Norma Pons y Ana Giovino. Dirección Villanueva Cosse. Teatro del Pueblo.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=83858

viernes, 19 de diciembre de 1997

Temo profundamente que me pierdan de vista

Laura Valencia y Alejadra Ceriani - Fotografía: Enzo Brutti

"Temo profundamente que me pierdan de vista" Obra de Danza-Teatro estrenada en La Fabriquera en diciembre de 1997.

Con: Alejandra Ceriani, Julieta Ranno, Laura Valencia y Gabriel Galeotti.

Dirección General: Laura Valencia - Música: Alejandro Oliva - Luces: Pollo Canevaro

Fuente: http://usuarios.advance.com.ar/fabrique/fotos/otras/Temo%20profundamente%201.htm

domingo, 26 de octubre de 1997

miércoles, 15 de octubre de 1997

Cuatro días por amor al arte

Miércoles 15 de octubre de 1997

TEATRO Y TÍTERES


Los titiriteros se reunieron en la ciudad y le dieron un toque mágico a Plaza Moreno. En el Coliseo, las obras platenses "Ostinato" y "La comedia de las equivocaciones" arrasaron con todos los premios

Como por arte de magia, durante cuatro días La Plata derrochó alegría, ingenio, talento y creatividad con su Primer Festival Provincial de Títeres y su V Encuentro Bonaerense de Teatro. En ambos casos, los espectáculos fueron de entrada libre y gratuita y convocaron multitudes.

A pesar de los sombríos vaticinios meteorológicos, el tiempo se portó de maravillas y fue fuen aliado de los titiriteros que se dieron cita en Plaza Moreno para deleitar a grandes y a chicos con más de una veintena de espectáculos de muy buen nivel, dentro de un cuidado marco organizativo. Los grupos que participantes fueron: "La carpa de papel" y "Tía Ñata", de Bahía Blanca; "El mundo de los chicos", de Zárate; "La perdíz" y "El sombrero", de La Plata; "El gorrión", de Tandil; "Del mate", de Lanus; "Los Bufones", Los Polvorines; "Asomados y Escondidos", de Capital Federal; "Engañapichanga" "A todo trapo" y "Los Gullis", de Mar del Plata. Estos últimos llegaron a bordo de un vagón de los títeres y fueron recibidos con bombos y platillos por una bullanguera Murga Popular, que los condujo a las dos Carpas Gigantes instaladas en la plaza.

Además de las obras (que también se hicieron en distintas escuelas), el Festival ofreció talleres y seminarios para titiriteros, que incluyeron temas como la puesta en escena, la construcción de marionetas, el tallado en espuma de goma y talleres participativos para niños. Asimismo, hubo una interesante exposición de títeres, bocetos, escenografías, máscaras, fotografías y material histórico.

La compleja organización de este festival estuvo a cargo de Daniel Melluso, director del grup local "El sombrero".

Indudablemente, esta fue una justa y merecida reivindicación para títeres y titiriteros, que siempre han sido los parientes pobres del espectáculo, injustamente relegados a la trastienda.

EL TEATRO

Simultáneamente, en el Coliseo Podestá, tuvo lugar el V Encuentro Bonaerense de Teatro, del que participaron trece elencos, provenientes de Pinamar, Baradero, Bahía Blanca, Dolores, Henderson, Chivilcoy, Cañuelas, Moreno, Vicente López, Pergamino y La Plata.

Gustavo Vallejos, Carlos Pacheco y Marcelo Morán tuvieron la difícil tarea de elegir a los mejores, seleccionando a quiénes representarán a la provincia de Buenos Aires en la Fiesta Nacional de Teatro, que tendrá lugar en Catamarca en el mes de noviembre.

La Plata arrasó con los premios. Mejor obra: "Ostinato", de Febe Cháves, a cargo del grupo La Gotera. Mejor Actriz: compartido entre Alejandra Bignasco ("Ostinato"), La Plata y Lucy Lozza ("Rosa de dos aromas"), Chivilcoy. Mejor Actor: compartido entre Diego Aroza("Ostinato") y Jorge Caballero ("La comedia de las equivocaciones"). Mejor dirección: Febe Cháves ("Ostinato"). Mejor Ambientación Escenográfica: Liliana Cáceres ("La comedia de las equivocaciones"). Mejor vestuario: Silvia Conturvi ("La comedia de las equivocaciones"). Mejor Obra Alternativa: "Rosa de dos aromas" (Agrupación Artística Chivilcoy).

Más allá de los premios, el encuentro fue una verdadera fiesta para teatrófilos. Hay que destacar la puntualidad con que comenzaban las cuatro funciones diarias y el notable nivel de gran parte de los grupos participantes, seleccionados previamente entre 110 elencos de las distintas regiones bonaerenses.

Párrafo aparte merecerían los sabrosos y suculentos asados con que Norberto Barruti y su cordial equipo del Taller de Teatro de la UNLP agasaron a los visitantes una vez finalizadas las largas jornadas en el Coliseo.

Sería conveniente que, en el futuro, no coincidiesen las fechas de realización de eventos de esta envergadura, para poder disfrutar plenamente de todos los espectáculos sin morir en el intento.

IRENE BIANCHI

Fuente: Diario El Día

martes, 14 de octubre de 1997

La ciudad estuvo de fiesta

Martes 14 de octubre 1997

V ENCUENTRO BONAERENSE DE TEATRO

En la última jornada del Encuentro se entregaron los premios en los distintos rubros. "Ostinato" y "La comedia de las equivocaciones", las obras que representaron a La Plata en el certamen, fueron las dueñas de la noche

Por Ana M. Tótoro y Germán R. Zaupa
Especial para "HOY"

El domingo último finalizó el V Encuentro Bonaerense de Teatro, con buenos augurios para las realizaciones locales. "Ostinato" resultó la obra ganadora y será la que representará a la provincia de Buenos Aires en el Festival Nacional, que se realizará en la provincia de Catamarca. La obra también fue galardonada en el rubro Mejor Dirección (Febe Chaves).

El segundo lugar fue para "Rosa de dos aromas", de la localidad de Chivilcoy. La otra obra platense: "La comedia de las equivocaciones", obtuvo el premio a Mejor Vestuario (Silvina Conturvi) y Mejor Ambientación Escenográfica (Liliana Cáceres). Las dos piezas compartieron el premio a Mejor Actor (Diego Aroza, por "Ostinato", y Jorge Caballero, por "La comedia de las equivocaciones").

Durante la jornada final se presentaron dos obras, radicalmente opuestas: "Marathon" y "El hombrecito", que dieron fin al Encuentro.


Los premiados

La siguiente es la lista de los ganadores del V Encuentro Bonaerense de Teatro, que se desarrolló en el Coliseo Podestá y finalizó el domingo último. Según fuentes allegadas a la organización del Encuentro, en los cuatro días que duró el certamen, concurrieron 6.600 espectadores. Por otra parte, al Festival de Títeres, que contó con 48 funciones, se calcula que asistieron aproximadamente 10.000 chicos.

