domingo, 31 de diciembre de 2000

Niní, Libertad y los celos de Evita

TESTIMONIOS

Dos argentinas y divas de Latinoamérica, Libertad Lamarque y Niní Marshall, compartieron, además de la amistad, el destino común de ser alejadas del entorno del poder, y finalmente del país, en los años en los que se encendía la estrella política de Perón y Eva Perón.

PATRICIA NARVAEZ

Eva Perón y Libertad Lamarque

Dos acontecimientos recientes acercan con mayor detalle ciertos episodios folletinescos de la historia argentina. El 12 de diciembre, la muerte en México de la rosarina Libertad Lamarque generó obituarios que reconocen la calidad de la obra de la cantante y actriz. A su vez, a principios de este mes, en el centro de Villa Carlos Paz, Córdoba, quedó inaugurada la calle Niní Marshall, en homenaje a la actriz que había muerto el 18 de marzo de 1996.

Los recordatorios traen a la memoria la amistad que unió lejos del país a dos mujeres también enlazadas por sus sinuosas relaciones públicas y privadas. Ambas cosechaban sólidos éxitos en la escena del continente. Intentaban superar primeros matrimonios truncos a causa de las particularidades de sus ex. Alcoholismo y puños levantados con asiduidad, en el caso de Libertad. Adicción al juego seguida de bancarrota, en el caso de Niní. Con una hija cada una -de la misma edad-, se animaron a formar nuevas parejas antes de ser obligadas a emprender la retirada.

Libertad eligió autoexiliarse en México, en 1946. Cuatro años después idéntica ruta tomó Marina Esther Traveso, alias Niní, al regresar sin pasaje de vuelta adonde acababa de ser nombrada la actriz más taquillera de la temporada por Una gallega en México (1949), película de Julián Soler.

Las dos llevaban consigo un equipaje de desconsuelos ante la demoledora demostración de poder que en Buenos Aires recibieron de parte del gobierno peronista. Por lo cual resulta comprensible que La Liber le haya organizado a Niní en 1948, una festiva bienvenida en el aeropuerto de México en la que sonaron mariachis.

La Casa Latinoamericana las albergó. Era un enorme edificio de apartamentos que compartían con otros argentinos —Amanda Ledesma, Juan José Piñeyro, Ulises Petit de Murat y Carmelo Santiago—.

Cosas de la casualidad: de allí debieron mudarse porque un temblor dejó enclenque la casa. No era la primera vez que un remezón de tierra repercutía en sus rutinas. El 15 de enero de 1944 un tremendo terremoto había sacudido a San Juan. Eran casi las nueve de la noche de un sábado. Todo se desplomó y diez mil muertos quedaron sepultados. Enseguida surgieron demostraciones solidarias desde distintos puntos del planeta.

Como otros militares nacionalistas del Grupo de Oficiales Unidos (GOU) Juan Domingo Perón pertenecía al gabinete del presidente de facto Pedro Pablo Ramírez. Ejercía de secretario de Trabajo y Previsión y secretario de Guerra. Ante la tragedia, Perón encabezó una convocatoria dirigida a figuras notorias. "Tengo el agrado de invitar a usted a la reunión que se realizará el martes 18 del corriente mes, a las 17 horas, en el recinto de esta secretaría (Palacio del Concejo Deliberante) a fin de considerar el plan de ayuda de las actrices a favor de las víctimas del terremoto de San Juan." El telegrama dirigido a Lamarque, Marshall, Mecha Ortiz, Iris Marga, Azucena Maizani y Silvana Roth, entre otras, lleva la firma del jefe de Asuntos Gremiales de la secretaría, Horacio Barrere, quien invoca una indicación de Perón.

Finalmente organizó una colecta por el centro de Buenos Aires. Resultó buena la idea de encomendar la misión a las famosas, que visitaron con sus alcancías a cuesta a los comerciantes. Perón reconoció el esfuerzo, decidió entregar una medalla a quienes más recaudaron. Coronó la inicia tiva con un acto celebrado el sábado 22 de enero en el Luna Park.

Según recuerda Angela Edelman de Abregó, única hija de Niní, las dos que encabezaron el listado solidario fueron su madre (4.964,50 pesos más 1.000 aportados por ella misma) y Libertad (3.900 pesos). Todavía conserva el anuncio oficial de la condecoración recibido por Niní.

La tarde del acto fue clave para los hechos que vendrían. El palacio de los deportes estaba repleto. Las versiones sobre cómo consiguió pasar al recinto la actriz secundaria Eva Duarte son varias. Homero Manzi le habría alcanzado una invitación. El casamentero Roberto Galán la habría presentado al general. A pesar del desaire del cantor Agustín Magaldi, sucedido apenas vino de Los Toldos a la gran ciudad, Eva tenía sus contactos: el columnista de Crítica, Edmundo Guibourg, facilitó su ingreso a la compañía teatral de Eva Franco, en la que debutó en el 35 como la mucama de "La familia de los Pérez". Su anterior amor, Emilio Kartulowicz, dueño de la revista Sintonía, la ayudó a entrar a radio Belgrano en el 43, donde después del golpe militar consiguió ascender.

Lo cierto es que esa tarde del 44, molesta por no haber logrado su presencia entre las estrellas, se proponía el arribo hasta el palco de honor. Esperó, aprovechó el momento exacto en que Libertad subió a cantar y ocupó la silla que ésta dejó vacía, al lado de Perón, para retirarse una vez terminado el acto en compañía de su futuro esposo y del mismo Imbert.

La Liber observó el enroque y apenas esbozó una sonrisa apretada. Considerada la estrella máxima e intocable, ella buscaba seducir al general. Sintió que le había mojado la oreja. Probablemente recordó otra sonrisa suya, pícara. En 1940 la opereta Tres valses, de Marchand y Willemetz, marcaba el esperado regreso de Lamarque al teatro. El día del ensayo general asistieron los críticos a El Nacional. Quedaron encantados con la puesta y rescataron a la par las cualidades de la primera figura y de una ascendente Fanny Navarro integrante del elenco. Algo misterioso ocurrió de inmediato: Navarro no llegó al estreno. Fue pasada a otra pieza de la compañía. A la salida del ensayo, Libertad saludó a Fanny con cordialidad. Podría haberle tarareado el tema que abría la obra, llamado El vals del adiós.

Después del Luna Park, se precipitaron otros acontecimientos: el general Edelmiro Farrell reemplazó en marzo a Ramírez y la Argentina declaró la guerra al Eje en el marco de la contienda mundial.

Perón retuvo la secretaría de Trabajo y sumó los cargos de vicepresidente y ministro de Guerra. Acrecentó su popularidad, continuó el noviazgo con Eva. Fue acorralado por otros militares y llevado a la isla Martín García. Vino la movilización del 17 de Octubre del 45, el casamiento y las elecciones generales que le permitieron asumir en el 46 la presidencia. Como primera dama, Eva ideó el Ateneo Cultural Eva Perón para propalar el peronismo en el ambiente artístico. La presidenta fue su íntima amiga Fanny Navarro. La suerte de La Liber, frente a la dupla, estaba cantada.

Se sabe que la gota que colmó el vaso cayó en el 45, mientras Libertad y Eva filmaban La cabalgata del circo, de Mario Soficci. Que Lamarque cacheteó a Eva, que Lamarque la ridiculizó, harta de sus llegadas tarde y de sus aires de vampiresa. Siguen las versiones... Por lo menos cabe tener en cuenta que Libertad admitió haberla frenado y escribió en sus Memorias que se trató de la disputa por un hombre.

Lamarque vio cerrados los contratos laborales. Pronto armó sus valijas y en México acrecentó su fama dentro del cine y la televisión. Al tango, agregó la exquisitez bolerística del dúo con Pedro Vargas. Llegó a ser la indiscutida Novia de América, independientemente de que el mote original perteneciera a Mary Pickford, estrella del Hollywood de los años 20. 

Nunca regresó a la Argentina para quedarse. En sus últimos años, alternaba entre sus casas de Miami y de México, el país testigo del hondo lazo que la unió a la Marshall: "Niní es una niña con quien hubiera querido jugar a las muñecas. Es la adolescente a quien hubiera querido leer mi primer poema. Es la joven a quien habría contado mi primer romance. Es la hermana gemela que me hubiera gustado tener para que nos acunara mi madre", dijo a Carlos Perciavalle en un reportaje.

Niní, en cambio, a pesar de Libertad y de lo bien recibida por el público, la crítica y los productores aztecas, necesitaba sondear la posibilidad de la vuelta. De su segundo marido, Marcelo Salcedo, se había separado. Encontró en su vecino Carmelo Santiago el tercer esposo. Pero Angelita, su hija entrañable, vivía en Buenos Aires. 

No había quedado clara su historia de censura en la radio en el 43, por "deformaciones del idioma" del lenguaje de sus personajes Cándida y Catita. Tampoco la posterior revocación de sus contratos en cine. Juan Duarte, hermano de Eva, secretario de Perón y novio de Navarro le mandó a decir que se había enterado de que en una cena "de pitucos", Niní había imitado a "la Señora" en términos insultantes. Difícil, a juzgar por la personalidad recatada que Marshall mantuvo en la trastienda.