Mejor obra: "Ostinato"
Mejor dirección: Febe Chaves, por "Ostinato"
Mejor actriz: Alejandra Bignasco ("Ostinato") y Lucy Lozzi ("Rosa de dos aromas")
Mejor actor: Diego Aroza ("Ostinato") y Jorge Caballero ("La comedia de las equivocaciones")
Mejor Vestuario: Silvina Conturvi ("La comedia de las equivocaciones")
Mejor Ambientación Escenográfica: Liliana Cáceres ("La comedia de las equivocaciones")

Fuente: Diario Hoy

domingo, 12 de octubre de 1997

V Encuentro Bonaerense de Teatro

DIARIO HOY, La Plata, domingo 12 de octubre de 1997

UN ATRACÓN DE TEATRO


En la noche del viernes último, se realizó la segunda jornada del Encuentro Teatral en el Teatro Municipal Coliseo Podestá de La Plata. El público, que concurrió en gran número, tuvo la posibilidad de presenciar distintas propuestas y participó con risas y aplausos.

Por Ana M. Tótoro y Germán R. Zaupa
Especiales para "Hoy"

La Plata sin equívocos

Obra: "La comedia de las equivocaciones"
Autor: William Shakespeare
Grupo: La Comedia
Dirección: Yirair Mossian
Localidad: La Plata

La obra dirigida por Yirair Mossian e interpretada por los egresados '96 de la Escuela de Teatro de La Plata, es un espectáculo armonioso en el que ningún signo teatral ha sido descuidado.

Una impecable síntesis escenográfica, una estudiada combinación de colores en el vestuario y la iluminación y la música incidental se conjugan y refuerzan el trabajo de los cuatro actores: Jorge Caballero, Juana González, Ernesto Meza y Rosana Vignoni (actor invitado: César Genovesi). La entrada de ellos por detrás del público rompe con los espacios convencionales.

El juego continúa con los distintos planos del discurso; tan pronto es el personaje quien emite el mensaje, como el actor el que habla.

Estas rupturas refuerzan la relación actor-espectador creando complicidad, cortan la ilusión dramática y provocan comicidad.

Los protagonistas representan la conocida historia del amo y su criado que vagan por el mundo en busca de sus respectivos hermanos gemelos. Las más inesperadas equivocaciones, los sucesivos encuentros y desencuentros, el criado lleno de picardías, el azar que define el curso de la vida y el amor, están presentes en esta obra.

Un elenco comprometido, homogéneo y de buen desempeño actoral (en el cual se destaca Jorge Caballero) determina que el público premie el espectáculo con risas espontáneas y prolongados aplausos.

El Acompañamiento llegó desde Dolores

Obra: "El acompañamiento"
Autor: Carlos Gorostiza
Grupo: Comedia Dolorense
Dirección: Carlos Zuleta
Localidad: Dolores

La prisión interior

Obra: "Crónica de un Secuestro"
Autor: Mario Diament
Grupo: Taller Actoral de Henderson
Dirección: Héctor Perez
Localidad: Henderson

La importancia de decidir

Obra: "Rosa de dos aromas"
Autor: Emilio Carballido
Grupo: Agrupación Artística de Chivilcoy
Dirección: Graciela Baletti
Localidad: Chivilcoy

Fuente: Hoy

jueves, 9 de octubre de 1997

Una evocación de los Podestá

CREADORES DEL CIRCO CRIOLLO
  • Con una muestra de fotos, recuerdan a la familia de actores en la Biblioteca Nacional Interpretaron folletines legendarios, como el del gaucho Juan Moreira
  • Fueron los pioneros del teatro argentino

JUDITH GOCIOL

Pepino el 88 y Juan Moreira fueron, probablemente, los dos personajes más populares del circo criollo. Seguramente por eso, sus imágenes ocupan un lugar preferencial en la muestra de fotos dedicada a la familia Podestá -pionera del circo y el teatro argentinos- montada hasta el 21 de octubre en la Biblioteca Nacional.Están ubicadas dentro de una pequeña carpa de colores en la sede de la Biblioteca. Especie de santuario de acróbatas, payasos y malabaristas.

Pedro Podestá, inmigrante genovés y padre de nueve hijos, inició a la familia en el arte de la actuación, que heredaron otras tres generaciones. Ese impulso fundador desarrolló un nuevo espectáculo: el circo criollo. Dividido en dos partes, en la primera se presentaban pruebas de acrobacia y comicidad, y, en la segunda, una obra de teatro.Con los dramas gauchescos, los Podestá se convirtieron en los protagonistas de la época de oro de este género, que se extendió entre 1890 y 1916.

Sus personajes se hicieron tan populares que hasta se incorporaron a los carnavales porteños, según explica uno de los paneles de la muestra.Juan Moreira, adaptado del folletín de Eduardo Gutiérrez, fue inmortalizado por José Podestá, que también caracterizó al clown criollo Pepino el 88. Se estrenó inicialmente como pantomima, pasó después a los teatros como obra dramática y hasta adquirió voz y discurso.Todas las caras de Moreira tal como puede verse en varias de las reproducciones de la muestra, Moreira tomó las formas más variadas: desde una caricatura publicada en la revista El Mosquito, en 1891, hasta un folleto desplegable de publicidad de cigarrillos.

De este modo, el gaucho perseguido se convirtió en un mito viviente. Las giras del circo lo convertían en un ser concreto ante los ojos de los espectadores, que se apasionaban durante la representación como si se tratara de una escena real.Los Podestá fueron, además, precursores del teatro argentino. Con ellos se incorporaron las compañías nacionales a un género dominado, durante décadas, por los elencos extranjeros. Su arte llegó también al cine -tanto al mudo como al sonoro-, a la radio y la televisión: la gesta de una familia.

Fuente: http://edant.clarin.com/diario/1997/10/09/e-05801d.htm

jueves, 2 de octubre de 1997

Revista de Teatro Funámbulos Nº 1-2-3-4-5-6-7

Los primeros siete números de la revista fueron de distribución gratuita y tuvieron un formato tabloide. En ellos se conjugaron nombres de artistas y críticos consagrados con los que en aquel momento estaban iniciando su carrera.