Sin embargo en 1954, enterado de un viaje a la Argentina de la dramaturga y actriz, Raúl Apold, ex vocero de Sono Film y entonces secretario de Prensa presidencial, la llamó. A solas le informó que su prohibición había sido levantada. Y como prueba le presentó una tarjeta que revelaba el aprecio que le tenía el líder: "Querido Apold —dice—, me aferraron en la Presidencia y tengo para rato. Con gran pena me quedo sin ver a Catita, que debe estar muy bien y muy linda. Le ruego me perdone y me haga perdonar. ¡Otra vez será! Veré Carmen y después les felicitaré. Un gran abrazo. Perón (jefe de la secretaría del ministerio de Guerra)". 

Niní apenas pudo disimular el asombro. Ese documento se refería a que Perón no asistiría al estreno de Carmen, de Luis César Amadori, a fines de 1943. ¿Por qué recibía esas disculpas once años después? ¿Por qué Apold decidió cajonearla? ¿Qué sucedió en el medio para que ahora sí pudiera darse por enterada? 

Eva había muerto el 1º de mayo de 1952. Niní debió haber atado cabos. Mientras filmaba Carmen, en octubre de 1943, fue visitada por Farrell, entonces ministro de Guerra ("Qué feo", exclamó ella para sí, en el momento del saludo). Lo acompañaba el jefe de la secretaría del ministerio ("Qué buen mozo", pensó, al tiempo que Perón le decía: "Tengo mucho gusto de conocer a Catita").

Tal vez Niní comentó a alguien aquella primera impresión o sólo resultó muy evidente que hubo un cruce de miradas cordiales. Tal vez no era tan descabellada aquella versión en torno del comienzo del romance de Eva y Perón que afirmaba que la presentación durante el acto del Luna Park fue un formalismo, la aparición pública de una pareja nacida unos meses antes y tapada con la argucia de que Eva salía con otro militar. 

El ritual de Los Piojos despidió el milenio


UNA MULTITUD DISFRUTO DE LA FIESTA EN LA PLAZA MORENO

Alrededor de 50.000 personas cantaron cada uno de los temas de la banda. La fiesta fue completa. El grupo conmovió a la gente y el fervor de la multitud hizo lo propio con el quinteto

Una fiesta para recibir el 2000

Fuente. http://pdf.diariohoy.net/1999/12/31/pdf/21.pdf

sábado, 30 de diciembre de 2000

ACTUAR PARA VIVIR




de Marcelo Galvezhace

Año 2.000. El director de teatro Polo Lofeudo desarrolla un taller de teatro en el hospital neuropsiquiátrico de Melchor Romero, con el objetivo de generar un medio para que los internos se reencuentren con la vida.

Fuente: http://vimeo.com/54526332

Balance Teatral 2000

30 de Diciembre de 2000

Por IRENE BIANCHI

Los Niños Primero: es justo destacar que las producciones locales infantiles son cada año más esmeradas y variadas, no limitándose a las tradicionales vacaciones de invierno sino ofreciéndose durante todo la temporada. De lo visto, lo mejor: El Mago de Oz, deslumbrante puesta de Leo Ringer con lujoso vestuario y muy cuidadas caracterizaciones. Una Cenicienta llamada Jazmín, ágil y colorida versión del clásico de Perrault, en formato de comedia musical, dirigida por Andrea Bonafini y Leonardo Almiento. Misterio Azul, atrapante adaptación a cargo de Olga Anzolini de un cuento de Manuel Mujica Láinez, con excelente desempeño actoral. La Abejita Aventurera, divertida propuesta del joven autor y actor Juan Pablo Parodi, que recorre el mundo a vuelo de abeja. El Jarrón de Leche, lograda comedia musical infantil, escrita y dirigida por Gastón Marioni, que cuenta con la inspirada banda sonora de Marcela Monreal. El viaje a la isla del agua mágica, bella historia de fuerte impacto visual, basada en pinturas de Paul Klee y Henri Rousseau, plasmada por la Compañía de Teatro Crudo. El plato fuerte de la temporada: el IV Festival Internacional de Títeres, organizado por P&S Artistas Asociados (Teatros Pizzicatto y El Sombrero) y La Imaginaria, con 14 elencos y un enorme abanico de propuestas que convocaron entusiastas multitudes. La joyita del Festival: el peruano Hugo Suárez con sus Cuentos Pequeños, sencillamente sublime.

El Teatro Municipal Coliseo Podestá se lució con espectáculos ya probados y taquilleros como Confesiones de mujeres de 30, Art, Todo por que rías, El Cartero, Midachi, Porteños. También bailó al son de los parches de las murgas uruguayas "Falta y Resto" y "Araca la Cana" y del potente murgón local Los Farabutes del Adoquín, y se estremeció con el atávico canto a las raíces de la actriz mapuche Luisa Calcumil, en su Es bueno mirarse en la propia sombra. No faltó Shakespeare y sus Alegres Mujeres, de la mano de Claudio Hochmn, simpático divertimento que se anima a desacralizar al genial inglés.

Los espectáculos unipersonales fueron la "vedette" de la temporada. Elena Tasisto y su Isabel sin corona, inteligente pieza de Kado Kostzer, maravillosamente interpretada por la actriz; Rita Terranova en Diario de una camarera, dirigida por Manuel Iedvabni; la etérea y sutil Olga Knipper y su Querido Chéjov; la versátil María Inés Portillo, dirigida por Hebel Sacomani, en Cerrojos, un verdadero "tour de force"; el patagónico y "consonántico" Debrik Ankudovich, y su fulminante Veneno para hormigas; la audacia e ingenio de la polifacética Roberta Castro, autora, directora e intérprete de El verdugo maloliente; el retrato del anti-héroe de Humberto Constantini, Un señor alto, rubio, de bigotes, tiernamente encarnado por Ricardo Gil Soria; y como frutilla de la torta, el imponente Tato Pavlovsky dirigido por Daniel Veronese en La muerte de Marguerite Duras, un festín.

La flamante Sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino ofreció un interesante y muy variado ciclo de teatro de cámara. El Amante, un Harold Pinter de pura cepa, interpretado por Lorenzo Quinteros y Alejandra Rubio, dirigidos por Raúl Serrano; La secreta obscenidad de cada día, duelo actoral de los venezolanos Fermín Reyna y Dimas González en la piel de los míticos Sigmund Freud y Karl Marx; Monogamia, aguda reflexión de Marco Antonio de la Parra sobre las delicias de la vida conyugal, dirigida por Carlos Ianni, con las muy logradas y contras con las muy logradas y contrastantes actuaciones de Guido D'Albo y Roberto Municoy; La mosca blanca, otro provocativo contrapunto, a cargo de Jorge Ochoa y José María López, en una pieza escrita y dirigida por Eduardo Rovner; La Reina de la Noche, descarnada obra de Thomas Bernhard, recreada por Roberto Villanueva, en una puesta rigurosa y ascética; El espino, la duda, de Diana Amiama (1er. Premio del Concurso de Obras de Cámara de Autores Bonaerenses), dirigida por Roberto Aguirre, con una destacable labor de la joven María Victoria Moreteau en el rol protagónico, y Jugando con el General, de César Genovesi (1ra. Mención de dicho Concurso), con dirección de Daniel Dalmaroni, y un muy homogéneo desempeño actoral.

El Grupo La Gotera ofreció en su Viejo Almacén El Obrero una impactante y muy original versión de Ricardo III, dirigida por Marcelo Demarchi, en la que nada quedó librado al azar: ambientación, iluminación, música, vestuario y, fundamentalmente, una interpretación impecable. De la producción local, sin duda lo más sobresaliente de la temporada.

La Sala Discépolo cambió su fisonomía habitual para albergar La isla de los esclavos, divertida reflexión sobre el poder y sus implicancias escrita por Marivaux en el Siglo XVIII, ágilmente dirigida por Daniel Suárez Marzal, con un memorable Jorge D'Elía en el múltiple rol de presentador-relator-árbitro moderador. De la mano del mismo director, subió a escena La Dama Duende, de Calderón de la Barca, sabrosa comedia de enredos en una puesta chispeante y dinámica. Luego, un clásico de Wedekind, Despertar de Primavera, doloroso llamado de atención del autor alemán acerca de las irreparables consecuencias de los prejuicios, hipocresía, pacatería y autoritarismo de los adultos sobre los adolescentes.

Hablando de adolescentes, La Nonna mostró otra óptica en AdoleSce, que no es poco, vertiginosa pieza de Domingo de Oliveira dirigida por Lía Jelín, excelente ocasión para acercar a los "teenagers" al teatro (que no muerde).

El viejo Galpón de la Comedia de la calle 49 volvió a la vida con Circo Sueños, hermoso espectáculo ideado y dirigido por el español David Fernández Troncoso que combina armoniosamente distintas disciplinas, tales como actuación, canto, danza, acrobacia, malabarismo, y demás rutinas circenses.

El mágico ámbito de La Hermandad del Princesa ofreció un variado abanico de propuestas. Entre ellas, Detrás de las palabras, inquietante muestra de lenguajes teatrales no convencionales, bajo la coordinación de Beatriz Catani. Los actores venezolanos de La secreta obscenidad... presentaron en una única función ¿Hay tigres en el Congo? (o el SIDA no es asunto mío), formidable y provocativa reflexión sobre un tema sobre el que no se habla lo suficiente. Nora Oneto recreó el sórdido universo de Michel de Ghelderode con su versión de Escorial, contando con la visceral actuación de Juan Bozzarelli y Julián Bertoldi.

El Teatro Rambla recordó los horrores de la tortura en Imágenes Paganas, sobrecogedora visión de la crueldad de que es capaz el ser humano.