Hacían Funámbulos: Jorge Leyes Ana Durán Paola Motto Daniel Retamar Gustavo Arcángelo Juan Pablo Sierra

Colaboraban:
Claudio Gotber María José Goldín Lorenzo Quinteros Julieta Rojkind Ana Seoane José María Muscari Damián Rovner Edith Scher Rubén Szuchmacher María Pía López Silvina Szperling Patricia Espinosa Roberto Villanueva Margarita Bali Cecilia Propato Luis Cano Jorge Sánchez Guillermo Heras Mariana Bellotto Alejandro Tantanian

Perlitas Publicadas:

* Seminario sobre Dramaturgia Española Contemporánea a cargo de Guillermo Heras
* XI ISTA en Portugal y el efecto de organicidad. Eugenio Barba y el Odin Teatret en Buenos Aires
* Galileo Galilei según Rubén Szuchmacher
* La danza en Catalunya por Silvina Szperling
* Dieter Welke y la tarea del dramaturgista
* Heiner Müller: Un intelectual entre cadáveres
* El texto de Máquina Hamlet, de Heiner Müller
* El nuevo circo: Hochman, de Souza, Katz, Apokalipsis y Xiclos

Lo que pocos saben

El número 0 de Funámbulos, aparecido en noviembre de 1997, tiene un editorial titulado "El funámbulo", firmado por Claudio Gotbeter.
¿El motivo? Él fue el autor y director de El Funámbulo, obra de teatro estrenada en setiembre de 1995, en el teatro Regina, que inspiró el nombre de la revista. En ese espectáculo actuaban Lorenzo Quinteros, Pochi Ducasse y Miriam Odorico.

Fuente: http://funambulosteatro.blogspot.com/1997/10/las-primeras-funmbulos.html

Primer Festival Internacional de Teatro de Buenos Aires 1997 - Argentina

Vía Libre/Festival de teatro

El teatro del mundo pisa suelo porteño

Esta noche, el Festival Internacional de Teatro de Buenos Aires pondrá su piedra fundacional. Toda la información para estos diez días de jolgorio.


Jueves 2 de octubre de 1997 | Publicado en edición impresa LA NACION

Como en la vida, todo llega. Luego de más de un año de idas y vueltas, esperanzas y desesperanzas, caras y contracaras, finalmente, el Festival Internacional de Teatro de Buenos Aires pondrá su piedra fundacional esta noche, cuando las luces del teatro Coliseo iluminen a la italiana Milva en "Milva canta un nuevo Brecht", un espectáculo dirigido por el prestigioso Giorgio Strehler.

Durante estos diez días la ciudad tendrá aire festivalero: el teatro, la danza, la música y el video invadirán las salas y las calles porteñas para gritar, como rezan las voces populares, que "no sólo de pan vive el hombre". Habrá algunas visitas extranjeras que no podrán soslayarse. Cómo no ir, sediento, a ver "La resistible ascención de Arturo Ui", de Bertolt Brecht, fundador de la compañía Berliner Ensemble, que viene, además, con la última puesta que Heiner Müller realizó antes de su muerte; cómo evitar la apuesta a un teatro absolutamente minimalista que hace el Grupo de Teatro de Túnez en "Femtella"; cómo olvidar al Kronos Quartet o a Hanna Shygulla con textos de Fasbinder, Handke, Müller; quién se animaría a dejar pasar a Rubens Rusche, con su aplaudido trabajo en Porto Alegre, "Final de partida", de Beckett, o querría quedarse afuera cuando colme la escena "La cantante calva", de Ionesco, por un grupo esloveno. Las tentaciones se multiplican a medida que se recorre la programación. Y no sólo en lo que se refiere a visitas extranjeras. Los grupos nacionales estarán representados por El Periférico de Objetos, Los Macocos, Mixtratos, Diablomundo, el grupo Catalinas Sur, Los Susodichos... imposible nombrarlos a todos sin el riesgo de cometer el pecado de olvidar a alguien.

Y habrá estrenos locales tan importantes como "Los impunes", que dirigirá Lorenzo Quinteros; "Un guapo del 900", de Samuel Eichelbaum, con la dirección de Juan Carlos Gené; "Des-enlaces", escrito y dirigido por Mónica Viñao; "Aria da Capo", con la dirección de Cristina Moreira; "Madame de Sade", de Yukio Mishima, que será dirigida por Víctor García Peralta... y otra vez arrimándose al pecado del olvido...

La muestra paralela "De puertas afuera" tendrá a su cargo el copamiento de las calles porteñas, con espectáculos gratuitos que serán una muestra cabal del teatro callejero de nuestro país.

Exposiciones fotográficas, conferencias, debates, áreas de reflexión, y más teatro, y más danza, y más video, y más... Buenos Aires, ávido de alegría en estos tiempos que corren, podrá darse el gusto de fundirse en las artes, verdaderas reinas de este festival internacional.

Como en toda primera experiencia se habrán cometido errores y aciertos. No existe una primera vez en nada que pueda aproximarse a la perfección. Pero el tiempo de los balances viene después. No es bueno anticiparse al reloj. Por ahora sólo queda la puerta abierta al disfrute. Pase y vea.

Alejandra Herren

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=77970

martes, 30 de septiembre de 1997

El teatro cumple el sueño del instituto propio

La reglamentación de la ley 24.800 abre la posibilidad de que la actividad cuente con una política de alcance nacional

Martes 30 de setiembre de 1997 | Publicado en edición impresa

Con la firma del decreto 991/97, queda reglamentada la ley 24.800, conocida como ley del teatro. A partir de este requisito, se creará el Instituto Nacional de Teatro, para legislar y fomentar la actividad en todo el territorio del país.

Más que satisfecho se encuentra Lito Cruz con esta reglamentación. Después de meses de marchas y contramarchas, diálogos y concertaciones, ahora puede invertir sus energías en la creación del Instituto Nacional de Teatro (INT), del cual, por designación presidencial, será su director general.

Como participante en la elaboración de la reglamentación, Cruz anticipa algunas intenciones a partir de la creación del INT.

_Salió la nueva ley y no se puede dar marcha atrás.

_Así es; ahora, lo que resta es lanzar los concursos en nivel nacional para elegir los delegados provinciales por concurso y, a partir de ahí, la formación de un consejo de notables, para lo cual ya propuse a Cipe Lincovsky. Estos delegados eligen al representante regional que va a formar parte del Consejo de Dirección del INT. Este estará formado por catorce miembros: cinco regionales, un representante de la Secretaría de Cultura y seis representantes de todo el país, que serán elegidos sin tener en cuenta la provincia o región. Estos manejarán la política teatral del país.

_Además de estimular y fomentar la actividad teatral del país, ¿qué otros atributos tiene el INT? ¿Tendrá una sala propia?

_Por ahora, no. La política que se va a encarar en el primer año es tratar de poner un setenta por ciento del presupuesto en la infraestructura de las salas del país, equipamiento técnico (lumínico y de sonido), y el treinta por ciento para la promoción y el fomento del teatro. El segundo año, tal vez, llegue a un 50 y 50, y el tercer año, al revés, un 30 por ciento para el mantenimiento de las salas y un 70 por ciento para el fomento. Por lo menos, esto es lo que voy a plantear en el consejo, porque si no tenemos las salas equipadas con confort, para que el público sienta que es bien recibido en un espacio con cierta comodidad, es no considerar al espectador.

_¿Y el segundo paso...?

_Habrá que ver cómo se relaciona el INT con otros organismos oficiales o privados, por ejemplo, la radiodifusión. Por otra parte, hablaré con empresas de electricidad, luz y gas para que los teatros puedan tener, por convenios que haga el INT, rebajas en esos servicios. Esto tiene que ver con las salas de la Capital y de las provincias.

_¿Habrá un espacio para registros audiovisuales del teatro?

_Está considerado, dentro del proyecto, un espacio o un departamento que tiene que ver con lo audiovisual, que va a tratar de seguir con el programa de televisión que inició la Dirección de Teatro, "Todo teatro", y además coleccionar lo que se ha hecho con el ciclo de "Doscientas ciudades cuentan su historia", más todas las obras que se estén haciendo en el país. Esto va a depender del monto del presupuesto. Nosotros tenemos un presupuesto del 10 por ciento, como máximo, para gastar en la parte administrativa. No sé si el rubro audiovisual entra dentro de este diez por ciento.

_¿También incluyen a los mimos, los títeres, la danza?

_Sí. Voy a proponer que los mimos sean un organismo con cierta autonomía, que puedan tener su dinero anual para sus fiestas provinciales y nacionales. Lo mismo con los títeres y el teatro danza. Organismos que a su vez van a avalar a cada uno que solicite subsidios, si no, no hay forma de ser justos con la distribución de la plata. El tema es que, tanto con los mimos, los títeres y teatro danza, estén todos involucrados y no quede nadie afuera.

_El presupuesto no va a alcanzar para todos los interesados.

_Creo que si hacemos un plan a cinco años, la persona que hoy recibe el dinero por cinco años no puede pedir. Los que no reciben hoy saben que pueden recibir el año que viene o el otro. Pero para eso todos tienen que tener un plan transparente de lo que se está haciendo con la plata. Es lo que yo pienso, vamos a ver en la práctica. Puede que llegue a ser transparente con catorce personas de todo el país y reuniones trimestrales con los representantes de cada región. El primer paso será un congreso nacional con toda la gente de teatro del país, por lo menos cinco por cada provincia, en tres días de trabajo, con comisiones, para llegar a la conclusión de cuál va a ser la política teatral del año. El gran problema son las discusiones regionales.

_¿Conseguir la ley ha sido un triunfo?

_Lo que hay que rescatar, que no se puede dejar de valorar, es que esto es consecuencia de la lucha de la gente de teatro desde hace 50 años, apoyada por Ramón Giménez y Carlos de la Rosa, presidentes de las comisiones de cultura de Diputados y Senadores, respectivamente, y de Pacho O´Donnell, quienes se pusieron al frente para sacar el proyecto adelante.

_Hablando de temas conflictivos, ¿se derivarán fondos para el presupuesto del Cervantes?

_Ese era uno de los puntos de discusión. Osvaldo Dragún, director del Cervantes, fue a hablar a Hacienda para explicar que si el INT contaba con un presupuesto nacional anual de entre 9 y 11 millones de pesos, no se le podían sacar 4 millones para el Cervantes. Sería ir en contra de la ley. Dialogamos con Hacienda y concedieron para esa sala tres millones. Fuimos a hablar con el presidente del bloque justicialista de la Cámara de Diputados, Humberto Roggero, y nos garantizó que el millón restante también iba a salir del presupuesto nacional.

_¿Dónde va a estar la sede del INT?

_El director nacional de Bienes del Estado, Jorge Gustavo Simeonoff, nos propuso tres alternativas: una casa en Guido al 1500, otra en Las Heras y otra en la Avenida de Mayo. Hoy tendremos una reunión para decidir cuál va a ser la casa. Lo más importante es que el éxito de esta ley se basó en el diálogo.

Susana Freire

La escena, con todo el respaldo de la ley

Con el decreto 991/97, que reglamenta la ley 24.800, conocida como ley del teatro, se pone en marcha la creación del Instituto Nacional de Teatro, ente autárquico en jurisdicción de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, para fomentar la actividad del teatro independiente en todas sus expresiones y en todo el país.

En un plazo de 120 días, deberán elegirse los 14 miembros que integrarán el Consejo de Dirección, presidido por Lito Cruz, designado por el Presidente como director del Instituto Nacional de Teatro.

Los miembros del directorio, elegidos por concursos públicos de antecedentes y oposición en el término de 90 días, representarán a todas las regiones culturales del país

Facultades

La reglamentación establece la creación del Régimen de Concertación con el teatro independiente, para lo cual se establecerá el Registro Nacional del Teatro Independiente. Por medio de este régimen, el INT procederá a la concertación con grupos de teatro independiente, con espectáculos y con personas físicas o jurídicas, titulares de salas independiente, espacios no convencionales y espacios de experimentación, a fin de promover las creaciones, investigaciones, documentaciones y enseñanzas, en todo el territorio nacional, privilegiando a los autores nacionales. Los grupos de teatro acreditarán antecedentes y las salas independientes deberán presentar una programación anual.

Además, el reglamento establece contribuciones a la producción para el montaje o mantenimiento en escena; contribuciones a las salas, destinadas al mejoramiento, desarrollo y crecimiento de su infraestructura arquitectónica y técnica.

El INT dictará la normativa adecuada para efectivizar las contribuciones al montaje y mantenimiento en escena y establecerá los aportes que, por medio de créditos y subsidios, otorgará a las salas teatrales consideradas de interés cultural. Las salas no podrán cobrar seguros y se manejarán con porcentajes sobre lo recaudado.

Presupuesto

El presupuesto del INT estará conformado por un ocho por ciento que el Comité Federal de Radiodifusión transferirá diariamente de la recaudación efectivamente recibida por dicho comité y por el uno por ciento de los impuestos a los juegos de azar que recauda la Lotería Nacional.

Sin precedente en la historia

Por primera vez en la historia del teatro argentino, los actores, productores, empresarios, directores, escenógrafos, rubricaron con su presencia en el Congreso la necesidad de contar con una ley de teatro.

En cada debate legislativo, las galerías poblaban los rostros conocidos del cine, la radio, la televisión y el teatro para todos. Algunos de los que participaron en esta movilización expresan su opinión.

Pepe Soriano: "Durante estos 50 años de espera, hemos protestado y luchado tanto. Salió, y en esta salida hay mucha gente anónima, pero hay figuras que han peleado, Pacho O´Donnell, por ejemplo. Lito es el primer funcionario, que yo conozco, que recorre todo el país y habla con toda la gente. Yo pensaba: es un buen actor, es un hombre de teatro y ha hecho una tarea, calladito, con un silencio abrumador. Es muy responsable de esto que ya está en la calle y parece un sueño. Ahora, poner la rueda en marcha va a ser muy duro. Los interrogantes se abrieron: hay una zona maligna en cada individuo. Hay que ver si esa zona maligna alcanza a perjudicar el funcionamiento de una ley. Hablo de los intereses personales y mezquinos. Creo que todos vamos a colaborar, sobre todos aquellos que tenemos un camino hecho. Nos da una tranquilidad el poder mirar hacia atrás y sentir que las aspiraciones hacia adelante tienen que ver más con lo colectivo, con el servicio hacia una comunidad, que con lo personal. Laburemos para la gente."