El grupo El Sabbat estrenó en el joven e hiperactivo Espacio Teatral del Juglar una suerte de siniestro aquelarre que dio en llamar Fatum, atrapante historia que nos embarca en un viaje hacia una dimensión desconocida.

La Fabriquera, sede de espectáculos de vanguardia, además de regalarnos la esperada visita de Pavlovsky, ofreció El Desmadre, pieza escrita y dirigida por Jorge Sánchez, que se sumerge en los misterios de la locura y la muerte.

En suma, una temporada rica, capaz de satisfacer los gustos más diversos.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20001230/espectaculos5.html

viernes, 29 de diciembre de 2000

Paula Almerares y Alberto Lysy en la Plaza Moreno

29 de Diciembre de 2000

Hoy tendrá lugar un espectáculo de envergadura que se realizará al aire libre y que tendrá como protagonistas a destacadas figuras del canto lírico y de la música clásica.

La Orquesta de Cámara Mayo, dirigida por L. Roggero, acompañada por el violinista internacional Alberto Lysy, esta noche a partir de las 20.30 ofrecerá un concierto en la plaza Moreno donde interpretará "Las cuatro estaciones", de Vivaldi.

En el marco de dicho espectáculo, en la segunda parte se presentará la soprano platense Paula Almerares junto a la Orquesta de Cámara Municipal, dirigida por Roberto Ruiz y Andrés Spiller. En este caso el programa incluye "Concierto de Navidad', de Corelli, el Motete, "Exultate, jubilate" de Mozart y "Música para los reales fuegos de artificios", de Haendel, que se acompañará con un show de fuegos artificiales.

Paula Almerares llegó a la ciudad para pasar las Fiestas junto a los suyos. Antes de venir estuvo trabajando en Japón y después del concierto de hoy viaja a Nueva York donde debutará en el teatro Metropólitan haciendo el rol que lanzó en su carrera internacional, el protagónico de "La Traviata". Después regresa a Italia, donde reside y donde la esperan otros compromisos como su participación en "Il Corsaro", en el teatro Leche, donde fue invitada por Katia Ricciarelli.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20001229/espectaculos2.html

Agenda del fin de semana: Teatro

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2000/12/29/pdf/27.pdf

miércoles, 27 de diciembre de 2000

Iñaki con el espíritu de Noel

27 de Diciembre de 2000

Por Eduardo Giorello

"Un cuento de Navidad". Basado en el ballet "Cascanueces" (Petipa - Ivanov - Tchaikovsky), con coreografía de Lilián Giovine. Actuación del Ballet Concierto. Dirección: Lilián Giovine y Esmeralda Agoglia. Intérpretes: Iñaki Urlezaga, Natalia Pelayo, María Massa, Miriam Coelho, Carlos Villamayor y elenco. Escenario al aire libre de la Municipalidad de La Plata, 25 de diciembre de 2000.

La existencia de Iñaki Urlezaga conlleva un eterno retorno. Radicado en Londres, donde baila en las filas de "The Royal Ballet", asumiendo en muchas oportunidades roles solistas y de primer bailarín, frecuentemente vuelve a la ciudad que lo vio nacer para reencontrarse con sus afectos y también para cumplir con "performances" que a veces alcanzan numerosas plazas del interior del país. Esta vez Iñaki permaneció en La Plata sólo cuarenta y ocho horas, que le sirvieron para el brindis navideño y para cumplir con una presentación frente a la Municipalidad, justamente con el ánimo de brindar a su público -que lo sigue desde hace muchos años- un espectáculo que tuvo la intención de recuperar comunitariamente la atmósfera, la armonía y la belleza que la noche de Navidad despierta.

Así se preparó "Un cuento de Navidad", que basado en el asunto argumental de Petipa para "El Cascanueces", inspirado a su vez por un cuento de Hoffman, "El Cascanueces y el Rey de los Ratones", capturó mucho de la atmósfera onírica y festiva, ligeramente psicoanalítica, de la obra que lleva una de las partituras más hermosas de todas las escritas para el ballet y que rubricó con refinamiento y calidez Piotr Ilich Tchaikovsky. En una hora -algo menos, quizás- Lilian Giovine desde la coreografía y la dirección recorrió las líneas fundamentales de la acción dramática ilustrándolas con lenguaje académico proveniente de los originales de Petipa-Ivanov.

El espectáculo, ideal para un público masivo como el que se formó alrededor del escenario, tuvo efectividad no sólo por la danza de un homogéneo conjunto de bailarines sino también por haberse recurrido a aquellos efectos de maquinaria que siempre causan admiración en los grandes y los chicos (el árbol navideño que crece, la carroza que transporta al Príncipe y sus acompañantes, por ejemplo) y por la selección de algunos de los fragmentos musicales más bellos de la partitura.

La fiesta jugada en un hogar burgués del siglo XIX, la aparición de un ángel que coadyuva a lograr el clima sobrenatural del argumento, la presencia de Drosselmeyer, el personaje misterioso que le regala el cascanueces a Clarita y las secuencias puramente fantásticas con los copos de nieve y los dos "pas de deux" recordaron frecuentemente los pasos originales del ballet en dos actos, que aquí se ofreció en uno.

Iñaki Urlezaga con su brillo y seguridad técnica a las que suma una madurez artística francamente destacable fue la estrella de la noche. Con él brillaron Natalia Pelayo (encantadora Clarita), María Massa (una etérea personificación del "Angel"), Miriam Coelho (eficaz hada de azúcar) y Carlos Villamayor (Drosselmeyer). Como casi un milagro de la misma Navidad, Iñaki poco tiempo después de esta actuación, voló a Londres, donde el 30 de diciembre habrá de bailar "El Cascanueces". Cosas del destino.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20001227/espectaculos3.html

martes, 26 de diciembre de 2000

La fiesta navideña

26 de Diciembre de 2000

La música coral y la danza se unieron en la fiesta navideña de los platenses. El domingo al mediodía la ciudad se llenó de música desde la Caminata Coral de la que formaron parte conjuntos de nuestra ciudad y que culminó con tres obras interpretadas en la Catedral por una Intercoral de más de 120 voces. Anoche, Iñaki Urlezaga deleitó a cientos de platenses con un ballet con espíritu de Nochebuena que cerró la celebración de Navidad.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20001226/titular1.htmle

Adelantos de la temporada en la Comedia de la Provincia

La Comedia de la Provincia de Buenos Aires adelantó su programación para el próximo año, cuyo
primer ciclo se llevará a cabo en las salas Armando Discépolo y el Galpón de la Comedia, con las obras premiadas en el Festival Provincial de Teatro, entre otras.

En cuanto a las nuevas producciones, se confirmó que serán seis y la primera, Fábula de la Princesa Turandot, se estrenará el 22 de abril en la Sala Astor Piazolla, en coincidencia con la puesta en escena de la ópera Turandot, en el Teatro Argentino.

Los próximo estrenos serán Cuarteto, de Heiner Müllerm; el estreno mundial El Inglés de los güesos; Discépolo (50 y 50), de Ismael Hase y Como gustes, de Williams Shakespeare.

También se anunció la realización en nuestra ciudad de un festival denominado “Pronvincias del mundo”, al que asistirán elencos de otras provincias y países del mundo. Por otra parte, se llevará a cabo un festival provincial que tendrá como sede la ciudad de Tandil, con el fin de dar
mayor participación teatral a grupos del interior de la provincia.

Durante los meses de abril y mayo los platenses podrán disfrutar de las obras premiadas en el 2000, en un recorrido por la nueva dramaturgia contemporánea argentina.

Fuente:http://pdf.diariohoy.net/2000/12/26/pdf/26.pdf

domingo, 24 de diciembre de 2000

Un cuento de Navidad, con Iñaki Urlezaga en la Plaza Moreno

24 de Diciembre de 2000

Iñaki Urlezaga regresará mañana a nuestra ciudad, para presentar junto a su compañía, Ballet Concierto, "Un cuento de Navidad".

El artista platense, que actualmente integra el elenco de la afamada compañía inglesa The Royal Ballet, fue convocado para encabezar el "Mega Evento Especial de Navidad", un espacio al aire libre y con entrada libre y gratuita que organiza la comuna para celebrar las fiestas de fin de año.

Iñaki Urlezaga llegará de Europa hoy para presentar el día siguiente a las 21.30, en un escenario armado frente al edificio municipal (en la calle 12 entre 50 y 54) el espectáculo "Un cuento de Navidad", basado en el ballet Cascanueces.

El bailarín estará acompañado por Natalia Pelayo (que interpretará a Clarita), María Massa (El Angel) y Miriam Cohelo (Hada de Azúcar), con coreografía de Lilian Giovine y Esmeralda Agoglia.
Tras esta presentación, Urlezaga volverá a Gran Bretaña pero en enero regresará al país para ofrecer varias presentaciones en teatros de la Capital Federal y de la costa atlántica.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20001224/espectaculos5.html

Volvió a escena el Teatro Martín Fierro del Bosque

LO HIZO CON UN DISTINGUIDO ESPECTACULO

Consagrados artistas de prestigio internacional interpretaron óperas y temas navideños. El complejo volvió a convertirse en una opción para el verano

Tal como estaba previsto, el pintoresco Teatro Martín Fierro -ubicado en pleno corazón del Paseo del Bosque Platense- volvió a funcionar anoche. Y lo hizo con una obra que cosechó elogiosos comentarios por parte del público presente.

El complejo que se levanta sobre la isla que rodea el lago, había sido objeto de numerosas remodelaciones dispuestas por el Gobierno provincial.