María Rosa Gallo: "Es un triunfo. Ya está cerrado el ciclo y se cierra con buenos augurios. Eso espero. Acá se le da tan poca importancia a la cultura, no ha interesado mucho a nadie. Nos importa muchísimo a los que la hacemos."

Juan Carlos Gené: "Me parece imposible haber conseguido la ley. Me impresionó mucho y me pareció altamente positivo, porque no tiene precedente en la historia del teatro de este país. Creo que tenemos que ser nosotros, la gente de teatro, los que tenemos que estar muy atentos y vigilantes para que no se desvíe de los verdaderos y originales objetivos y preste un servicio al teatro del país. Tiene la virtud de romper con una tradición histórica viciosa: que el Estado argentino sólo hace teatro oficial, lo que significa el apoyo de la actividad privada. Es un hecho fundamental y nuevo, que sucede en otros países. Estoy muy estimulado y espero que las cosas vayan por su propio camino."

Cipe Lincovsky: "Voy a seguir luchando por todo lo que hace falta para trasladar la ley desde el papel hasta el teatro, la gente, el país. La parte más difícil de este sueño ya la logramos. Me alegro mucho de que Lito me ofreciera ser jurado del comité de selección del INT. Recorrer el país, y con alguien de tanto empuje como Lito, que no es un funcionario, es un hombre de teatro en la función. Para mí es una pequeña medalla que me dan para participar en el teatro del país."

Roberto Cossa: "Ahora viene lo que en estrategia es clave: formar el INT, porque de la sensatez, honestidad y coherencia del Consejo de Dirección depende todo. El instrumento está, ellos son los que tocan. Si ellos desafinan, sonamos. Hay un muy buen director, un irreprochable, y supongo que las provincias van a elegir bien. La gente de teatro es más artesanal, está más cerca de las cosas. Se sabe quién trabaja bien y quién se roba tornillos. Hay que vigilar al INT y apoyarlo."

Recoger los frutos

El proyecto de la ley de teatro se movilizó en la Secretaría de Cultura de la Nación durante la gestión de Pacho O´Donnell. Ahora, lejos de toda función, el ex secretario se muestra satisfecho con los resultados.

"Se cierra un círculo que se inició en el despacho de la Secretaría de Cultura, con mucha gente que participó, como Lito Cruz, el diputado Ramón Giménez, el senador Carlos de la Rosa, diputados y senadores que han apoyado este tema, gente de teatro. Creo que es un logro y un hallazgo haber tomado de la ley del cine la posibilidad de contar con un aporte del Comfer, y de la Comisión de Bibliotecas Populares la idea de obtener una financiación de los juegos de azar. De esta manera, se independiza el INT de todos los vaivenes políticos y del mayor o menor entusiasmo de los funcionarios, y le da recursos propios. Creo que es una gran iniciativa y el teatro va a tener otras posibilidades, entre ellas, enfrentar la crisis que se traduce en cierres de teatros y estimular propuestas de riesgos, la investigación teatral, la difusión en las escuelas. Estoy muy entusiasmado y agradecido a la gente de teatro que respondió a las convocatorias. La gente de teatro aprendió que ya no bastaba con sentarse frente al Teatro San Martín, sino que había que ir a pelear al lugar donde se deciden las cosas." Quedaba una pregunta que guarda relación con la posibilidad de ser designado al frente de ATC.

"No he tenido ningún ofrecimiento. Sé que mi candidatura circula en forma independiente."

_Pero... ¿le interesaría?

_Depende... Depende en qué circunstancias.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=77837

sábado, 27 de septiembre de 1997

Apoyo económico a los grupos de teatro independiente

RECURSOS PARA CRECER: REGLAMENTARON LA LEY DEL TEATRO Y YA ESTA EN VIGENCIA

Habrá 10 millones anuales para elencos de todo el país que trabajen en salas de hasta 300 butacas La ley sancionada hace cinco meses estableció que los fondos provendrán del COMFER y de Lotería Nacional.

Un decreto del Gobierno reglamentó la Ley Nacional de Teatro Nø 24.800, luego de cinco meses de espera desde que fue sancionada por el Congreso el 20 de abril pasado. Con el decreto 991/97 firmado el 24 de setiembre por el presidente Carlos Menem, entró en vigencia esta ley que apoyará la actividad de más de 2.000 elencos independientes argentinos que trabajen en salas de hasta 300 butacas. El Instituto Nacional de Teatro (INT), que dirige el actor Lito Cruz y fue creado con esta ley, manejará un presupuesto estimado en 10 millones de pesos anuales. No es una cifra tan grande, si se compara con los 53 millones anuales que maneja el Instituto Nacional de Cinematografía. Pero mientras una película promedio cuesta 500.000 pesos, una producción teatral independiente puede hacerse por menos de 30.000 pesos.El decreto establece un plazo de 120 días para elegir por concurso público a los 14 miembros del directorio del INT, donde estarán representadas todas las regiones del país. Aún no existe una sede oficial para el INT, que por ahora funcionará en las oficinas de la Dirección Nacional de Teatro, dependiente de la Secretaría de Cultura de la Nación.El INT creará un registro nacional de elencos independientes y tendrá amplios poderes para dar créditos y subsidios a estos grupos, privilegiando las obras de autor nacional. También podrá subsidiar a determinados espectáculos que considere de interés cultural y a los dueños de pequeñas salas que quieran reequiparse. El presupuesto de 10 millones de pesos anuales para el INT se formará con el 8 por ciento de la recaudación anual del COMFER y el 1 por ciento de los impuestos a los juegos de azar que recauda Lotería Nacional.En su artículo 17, el decreto establece que la distribución de los fondos asignados a los grupos teatrales se publicará en el Boletín Oficial.La puesta en marcha del Instituto va a crear muchas fuentes de trabajo para los actores, sobre todo en el interior del país, estimó la secretaria de Cultura de la Nación, Beatriz Gutiérrez Walker.La funcionaria agregó que los diez millones pueden parecer una cifra modesta, pero es solamente el principio para poder articular una política teatral que llegue realmente a todo el país. Si hay más teatro puede haber televisación de espectáculos y eso generará más público, es como una bola de nieve que empieza a crecer.Tradicionalmente, en la Argentina la actividad teatral se organizó alrededor de empresarios privados que son dueños o alquilan salas y contratan elencos de primeras figuras. Existen también los teatros estatales, que dependen de los gobiernos provinciales o de la Nación. Pero el teatro independiente, que tiene más de medio siglo de historia en nuestro país, fue siempre un sector culturalmente desprotegido.El apoyo del INT llegará en la forma de un régimen de concertación con grupos de teatro, con determinados espectáculos o con personas físicas que sean dueñas de salas experimentales. El apoyo económico será para el montaje y también para el mantenimiento del espectáculo. La cifra se estimará en función de los costos de producción y el interés cultural de la obra. Por eso la nueva ley establece que el INT determinará cuáles son las creaciones de interés cultural, definiendo también a quiénes se considera trabajadores del teatro. Con esa finalidad se crea el Registro Nacional del Teatro Independiente.Los grupos que aspiren a lograr apoyo del INT deberán presentar un plan de trabajo a desarrollar durante un año, que incluya la producción y estreno de una o más obras, preferentemente de autor argentino. El grupo tendrá que acreditar al menos dos años de trayectoria estable. La reglamentación establece que un espectáculo concertado es el que reúne a un elenco para un único espectáculo en una sala independiente. Recibirá una ayuda del INT sólo para ese espectáculo.La concertación con dueños de salas independientes se hará con el compromiso de que en estos teatros no se podrá cobrar nada a los elencos que allí actúen. El dueño solamente podrá cobrar un porcentaje sobre la recaudación de boletería. Tendrá que presentar una programación anual de al menos 8 meses de duración con un mínimo de 2 funciones semanales.Los subsidios estatales son comunes en Europa, donde el teatro se considera un derecho público y el apoyo llega a todos -oficiales, privados e independientes- en distintas escalas. Estos subsidios se discuten habitualmente en las legislaturas, donde siempre se reafirma la antigua política cultural que apoya al teatro.En Alemania, el gobierno federal gasta 2.600 millones de dólares anuales sólo en las 587 salas estatales y las 178 privadas. Además hay subsidios municipales.En Francia, el gobierno subvenciona con 1.000 millones de dólares anuales a los 5 teatros nacionales, 43 centros dramáticos regionales y 400 compañías teatrales que convocan a 3 millones de espectadores por año. Estos subsidios no cubren el total de los gastos en el caso de los privados, pero pueden asociar sponsors.Italia subvenciona a 14 teatros nacionales, 13 entes líricos y 450 elencos teatrales en gira con cifras que no bajan de los 200 millones de dólares anuales. Inglaterra destina 50 millones de dólares anuales a sus dos grandes elencos estatales, la Royal Shakespeare Company y el National Theater, además de apoyar a 600 elencos independientes sólo en Londres.