Y luego de varios años de esfuerzo, retornó para presentar el espectáculo denominado “Navidad en el lago”, que protagonizaron artistas nacionales e internacionales. Entre ellos, se destacó la presencia de la soprano platense Paula Almerares, quien compartió el escenario con Darío Volonté, Luis Gaeta y Vera Cirkovic, para interpretar óperas y temas navideños.

La noche -estrellada pero algo más fresca que las que le precedieron- y la promesa de un espectáculo de nivel, ayudaron a que la convocatoria se reforzara.

Pero también había otros motivos para festejar, ya que el encuentro de anoche no constituyó un show aislado sino el inicio de un nuevo ciclo que continuará durante el verano con recitales y espectáculos al aire libre.

Según consta en los escritos de la época, el Teatro Martín Fierro nació como una alternativa (para las temporadas estivales) del Teatro Argentino.

Esta iniciativa surgio del entonces gobernador bonaerense Domingo Mercante. Sus instalaciones se montaron entonces en un lugar estratégico, como sin lugar a dudas es el principal espacio verde del casco urbano.

Los profesionales que proyectaron el Teatro Martín Fierro lo hicieron con un estilo claramente neoclásico que armonizaba con el del resto de los edificios referentes de la ciudad de las diagonales. Sus lugares más importantes que muestra ese prolijo e imponente diseño arquitectónico son: la pérgola bordeada con columnas liga, de ambos lados; el monumental pórtico de entrada con el edificio principal que alberga tanto al escenario como a los camarines de los artistas; y la vivienda del casero que se emplaza sobre el contrafrente.

En plaza Moreno

Con motivo de los festejos navideños que se realizan en nuestra ciudad, la secretaría de Cultura de la Municipalidad presentará mañana, a las 21.30, en la plaza Moreno, la obra Cuento de Navidad, de Tchaikovski, que contará con la actuación del bailarín platense Iñaki Urlezaga. El espectáculo estará basado en el Ballet “Cascanueces”, con coreografía de Lilian Giovine y Esmeralda Agolglia

El primer bailarín del Royal Ballet de Londres actuará junto a su compañía Ballet Concierto y su partenaire será Mirian Coelho, primera bailarina del teatro Colón de Buenos Aires

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2000/12/24/pdf/26.pdf

sábado, 23 de diciembre de 2000

Quiero retruco

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2000/12/23/pdf/26.pdf

viernes, 22 de diciembre de 2000

El juego de la vida

22 de Diciembre de 2000

Dos hombres pelean por una mujer. Típica situación tanguera. Pero se la disputan jugando al juego de la silla. Como en el truco, se hacen trampas, se traicionan y finalmente gana el que tiene el as. Puede ser el, el otro él o ella.

Hasta ahí el planteo de Truco para tres, el espectáculo que hoy y mañana a las 21.30 presentará el grupo "Danza urbana" en la sala Roberto Arlt, en la calle 4 entre 59 y 60.

Dirigido por Jorge Caballero, Soledad Isacs, Martín Paulini y César Verges son los protagonistas de esta propuesta integral en la que la palabra, la música y la danza son utilizados como recursos que apuntan a un mismo objetivo: rescatar el folclore.

Sin bombachas, sin ser del campo, sin facones ni sombreros, Caballero y su gente dan vuelta y le dan vuelta al folclore. Ya lo hicieron en "Siluetas" y "Remate" y ahora en "Truco para tres", en el que el juego funciona como funciona la vida. El folclore cotidiano, que le dicen.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20001222/espectaculos2.html

Iñaqui Urlezaga-Paula Almenares-Darío Volonte

Viernes, 22 de Diciembre de 2000

Navidad al aire libre


Danza y canto lírico en el teatro Martín Fierro y en la Plaza Moreno

Las Fiestas trajeron de visita a la ciudad a dos exitosos artistas platenses que están haciendo su carrera en el exterior. Una es cantante lírica, el otro es bailarín. Ella es Paula Almerares y él, Iñaki Urlezaga. Ambos aprovecharán su estadía en La Plata para reencontrarse con el público local, que, en el caso de Paula, hace exactamente un año que no canta acá.

Navidad en el Lago es el espectáculo que tendrá lugar mañana a las 20.30 en el teatro Martín Fierro del Paseo del Bosque, con entrada libre y gratuita. La soprano Paula Almerares, el tenor Darío Volonté, Luis Gaeta y Vera Cirkovicserán los encargados de interpretar arias de ópera y canciones navideñas.

Con ellos se estrenarán las renovadas instalaciones del teatro y además se abrirá el ciclo estival.
Iñaki Urlezaga regresará el lunes a nuestra ciudad, para presentar junto a su compañía, Ballet Concierto, "Un cuento de Navidad".

El artista platense, que actualmente integra el elenco de la afamada compañía inglesa The Royal Ballet, fue convocado para encabezar el "Mega Evento Especial de Navidad", un espacio al aire libre y con entrada libre y gratuita que organiza la comuna para celebrar las fiestas de fin de año.

Iñaqui Urlezaga llegará de Europa este domingo para presentar el día siguiente a las 21.30, en un escenario armado frente al edificio municipal (en la calle 12 entre 50 y 54) el espectáculo "Un cuento de Navidad", basado en el ballet Cascanueces.

El bailarín estará acompañado por Natalia Pelayo (que interpretará a Clarita), María Massa (El Angel) y Miriam Cohelo (Hada de Azúcar), con coreografía de Lilian Giovine y Esmeralda Agoglia.
Tras esta presentación, Urlezaga volverá a Gran Bretaña pero en enero regresará al país para ofrecer varias presentaciones en teatros de la Capital Federal y de la costa atlántica.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20001222/espectaculos0.html

Agenda del fin de semana: Teatro

Hoy y mañana a partir de las 20.30 se ofrecerán las últimas funciones del ballet Don Quijote, de Minkus-Petipa-Gorsky, con los bailarines Elvira Tarasova y Andrei Batalov encabezando el reparto. La Orquesta estable estará dirigida por el Javier Logioia Orbe. Esta producción de danza cerrará la temporada 2000 del Argentino, ciclo en que festejó sus 110 años de vida.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2000/12/22/pdf/27.pdf

jueves, 21 de diciembre de 2000

Navidad en el Lago

21 de Diciembre de 2000

Darío Volonté, Paula Almerares, Luis Gaeta y Vera Cirkovic interpretarán arias de ópera y canciones navideñas el sábado a las 20.30 en el teatro Martín Fierro del Paseo del Bosque. Con este espectáculo se estrenan las remodeladas instalaciones del teatro y se abre el ciclo de verano que continuará con recitales y teatro a lo largo del verano.

Además, tras una larga ausencia de los escenarios locales, la artista platense Paula Almerares vuelve a cantar en nuestra ciudad. Entrada libre y gratuita.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20001221/espectaculos5.html

Iñaki Urlezaga en Plaza Moreno

21 de Diciembre de 2000

Como ocurrió la Navidad del año pasado, este año Iñaki Urlezaga también bailará en Plaza Moreno el 25. Recién llegado de Londres, el bailarín platense presentará Cuento de Navidad, basado en el ballet "Cascanueces", sobre coreografía de Lilian Gióvine y Esmeralda Agoglia. En esta ocasión, el espectáculo se armará frente al Palacio Municipal, incorporando la fachada del edificio y los árboles a la escenografía. La entrada será libre y gratuita para todo público.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20001221/espectaculos4.html

miércoles, 20 de diciembre de 2000

Ballet en versión de lujo

Miércoles 20 de diciembre de 2000 | Publicado en edición impresa LA NACION

Espectáculo coreográfico. "Don Quijote", música de Mimkus, versión de Zarko Prebil según la coreografía original de Alexander Gorsky. Bailarines invitados: Elvira Tarasova y Andrei Batalov. Con María Fernanda Bianchi, Gaik Katjberounian, María Massa, Paula Alves, Walter Aón, José Luis Lozano, Nadia Muzyca, Paula Elizondo, solistas y cuerpo de baile del Teatro Argentino. Escenografía y vestuario: producción del Teatro Colón. Diseño escenográfico de Enrique Bordolini. Director de la Orquesta Estable: Javier Logioia Orbe. Directora del Ballet Estable: Mabel Silvera. Teatro Argentino de La Plata.
Nuestra opinión: Muy bueno

LA PLATA.- Nada mejor que "Don Quijote", una obra en la que actúan todos los miembros de una gran compañía, como la del Teatro Argentino, para observar el nivel técnico y la maleabilidad expresiva. La puesta en este caso es superlativa, ya el montaje y la revisión de detalles provino directamente de quien creó esta versión, Zarko Prebil. Dicen que "el ojo del amo aumenta el ganado". Pues aquí incrementó la entrega, impulsó lo máximo en cada uno de los integrantes y bregó por el lucimiento total, en un equipo compenetrado con lo que cuenta la historia y con lo que deben transmitir los personajes.

Por primera vez en la temporada, el Ballet Estable tuvo la sala mayor para una función dedicada a la danza, con una obra célebre del repertorio tradicional.

El chispeante comienzo presenta a los personajes clave y también al cuantioso elenco que los acompañará. En esa plaza cercana al puerto todo es jolgorio. El enjambre de chicas y muchachos conforma el vívido entorno para la entrada de Don Quijote y de Sancho Panza, montados en un caballo y en un burro, respectivamente. El caballero es objeto de risas y chismes: su anticuado aspecto, con armadura, escudo y larga lanza, no es el adecuado para el tiempo en el que transcurre la acción. Panza, con su hambre insaciable que apela a cualquier método para obtener comida, hace contraste con su amo, aparentemente famélico pero majestuoso en sus modales. La "manteada" con la que sorprenden a Sancho hará que el obeso asistente se tranquilice por un rato.