Fuente: http://edant.clarin.com/diario/1997/09/27/e-05001d.htm

miércoles, 13 de agosto de 1997

Las equivocaciones no tienen fin

Una historia llena de equivocaciones que recorre la ciudad

La Plata, 13 de agosto de 1997 /Luces y sombras del espectáculo HOY

Dispuestos a colmar el vacío aterrador de los escenarios, el grupo de teatro de "La comedia de las equivocaciones" emprendió, después de exitosas funciones en el Pasaje Dardo Rocha, una gira por los reductos platenses.

Por Ana M. Tótoro y Germán R. Zaupa
Especial para "Hoy"

Hombres que no son lo que parecen ser, identidades trastocadas en encuentros y desencuentros, el amor, el criado lleno de picardía, la búsqueda, la instancia del azar que define el curso de la vida, todo el universo de la comicidad moderada y elegante de William Shakespeare, están presentes en esta obra.

"La comedia de las equivocaciones", adaptada y dirigida por Yirair Mossian e interpretada por Ernesto Meza, Jorge Caballero, Rosana Vignoni y Juana González, pertenece a la primera época shakespeariana. Esta comedia es una recreación de la obra "Mellizos", de Plauto, y es su producción literaria más corta.

El elenco está formado por egresados de actuación de la promoción 1996 de la Escuela de Teatro de La Plata: "La pusimos en escena en el Coliseo Podestá cuando egresamos, a modo de despedida; luego la representamos ocacionalmente en distintos escenarios hasta que ganamos el concurso de La Comedia Municipal de La Plata y, desde abril, la estamos representando ininterrumpidamente", señaló el grupo.

Después de varias semanas en el Pasaje Dardo Rocha, con funciones sábados y domingos a sala llena, el equipo de "La comedia de las equivocaciones" emprendió una gira por distintos escenarios de la ciudad.

El Centro de Jubilados y Pensionados de City Bell y el Club Mundial, fueron los lugares elegidos para dar comienzo a esta serie de actuaciones, éstas coincidieron con la finalización de las vacaciones de invierno y su feliz comienzo anuncia una exitosa temporada.

En la puesta en escena se destaca el juego y la dinámica de la escenografía, a cargo de Liliana Cáceres, la cual es aprovechada para crear distintos ambientes: "Cuando empezamos a ensayar la obra, contábamos con algunos pocos elementos decorativos en la escena para apoyar y subrayar la acción teatral; cuando se incorporó la escenografía, nos tuvimos que adaptar a ésta y tratamos de utilizarla en su totalidad", recordó el elenco.

En la operación técnica se encuentran Florencia Torres, Margarita Dillon, Soledad Torres y Liliana Cáceres; el vestuario está diseñado por Silvina Conturvi y la música original es de Daniel Gismondi.


Un amo y su criado en busca de sus hermanos

"La comedia de las equivocaciones" cuenta la historia de un amo y su criado que vagan por el mundo en busca de sus respectivos hermanos gemelos desaparecidos en un naufragio.
La ciudad de Efeso es el lugar en donde ocurren las más inesperadas equivocaciones; nadie sabe quien es quien y todo el mundo se confunde con todo el mundo en medio de encuentros y desencuentros.
Esta equilibrada suma de la sustancia del texto con la puesta al día de los recursos teatrales y el imprescindible ingrediente de la buena actuación, no hubiese sido posible sin un elenco comprometido, dúctil y homogéneo como el reunido en esta comedia.

Fuente: Hoy

viernes, 25 de julio de 1997

Shakespeare a los barrios

"La comedia de las equivocaciones" hace este fin de semana sus dos últimas funciones en el Pasaje Dardo Rocha.

Estrenada en octubre pasado como producto final de la Escuela de Teatro por un grupo de alumnos que egresaba, "La comedia de las equivocaciones", de William Shakespeare, fue adaptada y dirigida por Yirair Mossian para la oportunidad.

Por entonces ninguno imaginaba que en menos de un año se realizarían treinta y nueve funciones de la obra con un promedio de público de 70 personas por función, Juana González, Rosana Vignoni, Ernesto Meza y Jorge Caballero, lograron que "La comedia de las equivocaciones" fuera algo más que una obra de fin de curso. Hicieron con ella una función en el Coliseo Podestá, que fue declarada de Interés Municipal, y con ella también ganaron el concurso de la Comedia Municipal.

Hoy conforman uno de los cuatro elencos de teatro para adulto de la Comedia, hicieron presentaciones desde principios de junio en la sala B del Pasaje Dardo Rocha -donde mañana a las 21 y el domingo a las 19 ofrecerán las dos últimas funciones con entrada gratuita- y se preparan para salir por los barrios y la periferia de La Plata. "Si bien ganamos con el rubro adultos, esta obra es para toda la familia", aclararon los actores. "La adaptación tiene que ver con la cantidad de actores y personajes. En esta versión somos cuatro actores y ocho personajes pero el tema Shakespeare está: el lenguaje, los giros y el encuentro de los gemelos perdidos", adelantaron.

Fuente: El Día

sábado, 19 de julio de 1997

Primer Festival Internacional de Teatro de Buenos Aires 1997 - Argentina

Escenario Buenos Aires

La Nación anticipa todos los detalles y la programación del Festival Internacional de Teatro que se realizará, en octubre, en esta capital, con destacados elencos extranjeros y nacionales.

Sábado 19 de julio de 1997 | Publicado en edición impresa LA NACION

En octubre, más precisamente desde el 2 hasta el 12 de ese mes, tendrá lugar el primer Festival Internacional de Teatro de Buenos Aires. Y en octubre hay elecciones de diputados.

Darío Lopérfido estará en el centro de ambas escenas. Además de ser el subsecretario de Cultura del Gobierno de la Ciudad, es la cabeza visible del equipo que llevó adelante el proyecto del festival y, por otra parte, ocupará el segundo lugar de la lista de la UCR.

-¿Cómo se las arreglará para sostener dos"campañas" al mismo tiempo?

-Con el festival estoy muy tranquilo, porque comenzamos a trabajar con mucha anticipación, a fines del año último. Seguro que sufriré desgaste personal..., pero juntar al festival con mi candidatura. Esta coincidencia es fortuita: el festival ya tenía fecha antes de que apareciera la posibilidad de estar en la lista. No voy a politizar el festival.

-De hecho, se le va a politizar por añadidura...

-Sí. Podría tomar la decisión de retirarme, pero no lo voy a hacer. Durante la campaña electoral, yo le propuse su realización a De la Rúa, que estuvo de acuerdo. Y después lo llevé adelante. Retirarme sería una falsedad, porque el festival ya tiene mi impronta.

-El antecedente más cercano es el del Festival de Cine de Mar del Plata, en el que hubo mucho revuelo con el tema económico. ¿Qué mecanismos informativos piensan implementar para que, al menos por una vez, haya transparencia al respecto?

-El Festival de Mar del Plata es modelo de lo que no se debe hacer. Nuestro festival será muy barato. Trabajamos con gerenciamiento, con contactos, con una idea de administración moderna y con tiempo. Pudimos hacer negociaciones muy ventajosas. Ya puedo dar algunos números puntuales, y el balance final del festival se va a presentar a la prensa una semana después de que termine.

-¿Cuánto será el costo total?

-Estaremos en el orden los 800 mil pesos. La Secretaría de Cultura pone 250 mil pesos y calculamos que la venta anticipada de abonos aportará otros 200 mil pesos aproximadamente. Además, hay que sumar lo que ponen los gobiernos extranjeros y los sponsors. Hasta ahora nos venimos manejando con auspiciantes que apoyan puntualmente determinados espectáculos. Ya pusieron unos 150 mil. Y ahora terminaremos de abrochar con los auspicios generales, que calculamos pondrán otros 150 mil.

-Cuando se anunció el Festival de Cine de Mar de Plata, también se puso el acento en auspicios que después no aparecieron. ¿Qué harán si a ustedes les pasa lo mismo?

-Descarto esa posibilidad. Los auspiciantes ya están muy hablados. Creo que el festival es muy atractivo para ellos. Y, además, con cada una de las compañías hubo un proceso puntual: la de Israel, hasta hace un mes, generaba gastos. Ahora todo los costos de traslado los paga la AMIA, el gobierno de Israel y empresas de capitales israelíes residentes en Brasil, porque ese elenco también participará en el festival de Porto Alegre. Y, además, la AMIA se quedará con una función. El auspicio no sólo se concreta a través de dinero en efectivo. En algunos casos hasta nos viene mejor que paguen cosas a que pongan dinero.

-¿Ustedes crearon algún tipo de fundación para manejar los fondos?

-Estoy muy vacunado con lo que pasó en Mar del Plata. Todas las sospechas de corrupción recayeron en la fundación. Esas instituciones aportan mecanismos muy interesantes, pero se quemaron porque se las utilizó de un modo corrupto. Al festival lo hace directamente el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Lo hace directamente el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con la ventaja de que, al tratarse de papeles públicos, cualquier ciudadano puede pedir rendición de cuentas.

Todo tiene precio

El funcionario informa que cada abono costará setenta pesos por diez espectáculos, mientras que las entradas sueltas costarán entre 9 y 11 pesos. "Todo abono va a incluir dos o tres espectáculos top, además de espectáculos latinoamericanos y nacionales. Nos interesa mucho que la gente vea estos últimos. Esta es, en cierto modo, una venta rehén. Si comprás el abono que incluye una entrada para el Berliner Ensamble, incluye también dos espectáculos nacionales en salas alternativas.

-Usted dijo: espectáculos top por un lado y latinoamericanos y argentinos por el otro. ¿Hay que entender que los latinoamericanos no son top?

-No, perdón, lo dije mal. Creo que naturalmente la gente va a estar muy interesada por ver a Hanna Schygulla, que es una estrella, o la última puesta que, antes de morir, Heiner Müller hizo con el Berliner; a los franceses o a los eslovenos. Pero, por ejemplo, la compañía del colombiano Alvaro Restrepo también es excelente y, hasta ahora, nunca vino al país.

-En el medio teatral se denomina estética festivalera a productos escénicos que terminan siendo concebidos para ingresar en las programaciones de los festivales: puestas fáciles de trasladar, exceso de teatro antropológico y puestas al borde del puro tic. ¿Tuvieron en cuenta ese riesgo al programar?

-Nosotros tuvimos muy buenas negociaciones con los organismos internacionales, como el Goethe, el British y otros por el estilo. Suele ocurrir que ellos ofrezcan esa clase de espectáculos. Cuando negociamos con el Goethe, enseguida nos pusimos de acuerdo en que había que traer "...Arturo Ui" y no un espectáculo alemán concebido únicamente para girar por el mundo. Lo mismo ocurrió con la compañía francesa de Mathias Langhoff: nos habían ofrecido traer una versión reducida de su espectáculo, con menos escenografía. Nosotros preferimos trabajar con un auspiciante, que es un banco francés, para poder traer la versión original y completa. Aseguro que los espectáculos que se van a ver acá son iguales a cómo se presentaron en parís o en el festival de Colombia.

-¿Cuál fue la reacción de las compañías internacionales cuando ustedes las invitaban a venir a un festival austral y primerizo?