Gracia y frescura

La protagonista es la hija del tabernero, Kitri, enamorada del pobretón barbero Basilio. Con la entrada de ambos, la fiesta se ilumina. Son el uno para el otro. Deben ingeniárselas para que Kitri escape del novio que escogió su padre, Camacho, de alcurnia y vanidosa personalidad.

Interpretada por la rusa Elvira Tarasova, del Kirov, las secuencias de su danza comprenden difíciles saltos y giros, en los que apenas tiene el tiempo para llegar al siguiente paso. En ellos expone la extravertida forma de ser de Kitri. Dinámica, apasionada, pero con rigor implacable. Tarasova supera todo con naturalidad, y, aunque coquetea, su baile está dedicado a su amor y no al arrobado Camacho.

Las íntimas amigas de Kitri, Juanita y Piquilla (María Massa y Rocío Burgos), en una coreografía idéntica, son también muestra de la frescura y el salero de las muchachas, en tanto que el ingreso de El Torero (Gaik Katjberounian) con su cortejo plasma una escena que simboliza la prestancia varonil. Soberbia, María Fernanda Bianchi, como Mercedes, la bailarina de la calle, rezuma sensualidad en su danza: su propósito de hacer caer al Torero en la telaraña de su ardor se cumple de inmediato. Bianchi baila como si viviera cada instante de su personaje. Así, su carisma es poderoso y se vale de iguales armas para atrapar al muy seguro conquistador de arenas y mujeres.

En el segundo acto, la variedad es grande. En la taberna, a la noche, todos se juntan a beber. Kitri y Basilio se deshacen en arrumacos, hasta que el enojado padre de ella la busca para que cumpla con su compromiso con Camacho. Basilio imagina una farsa que da gran comicidad a esta parte cuando simula suicidarse por amor. El llanto de Kitri y la culpabilidad que siente su progenitor logran el final feliz: Basilio se levanta y consiguen la bendición para casarse.

Don Quijote se bate contra un molino de viento creyendo que es su enemigo. Maltrecho y golpeado, cae inconsciente. Su sueño dará lugar al fragmento más clásico de la obra. En él ve a su amada Dulcinea, que tiene la apariencia de Kitri. Tarasova, lírica, con un port de bras elocuente y armónica cadencia, es ejemplar en el estilo. También se destaca Nadia Muzyca, en el papel de la Reina de las Dríadas, y encantadora Paula Elizondo, como Cupido, rodeada por su cortejo, todas pequeñas alumnas del Instituto de Arte del Teatro Colón. El acto final, con el Grand Pas de Deux, es el broche de oro. Tarasova y Batalov traducen la línea que requieren esta escuela y este momento. Es la celebración de su amor, mas no una competencia de pasos. En su variación, Tarasova dio un ritmo vertiginoso y de mecanismo perfecto a los passés. Batalov, en la variación y coda, apela a la bravura en una arrolladora gama de saltos, double tours y piruetas. Ambos, con virtuosismo, dan fuego y magnificencia al famoso dúo. El elenco del Teatro Argentino, tanto en bailes de conjunto como en el del campamento de los gitanos, donde Paula Alves hace impacto en su solo; en la danza de las dríadas, en el que el ensamble femenino trasunta homogeneidad y clasicismo, y en el tercer acto, con la pareja que forman Bianchi y Katjberounian en el Bolero, y la seguidilla y el fandango del plantel, dio muestras de sus dotes y sus ganas para estar acorde con esta grandiosa puesta y las exigencias de Zarko Prebil.

Silvia Gsell
Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=45687

martes, 19 de diciembre de 2000

El Hidalgo volvió a cabalgar

19 de Diciembre de 2000

Por: EDUARDO GIORELLO

"Don Quijote". Ballet en un prólogo y tres actos. Libreto: Marius Petipa según la novela de Miguel de Cervantes Saavedra. Coreografía: Alexander Gorski, revisada y repuesta por Zarko Prebil. Música: Ludwig Minkus. Escenografía y vestuario: Producción Teatro Colón (diseños de Enrique Bordolini). Intérpretes: Elvira Tarasova, Andrei Batalov y cuerpo de baile. Orquesta Estable y Ballet Estable del Teatro Argentino de La Plata. Director de orquesta: Javier Logioia Orbe. En la sala Alberto Ginastera del Teatro Argentino. Funciones hasta el 23 de diciembre.

Sólo aciertos parciales hubo en la reposición de "Don Quijote", el ballet de Petipa y Gorski, revisado por el coreógrafo croata Zarko Prebil, quien en los años ochenta presentó su versión en el escenario del Colón con la participación de las estrellas Maximova, Vassiliev y Radchenko (¡Qué tiempos!). El Teatro Argentino de La Plata incorporó el trabajo de Prebil algunos años después, transformándose en uno de los mayores éxitos de la compañía por entonces. El nuevo ámbito del teatro reclamaba una nueva puesta de la obra maestra de Petipa donde se observan los postulados de la danza académica fusionados a las danzas de carácter de inspiración hispánica en una síntesis perfecta.

La música de Ludwig Minkus no es de lo mejor, pero sirve a los diseños coreográficos con una funcionalidad admirable, a pesar de muchas caídas en obvio españolismo y en ciertos excesos de efecto dramático. Justamente este último aspecto fue uno de los que no pudo evitar el maestro Logioia Orbe -brillante director argentino en otras ocasiones- que acá no pudo con ciertas desprolijidades de la Orquesta Estable, insólitas en una etapa que consideramos de franca recuperación de sus facultades. Esperamos que en sucesivas representaciones el organismo afiance su desempeño, mejorándolo en consecuencia.

El Ballet Estable conoce la obra largamente. La presencia de Zarko Prebil hizo que ciertos aspectos mejoraran -en referencia a lo escénico y a lo dancístico como algunas escenas de conjunto del primer acto y también en el cuadro del campamento gitano. En cambio, en el último acto -¿no habrán llegado a ensayarlo suficientemente?- se notó una desorientación en las filas y una falta de homogeneidad hacia las que deberá apuntar el director de la compañía. Un director de fuste, naturalmente, que por ahora no tiene.

El conjunto es una compañía sobredimensionado -contamos en el programa de mano entre bailarines de fila, refuerzos y refuerzos exclusivos para "Don Quijote", algo más de cien bailarines- ya que ni algunas de las más celebres agrupaciones del mundo cuentan con tal cantidad de artistas en sus filas, por lo que sería conveniente una selección y una jerarquización de los elementos valiosos. Todos no lo son. Si a ellos se suman los treinta y cinco figurantes de escena que también se consignan en el programa se obtiene la nada desdeñable suma de casi ciento cuarenta personas -no todos bailan por cierto- sonando casi una cantidad demencial. Los cupidos que aparecen en el sueño de "Don Quijote" y en el acto final fueron "importadas" del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón (¿en La Plata no hay un puñado de niñas que puedan bailar estas dos pequeñas secuencias?). Sus actuaciones no fueron nada relevantes.

Hubo algunos roles solistas muy bien bailados por bailarinas de la compañía como María Fernanda Bianchi (estupenda bailarina de la calle); Paula Alves (muy bien en su danza gitana); Paula Elizondo (una graciosa animadora de "Amorcillo") y María Massa (excelente performance en "Juanita" y la primera variación del acto final. Inaceptable desde el punto de vista técnico el torero de Gaik Katjberounian. El "Don Quijote" de Walter Aón acertó en la estatura física pero no en la espiritual del personaje de Cervantes, mientras que José Luis Lozano ofreció el perfil y el "physique du rol" apropiado para Sancho.

Lo mejor de esta reposición se encontró en la labor de una pareja de artistas provenientes del Kirov. Sobre todo Elvira Tarasova (etérea, profundamente identificada con Kitri en su labor teatral, intachable desde la óptica técnica en su refinado academicismo) fue una "etoile" de categoría para nuestro escenario. También lo fue -aunque en un grado menor, sobre todo por su presencia física no ideal para el rol de Basilio- Andrei Batalov. Juntos en el primer acto dieron muestras de una danza segura y rotunda, aunque no totalmente virtuosa. Esto llegaría con el Grand Pas de Deux que corona la obra. Allí, cada uno en sus variaciones exhibieron virtudes casi exclusivas de los rusos (disciplina, rigurosidad, presencia anímica, brillo y rapidez de movimientos) de los que hay mucho que aprender. El caballero de la Triste Figura volvió a cabalgar, esta vez con escenografía y vestuario prestados por el Colón. Esperamos que la próxima salida sea con atuendos propios. Nuestros técnicos lo merecen.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20001219/espectaculos7.html

Ballet de alta calidad

DON QUIJOTE EN EL ARGENTINO

La estupenda performance de los bailarines rusos, el gran desempeño del Ballet Estable y la eficacia de la Orquesta Estable, conformaron un espectáculo de gran jerarquía

Con la Sala Alberto Ginastera prácticamente colmada por un público que, al final, aplaudió de pie a los protagonistas, se llevaron a cabo este sábado y domingo en el Teatro Argentino las dos primeras funciones programadas del ballet Don Quijote.

Tras el célebre pas de deux y las exigentes variaciones del tercer acto, Elvira Tarasova y Andrei Batalov, primeros bailarines invitados del Teatro Kirov de San Petersburgo (Rusia), recibieron, tanto en la primera como en la segunda presentación, la más estruendosa ovación de la noche.