-Hasta que nos metimos en eso yo no tenía idea de lo que representa Buenos Aires como atractivo. Todos mostraron mucho entusiasmo por venir. Hanna Schygulla, por ejemplo, viaja directamente desde Australia, un viaje larguísimo...

-Hace unos dos años sonó muy fuerte que iba a venir la compañía de Arianne Mnouchkine, pero trascendió no se concretó por temor a la situación política de la región. Y también se sabe de algunas compañías que son reticentes a ir al festival de Colombia por los mismos motivos. ¿A ustedes no se les yabranizó el festival?

-No, no lo notamos. Al contrario: Buenos AIres mantiene un prestigio cultural fuerte. Por ejemplo, nosotros ya no teníamos mucho presupuesto disponible, pero todo lo que hicieron los eslovenos para venir fue conmovedor.

Si la primera pregunta fuera por qué hacen el festival, yo contestaría: porque Buenos Aires tiene que mostrar que es la ciudad líder en el mundo de habla hispana en términos de artes escénicas.

-Entre quienes miran con recelo al festival, el argumento más frecuente es que ese dinero habría que invertirlo en producciones locales. ¿Usted qué contestaría?

-Escuché ese argumento. Quiero recordar que cuando el Movimiento de Ayuda al Teatro (MATE) hizo el año último su acto en la Manzana de las Luces, dentro de las propuestas culturales que les entregaron a los candidatos a intendente estaba la realización de un festival internacional.

Y, además, haciéndolo, también estás poniendo plata acá: vamos a tener estrenos argentinos y estamos tratando de que sigan en cartel después de que termine el festival. Y también creo que va a reactivar al público de teatro, que está muy alejado de las salas.

Si no creamos una nueva base de público, cualquier tipo de ayuda que le brindemos al teatro será insuficiente....

-¿Se quedaron con las ganas de traer algún artista importante?

-Sí, Peter Brook. Lo intentamos hasta último momento, pero él ya tenía otros compromisos. Hicimos todo lo posible para traer su versión de "Los días felices". Fui a París a intentarlo personalmente, pero no se dio. Es un maestro.

-¿Y Milva?

-Milva es carísima. No la podemos traer por la plata que pide: más o menos 40 mil pesos para cada una de las tres funciones. Y nosotros le podíamos ofrecer eso por las tres. Todavía lo estamos intentando, no está dicha la última palabra.

Pablo Zunino

Diez días para saltar de butaca en butaca

Programación: veinte elencos internacionales y otros tantos estrenos nacionales conforman una grilla donde hay teatro, danza y música.

  • Alemania. "La resistible ascención de Arturo Ui". Berliner Ensamble. Regie: Heiner Müller.

"Hanna Schygulla chante Jean-Marie Séniaz".

  • Francia. "Folie", por la compañía del Centre Choreografique National de Nantes, con coreografía de Claude Brumachon.

"Ile de Salut, rapport 55 sur la colonia pénitentiaire", de Kafka, dirigida por Matthias Langhoff.

  • Inglaterra. "LOVE", basado en los sonetos de Shakespeare, por el Volcano Teatro, dirigido por Nigel Charnock.
  • Eslovenia. "La cantante calva", de Ionesco, por la compañía Primorsko Dramsko Gledalisce, dirigida por Vito Taufer.
  • Polonia. "Carmen fúnebre", de y por el Teatr Biuro Podrozy, dirigido por Pawel Szkotak.
  • Israel. "Aide memoire", por la Kibbutz Contemporany Dance Company, con coreografía y dirección de Rami Beter.
  • Bélgica. "7 for a secret never to be bold." Compañía: Ultima Vez. Coreografía y dirección: Wim Vandekeybus.
  • España. "Híbrid", por el Semola Teatre, dirigido por Joan Grau Roca.

"Romeo y Julieta", por el Ur Teatro, dirigido por Helena Pimenta.

  • Estados Unidos. "Wind" y "River", por la compañía Eiko & Koma, conel Kronos Quartet.

Concierto del Kronos Quartet.

  • Túnez. "Femtella", por la compañía El Teatro.
  • Brasil. "Final de partida", por la compañía dirigida por Rubens Rusche.

"O estranho senhor Paulo", por la compañía Teatral Face a Carretos, dirigida por Camilo de Lélis.

  • Colombia. "Rebis", por la compañía de danza-teatro Athanor, dirigida por Alvaro Restrepo.
  • Bolivia. "Las abarcas del tiempo", escrito y dirigido por César Brie. Compañía Teatro de los Andes.

Luzmila Carpio y sus Llaqtamasikuna. Espectáculo musical.

  • Uruguay. "Juego de damas crueles", de Alejandro Tantanián, con dirección de Mariana Percovich, por el grupo La Caballeriza.

Estrenos locales

"Un guapo del 900", con dirección de Juan Carlos Gené.

"Khora", espectáculo de música y danza contemporánea, de Diana Theocharidis.

"Vértigo", de y por el grupo Diablomundo.

"El cilindro", basado en un texto no teatral de Samuel Beckett. Dirección: Leonor Manso.

"Tango y fuga", coreografía de Ana María Stekelman.

"El fulgor argentino", creación colectiva del grupo Catalinas Sur.

"Breve teología para locos", escrito y dirigido por Luis González Bruno.

"Macocos fútbol club", por Los Macocos.

"La perla", espectáculo de danza-teatro dirigido por Carina Livingston.

"Kapelusz", escrito y dirigido por Alberto Muñoz.

"Madame de Sade", de Mishima, dirigido por Víctor García Peralta.

"Greek", de Steven Berkoff, con dirección de Francisco Javier.

"Movimiento sobre movimiento", con coreografía de Susana Szperling.

  • Grupo de danza de Roxana Grinstein.
  • Espectáculo de danza a cargo de Brenda Angiel, Mariana Belloto y Marta Lantermo.

"Duggandanza/Las Violetas", espectáculo de danza dirigido por Teresa Duggan yCelina Goldín Lapacó.

"Polaroid", con dirección de Mariano Pattin.

"Discusión tema: Fausto", teatro musical. Autores: María Inés Aldaburu, Martín Bauer y Carlos Lipsic.

"Des-enlaces", espectáculo de Mónica Viñao.

"Aria da capo", según puesta y dirección de Cristina Moreira.

"Los impunes", de Ariel Barchilín, con dirección de Lorenzo Quinteros.

"Invasión Retiro", espectáculo que se desarrollará en la Estación Retiro, a cargo del grupo Escena Subterránea.

  • Habrá, además, funciones de 19 espectáculos ya estrenados en el ciclo Género Chico, actualmente en el teatro del Pueblo.
  • Tres elencos del interior: "Uno", por La Cochera (Córdoba), "Algo de rojo en el gris", por el grupo Punto T, de Rafaela; y "La luz pendular", por el Teatro de las Dos Lunas, de General Roca.
Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=73106