Pero también fueron muy celebradas las intervenciones de los integrantes del Ballet Estable local, que dirige actualmente Mabel Silvera, especialmente las participaciones de María Fernanda Bianchi (Mercedes, la bailarina de la calle), Gaik Katjberounian (el torero), Walter Aón (Don Quijote), José Luis Lozano (un gracioso Sancho Panza), María Massa (Juanita), Rocía Burgos (Piquilla), Nadia Muzyca (Reina de las Dríadas) y Paola Alves (la gitana).

Tras la caída del telón, subieron a saludar y recibieron también el cálido y sostenido reconocimiento de los espectadores, Javier Logioia Orbe, que condujo con mano segura a la eficaz orquesta estable, y sobre todo Zarko Prebil, el maestro croata especializado en el repertorio clásico que se encargó de reponer con gran brillo la coreografía original de Alexander Gorsky.

La impresionante producción incluye para el prólogo y los tres actos bellas escenografías y un gran despliegue de vestuario, cedidos en ambos casos por el Teatro Colón de Buenos Aires. Para completar la gran exigencia que entraña el reparto, el Ballet Estable del Teatro Argentino debió participar en pleno, convocar bailarines de refuerzo y solicitar la colaboración de alumnas del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón (que se desempeñan como cupidos en el segundo acto) y de alumnos de la Escuela de Danzas Clásicas (que intervienen en el teatrino, también correspondiente a la segunda parte).

La elección de Don Quijote como cierre de la temporada 2000, que coincide con la celebración por parte del Teatro Argentino de sus 110 años de vida, resultó muy acertada, ya que se trata de una de las piezas que, junto a otras como El lago de los cisnes o Giselle, se ubica en la cúspide de la danza académica y su interpretación despierta siempre grandes expectativas entre los aficionados al género.

Nuevas funciones de este ballet de música de Minkus, libreto de Petipa y coreografía de Gorsky se ofrecerán hoy, mañana y el viernes y sábado próximos a las 20.30.

Ficha técnica:
Evento: Ballet Don Quijote.
Bailarines invitados: Elvira Tarasova y Andrei Batalov, primeros bailarines del Teatro Kirov de San Petersburgo (Rusia).
Elenco: Ballet Estable dirigido por Mabel Silvera y Orquesta Estable conducida por Javier Logioia Orbe. También participaron alumnas del Instituto Superior de Arte del Colón y de la Escuela de Danzas Clásicas.
Coreografía: Zarko Prebil.
Escenografía y vestuario: Teatro Colón de Buenos Aires.
Lugar: sala lírica del Teatro Argentino.
Fecha: 16 y 17 de diciembre.
Proximas funciones: hoy, mañana, viernes y sábado próximos.
8 Puntos

Fuente:http://pdf.diariohoy.net/2000/12/19/pdf/24.pdf

sábado, 16 de diciembre de 2000

Megadesfile en calle 50

16 de Diciembre de 2000

Giordano abre en La Plata su tour de moda internacional

El espectáculo es el mismo que se repetirá después en Punta del Este y Pinamar, y como en esos balnearios, se espera la presencia de personalidades del espectáculo, la cultura y la política. 150 modelos comenzarán a transitar la pasarela a partir de las 20.30 y los platenses podrán asistir al show en forma gratuita. Se sugirió que la gente comience a acercarse al lugar una hora y media antes.

El nombre de Roberto Giordano es sinónimo de moda y sus espectáculos de pasarela son un verdadero show. Hasta este año sólo los turistas que pasaban sus vacaciones en Punta del Este o Pinamar podían acceder a la fiesta. Sin embargo, en este 2000, la "gira internacional" -como la denomina el propio Giordano- se iniciará en nuestra ciudad.

La cita está prevista para hoy a las 20.30 en la calle 50 entre 6 y 7, frente al Pasaje Dardo Rocha, donde desde hace tres días la producción del "coiffeur" más famoso de la Argentina está trabajando en el montaje de la imponente y moderna pasarela por la que transitarán 150 modelos top de todas las agencias, haciendo las "pasadas" para mostrar las últimas creaciones pret-á- porter y de alta costura de diseñadores argentinos como Benito Fernández y Laurencio Adot e internacionales como el español Adolfo Domíngez o el inglés Lou Ancabon.

Con Giordano a la cabeza acompañado por Teté Coustarot en la conducción, el megadesfile contará además con la participación de 200 niños platenses que, previo casting, también desfilarán a lo largo de un momento denominado "El show de los chicos". Y cabe señalar que, dada la magnitud del acontecimiento, son más de 300 las personas que estarán trabajando en el "backstage". Entre ellos, 25 peluqueros de la cadena de Giordano y otras 80 personas que llegarán a La Plata en 3 colectivos.

Tomy Dunster, Nicole Neuman, María Vázquez, Carola Del Bianco, Natalia Graziano, Soledad Solano, Ethel Brero, Bárbara Durán, Dolores Trull, Lara Bernasconi, Loli López y Dolores Moreno, son algunas de la top que estarán esta noche.

El único atractivo de esta velada no serán las modelos ni las creaciones o los nuevos cortes que luzcan, ya que como acostumbra, Roberto Giordano hace de la moda un verdadero show. Por eso esta gran muestra incluirá la realización de cuadros temáticos interactuando con la moda como cybermanía, arte vivo, momentos especiales como homenajes, la entrega de los premios "La Plata" y números musicales.

Manuel Wirtz y Patricio Giménez serán los encargados de animar la velada, de la que participarán también la conductora de "Versus", Pachu y Pablo de "El show de Videomatch", Freddy Villarreal del mismo programa -el humorista es platense, por otra parte- y las bailarinas de "Sábado bus". Se espera alguna sorpresa que se reserva el organizador y que la producción no quiso adelantar.

Graciela Borges, Juan Darthés, Cecilia Milone, Teresa Calandra y Ante Garmáz son algunos de los invitados especiales de Roberto Giordano, a quienes se les entregará una plaqueta en reconocimiento a su labor.

Asimismo, la infraestructura estará a la altura del acontecimiento: 400 mil wats de potencia lumínica, pantallas gigantes para que el público que se acomode sobre la plaza San Martín pueda disfrutar igualmente del espectáculo y una moderna pasarela que se estrenará en nuestra ciudad, la denominada "pasarela brillante", que es de acrílico y simula un piso espejado.

Si bien el inicio del desfile está previsto para las 20.30, los colaboradores de Roberto Giordano, conocedores y expertos en la organización de este tipo de espectáculos, recomendaron que la gente comience a acercarse alrededor de las 19. En este sentido, adelantaron que sobre la calle se dispondrán 4500 sillas y que hay capacidad para 10 mil personas, teniendo en cuenta que los espectadores pueden ubicarse sobre la plaza San Martin desde donde podrán disfrutar perfectamente del espectáculo mirando las pantallas gigantes. Además, a medida que la gente vaya llegando y hasta que se inicie el show, se musicalizará la tarde.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20001216/espectaculos2.html

Hasta el año que viene

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2000/12/16/pdf/26.pdf

viernes, 15 de diciembre de 2000

Balletómanos de fiesta: "Don Quijote" en versión completa

15 de Diciembre de 2000

El teatro Argentino cerrará la temporada con algo que el público hacía rato que estaba esperando: la puesta de un ballet en su versión completa. El acontecimiento -a esta altura el espectáculo bien merece esta denominación- se producirá mañana a las 20.30 cuando suba a escena en la sala lírica "Don Quijote", de Minkus-Petipa-Gorsky, y el domingo cuando se repita la función a las 17.30.

La reposición coreográfica estará a cargo del maestro Zarko Prebil, en tanto que encabezarán el reparto Elvira Tarasova (Kitri) y Andrei Batalov (Basilio), primeros bailarines invitados del teatro Kirov de San Petersburgo. Ellos serán Walter Aón, José Luis Lozano, María Fernanda Bianchi, Genoveva Surur, Gaik Katjberounian, Víctor Filimonov, María Massa, Paola Alves, Rocío Burgos, Caroline Queiroz, Daniel Longo, Adrián Seijas, Angel Zaza, Nélida Carmona, Aída Pontieri, Fabián Fernández, Rodolfo Sorbi, Marcelo Torus, Alicia Sawinski, Leticia Latrónico, Fabiana Maggio, Nadia Muzyca, Paula Elizondo, Carla Vincelli, Marisa Fontana, Constanza Colombo, María Belén Carou, Jorgelina Plantanía, Silvia Maidana, María Ocampo Alcora y los restantes integrantes del ballet estable que dirige Mabel Silvera.

La orquesta contará con la dirección de Javier Logioia Orbe, en tanto que la escenografía y vestuario corresponden a una producción del teatro Colón.

"Don Quijote" volverá a subir a escena los días 19, 20, 22 y 23.

LOS ARTISTAS INVITADOS

Elvira Tarasova ingresó al Ballet Kirov en 1984 y en sólo dos años alcanzó el rango de primera solista. Actualmente ocupa el cargo de bailarina principal, máxima categoría de la prestigiosa compañía rusa. Bailó junto a partenaires como Igor Zelenski y Serguei Vikharev en el Covent Garden de Londres, el Bolshoi de Moscú, La Maestranza de Sevilla, el Metropolitan de Nueva York y el Coliseum de Londres y junto al Kirov participó en giras por Japón, Estados Unidos, Francia, Italia e Inglaterra.

Por su parte, Andrei Batalov fue solista del Ballet Opera Mussorgsky de San Petersburgo e ingresó al Kirov en 1994 donde ostenta el máximo cargo: bailarín principal. En tanto, el bailarín, maestro y coreógrafo nacido en Croacia, Zarko Prebil, montó ballets en compañías como la Opera de Roma, el Het National Ballet de Amsterdam, el Teatro Nacional de Belgrado, el Ballet del teatro San Carlo de Nápoles y el ballet del teatro Colón de Buenos Aires.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20001215/espectaculos7.html

Agenda Teatro La Plata

Viernes, 15 de Diciembre de 2000

Hyde, la Bestia de Dr. Jekill.- Hoy a las 21.30 en el Teatro Costamagna, 43 entre 7 y 8 se presenta esta comedia musical de Claudio Acevedo, con 40 actores en escena.

La Playa.- Hoy a las 23 en el centro cultural Viejo Almacén el Obrero, 13 y 71 , con dirección de Mariela Pedemonte. Entradas 5 y 3 pesos.

El acompañamiento.- Hoy a las 21.30 en el Salón Martilleros, 47 Nº 529, taller "Es copia fiel" del colegio de Escribanos. Entrada libre y gratuita.

Los niños viejos.- Hoy a las 22.30 en La Fabriquera, 2 Nº 477, dirección del Cabe Mallo. Entrada libre y a la gorra.

Muestra teatral.- Hoy a las 20 y a las 22 en Espacio Arte Vivo, 58 Nº 461 los alumnos de Alicia Diciacio presentarán "La espera trágica" y "Los muertos se fracturan y las mujeres se desnudan".

El fantasma de Canterville.- Hoy a las 21 en La Nonna, 3 y 47, alumnos de Leo Ringer y puesta de Gerardo Gentile.

Un ángel en patitas.- Hoy a las 19.30 en el Galpón de la Comedia, 49 entre 3 y 4. Dirección de Diego Biancottol. Entrada libre y gratuita.

Muestra de alumnos de Beatriz Catani.- Hoy a las 21 en La Hermandad del Princesa, diagonal 74 entre 3 y 4 muestra del taller de Investigación de Lenguajes Teatrales de Beatriz Catani.

Puro Aire.- Hoy a las 20 en el Jardín de la Paz del Paseo del Bosque. Dirección Ana Persiano.

Lapso, danza.- Hoy a las 21.30 en el Viejo Almacén El Obrero, 13 y 71. Dirección Claudia López Lombardi. entrada 3 pesos.

Copi, un portrait.- Mañana a las 21.15 en el Coliseo Podestá, se presenta esta obra en coproducción con Francia. A cargo del elenco del Teatro Nacional de Bretagne. Entrada libre y gratuita.

Entretanto ligados.- Mañana a las 22 y el domingo a las 21 en La Rosa de Cobre, 51 y 16, con dirección de Adriana Parisse.

Juego de masacre.- Mañana y el domingo a las 19.30 y a las 22 y el lunes a las 30.30 en la Escuela de Teatro, 51 entre 3 y 4, dirección de Raquel Achberas. Muestra de alumnos de 2º C, turno noche. Entrada libre y a la gorra.

Muestra teatral.- Mañana y el domingo a las 20 y 22 en Espacio Arte Vivo, 58 Nº 461, los alumnos de Alicia Diciacio presentarán " Parejas" de Susana Lastreto.

Siete gritos en el mar.- Mañana a las 21.30 en La Nonna, 3 y 47 se presenta esta obra de alumnos de Santiago Dana.

Despedida del año La Fabriquera.- Mañana a las 21.30 en La Fabriquera, 2 entre 41 y 42, se realiza el espectáculo de baile de Alejandra Ceriani, Variaciones en la Frontera con Diego Peralta, Cococho Abbatángelo y Patricia Ríos, y La Chevy o Camino Negro de Gustavo Senese y José Pollo Canevaro.

Espectáculo de danza afro-brasilera.- Mañana a las 21.30 en La Hermandad del Princesa, diagonal 74 entre 3 y 4. Se presenta el coreógrafo bahiano Valdir Silva.

Circo sueños.- Mañana y el domingo a las 17.30, en el Galpón de la Comedia, 49 entre 3 y 4. Ultimas funciones. Dirección de David Fernández Troncoso.

Fluxus danza improvisación.- Mañana a las 21 en el Viejo Almacén el Obrero, 13 y 71, grupo invitado de danza contemporánea. Entrada libre y a la gorra.

Hasta que el agua me lleve.- Mañana a las 23 en el Viejo Almacén el Obrero, 13 y 71, dirección de Jazmín García Sathicq. Entrada 5 y 3 pesos.

La Frontera, o tan ávidos de amor como de sangre.- El domingo a las 21 en La Fabriquera, 2 entre 41 y 42. Unica función.

Los siete cabritos.- El domingo a las 22 en La Fabriquera, 2 entre 41 y 42. Dirección de José Pollo Canevaro. Entrada libre y a la gorra.

La casa de Bernarda Alba.- El domingo a las 21 en La Nonna, 3 y 47, muestra de alumnos de Leo Ringer con puesta de Gerardo Gentile.

Esquirla.- El domingo a las 20.30 en la sala A del Pasaje Dardo Rocha se estrena esta obra con texto y dirección de Olga Martínez Cerceda, sobre la guerra de Malvinas y el impacto humano que produce en un ex combatiente el regreso a su provincia.

Lapso y Truco para tres.- El domingo a las 21 en el Viejo Almacén el Obrero, 13 y 71.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20001215/espectaculos1.html

Revista de Teatro/CELCIT Nº 15-16

REVISTA TEATRO CELCIT|15-16 | DESCARGA |

Revista de teatrología, técnicas y reflexión sobre la práctica teatral iberoamericana
Editada por el Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral, CELCIT

SEGUNDA ÉPOCA / AÑO 10 / NUMERO 15-16 / 2000

Ballena y colibrí
Gustavo Ott

CELCIT Argentina. El sueño y la vigilia. Entre lo que agoniza y permanece
Olga Cosentino

CELCIT Argentina. El sueño y la vigilia. La vedette y el actor serio
Cecilia Hopkins

CELCIT Argentina. El sueño y la vigilia. Reportaje a Juan Carlos Gené: Siempre se ama aquello...
Magdalena Millán

CELCIT Argentina. Monogamia. Los hermanos sean unidos
Ernesto Schoo

CELCIT Argentina. Monogamia. El valor de la palabra
Juan Carlos Fontana

CELCIT Argentina. Monogamia. Una mirada desde la teatralidad
Marita Foix

CELCIT Argentina. Monogamia. Reportaje a Marco Antonio de la Parra: La dulce hipocresía de los...
Magdalena Millán

CELCIT Argentina. Madrid/Sarajevo. Una obra conmovedora
Carlos Pacheco

El espacio teatral no convencional y la memoria
Mariana Percovich

El teatro no existe
Juan Carlos De Petre

Crónica de un tramo de experiencia teatral
Francisco Javier

El cruce del Riachuelo
Adriana Genta

De cuándo el futuro determina el pasado
Beatriz Rizk

Argentina. Escenógrafos: cuatro miradas sobre la escena
Olga Cosentino

Argentina. Sobrevivientes por pasión
Silvina Friera

Alemania. Configuraciones femeninas en las artes escénicas contemporáneas
Hedda Kage

Chile. El espacio en la dramaturgia de Benjamín Galemiri
Carola Oyarzún

México. ¿Pedagogía de la dramaturgia?
Jaime Chabaud

Puerto Rico. ¿Religión, folclore o diversión?
Rosalina Perales

Revista Teatro/CELCIT edición online. ISSN 1851- 023X

Fuente: http://www.celcit.org.ar/publicaciones/rtc.php

Agenda del fin de semana: Teatro

Taller de estreno

Este sábado a las 21.30 los alumnos del Taller de actuación del Teatro La Nonna dirigidos por Santiago Dana estrenarán Siete gritos en el mar de Alejandro Casona. La cita es en la tradicional sala de la esquina de 3 y 47

Ballet ruso para despedir la temporada

El ballet Don Quijote de Minkus-Petipa-Gorsky cerrará la temporada 2000 del Teatro Argentino, con las funciones previstas para mañana a las 20.30, el domingo a las 17.30 y las que continuarán el 19, 20, 22 y 23 del corriente a las 20.30. La reposición coreográfica estará a cargo del distinguido maestro Zarko Prebil, la Orquesta estable será dirigida por el Maestro Javier Logioia Orbe y encabezarán el reparto Elvira Tarasova y Andrei Batalov, ambos primeros bailarines del Teatro Kirov de San Petersburgo, Rusia. Entradas en venta desde los $5 a los $50, en las boleterías del Argentino (51 e/ 9 y 10).

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2000/12/15/pdf/25.pdf

jueves, 14 de diciembre de 2000

Reparan el anfiteatro Martín Fierro

SERA SEDE DE LA MOVIDA CULTURAL DEL VERANO

La Provincia y el Municipio local encararon obras conjuntas. Reparan butacas, remodelan el escenario, colocan nuevos equipos técnicos e instalan un moderno telón. También mejoran todo el entorno en el Paseo del Bosque

La Provincia de Buenos Aires y la Municipalidad de La Plata iniciaron en forma conjunta una serie de mejoras en el anfiteatro Martín Fierro, ubicado en el Paseo del Bosque platense, para acondicionarlo, teniendo en cuenta que dicho escenario será sede de la movida cultural en la capital bonaerense durante la temporada 2000-2001.

Por un lado, el Ejecutivo provincial dispuso una serie de tareas que ya están en marcha. Las mismas se concentran en el interior del anfiteatro, ya que el mismo se encuentra bajo la órbita bonaerense. Concretamente, los trabajos que se llevan a cabo se concentran en la reparación de varias decenas de butacas -todas ellas de madera- que se encontraban rotas, como también en la remodelación total del escenario.

No menos importante es la instalación de una moderna maquinaria tanto lumínica como de sonido que dotará al espacio natural de los últimos adelantos para que el público disfrute a pleno los shows que allí se presenten.

Las mejoras en marcha se completan con el recambio del cortinado, ya que el telón que tenía se encontraba en lamentables condiciones, básicamente por el paso del tiempo.

Las autoridades provinciales aseguran que hacia fines del mes en curso se habrá recuperado a uno de los principales anfiteatros del país, que conservará su capacidad habitual de 2.800 espectadores y varios cientos más en las galerías contiguas al escenario, las cuales también están siendo pintadas y arregladas.

Así lo informó el subsecretario provincial de Cultura, Eduardo García Caffi, a Hoy, al sostener que “estamos trabajando muy fuerte para que quienes se queden en La Plata y no salgan de vacaciones puedan también disfrutar de espectáculos de primer nivel” en forma totalmente libre y gratuita durante todo el verano.

Por otra parte, la Municipalidad de La Plata también ha iniciado una serie de mejoras, sobre todo en los alrededores del escenario platense. Se trata del corte del césped, la colocación de flores y plantas, como también el arreglo del mobiliario -léase estatuas, bancos y cercos- que se encontraba por demás deteriorados en ese rincón del Bosque local, próximo al ya remozado Jardín de la Paz.

Desde la Comuna platense, fuentes oficiales informaron que en pocos días más se habrán terminado las mejoras en todo el perímetro y los alrededores en general del anfiteatro, a los efectos de posibilitar el acceso masivo del público y brindarle una estadía cómoda y agradable en en principal pulmón verde de la ciudad capital de la provincia de Buenos Aires.

Por lo demás, García Caffi destacó la importancia del escenario local, al mencionar que “como músico conozco muchos anfiteatros de todo el país, aunque tengo que decir que por su arquitectura, el anfiteatro de La Plata es el más bello que hay en la Argentina, sin ningún lugar a dudas”.

Ayer en la Capital Federal, se presentó la Programación del Verano 2001 organizada por la Provincia de Buenos Aires. El listado oficial no incluía los shows que habrá en La Plata. Es que la programación local será anunciada oficialmente la semana entrante.

Sin embargo, fuentes de la Gobernación aseguraron que artistas como León Gieco, Víctor Heredia y Soledad seguramente estarán presentes en la capital bonaerense. También se apuesta a traer a algún artista de los muchos que se presentarán en la costa y en localidades como Tandil y Maipú.

La Plata se prepara para el verano con un escenario natural hecho a nuevo. Visiblemente mejorado, se aguarda que el mismo contenga a quienes quieran vincularse con la cultura en nuestra ciudad durante estas vacaciones.

Todos los espectáculos

Durante un acto desarrollado ayer en la Casa de la Provincia de Buenos Aires porteña, el gobernador Carlos Ruckauf y una treintena de artistas presentaron la Programación de Verano para la Temporada 2001. Los shows se lanzarán el 12 de enero e incluirán a Mar del Plata, Necochea, Santa Clara del Mar, Villa Gesell, Pinamar, el Municipio Urbano de la Costa, Mar Chiquita, Miramar, Monte Hermoso, Tandil y Maipú.

Entre los artistas que ya comprometieron su presencia figuran Fito Páez, Valeria Lynch, la Mona Giménez, Alejandro Lerner, Soledad, Kapanga y Tarragó Ros. También se presentarán Los Fabulosos Cadillacs, Luciano Pereyra, Los Pericos, Darío Volonté, Julio Bocca, Los Chalchaleros, Ráfaga y Los Nocheros. No menos importante será la asistencia de Enrique Pinti, Norma Aleandro, León Gieco, Víctor Heredia, Cecilia Rosseto, Julio Bocca, Eleonora Cassano y el Ballet Argentino.

La idea es ofrecer espectáculos con entrada libre y gratuita en diversos escenarios. Además, se anunció la inclusión en el Presupuesto 2001 de la provincia un régimen de apoyo a la actividad teatral con exenciones al Impuesto Inmobiliario y al Impuesto sobre los Ingresos Brutos.

Apostar al turismo local en tiempos de crisis

Abrazado con el cantante cordobés la Mona Jiménez, el gobernador Carlos Ruckauf insistió ayer en la necesidad de que los bonaerenses se reencuentren en estas vacaciones con los paisajes de la provincia. “Ya sea visitando el mar o las sierras, queremos que nuestra gente se quede y no gaste su dinero en el exterior”, expresó el mandatario provincial. Visiblemente emocionado, el artista bailantero añadió: “Queremos llevarle alegría a todo el mundo, y para ello, todos deberán ir a la costa argentina y valorar más lo nuestro”.

Cierra la temporada artística en el Teatro Argentino

En el marco del cierre de la temporada 2000 del Teatro Argentino de La Plata, y en coincidencia con la celebración de sus 110 años de vida, el próximo sábado a las 20.30 y el domingo a las 17.30 subirá a escena en la Sala Alberto Ginastera el ballet “Don Quijote”, de Minkus-Petipa-Gorsky.

Las boleterías están habilitadas de lunes a sábado de 10 a 19, y los domingos de 10 a 17. También
pueden adquirirse entradas hasta dos horas antes de las funciones. El costo de cada ticket oscila entre los 5 y los 30 pesos de acuerdo a la ubicación. También se informó que ya se procedió a habilitar las cocheras del Centro de las Artes Teatro Argentino para el público en general.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2000/12/14/pdf/14.pdf

miércoles, 13 de diciembre de 2000

Adiós a Libertad Lamarque la estrella de América

Miércoles 13 de diciembre de 2000 | Publicado en edición impresa

A los 92 años: por complicaciones tras sufrir una neumonía

En México, donde grababa una telenovela, murió Libertad Lamarque, figura mítica del tango, el cine, la televisión y el teatro


Libertad Lamarque fue una mujer tocada por la fortuna. La muerte de la gran estrella -ocurrida ayer en México, donde grababa la telenovela "Carita de ángel"- enluta a los públicos del país y a los de toda América y España. Libertad paseó la canción popular argentina por todos los continentes. El tango, en su decir, cobró dimensión emotiva y sentimiento; fue una intérprete cuya voz evolucionó desde la expresión aniñada de los primeros tiempos hasta la convención dramática. El habla porteña de los tangos, en su canto e interpretación corporal, ganó en energía, en vitalidad y en aplomo sentimental.

En la radio, en el cine y en el teatro tuvo asimismo adeptos incondicionales y todos los medios sirvieron para expandir su fama y su prestigio de intérprete entregada al arte. Su carrera se repartió mayormente entre la Argentina y México, hasta el punto de señalar ella que mantenía "una doble nacionalidad artística latinoamericana".

Rosario la vio nacer en 1908. Sus padres eran inmigrantes: el padre, uruguayo de ascendencia francesa; la madre, gallega de la Coruña. Comenzó a cantar con buena expresión en la niñez; fue apoyada por sus mayores, que le permitieron cantar tangos en clubes y sociedades de beneficencia, en Rosario y en otras ciudades santafecinas. A ella le gustaba recordar que alguna vez había accedido a "reina del corso" con un disfraz de flor, ejecutado por su padre en tela y hojalata. Don Gaudencio, el progenitor, era hojalatero. De a poco, el hombre abandonó la artesanía para dedicarse de lleno a la promoción de Libertad, que ya realizaba un principio de carrera profesional como cantante adolescente. Pero el sueño debía cumplirse más lejos, en Buenos Aires, aunque en la capital la carrera debería comenzar otra vez desde cero.

Fue así: llegó a la calle Corrientes en 1926. Se presentó ante varios empresarios. Sólo cuando la escuchó el legendario Pascual Carcavallo ascendió al tablado de El Nacional. Sus tangos y su vocecilla gustaron. También la hondura con que su cuerpo y sus ojos se encarnaban en la letra que entonaba. Antes, en Rosario, había integrado elencos dramáticos. Su debut como actriz se produjo allá en una versión de "Madre tierra". "Cascabelito", "El huérfano", "Talán, talán" eran algunos de los temas musicales que el público le reclamaba.

Caracavallo le solicitó una interpretación de "Mocosita". La recomendaba Salvador Merico y Olinda Bozán le hacía buena propaganda de amiga y compañera de camarines. El 11 de mayo de 1926, las carteleras de los periódicos anunciaban el debut de Libertad, que actuaba tras las interpretaciones de "Valencia", por Olinda Bozán y Paquito Busto, y de un charleston por Olinda.

Libertad admiraba el decir de Azucena Maizani. Esta la aplaudía y le prestó algunos tangos de su repertorio. "El tatuaje" sucedió a "Mocosita" y vino el primer disco, convocada por RCA Víctor -el sello para el que siempre trabajó-. Después de una prueba que no logró buen resultado, salió a la venta su primer doble: "Chilenito" y "Gaucho sol". En 1976, la Víctor le festejó en México sus bodas de oro con la grabadora y publicó un álbum con tres long playings antológicos convertidos hoy en verdadero objeto de culto.

Con nuevos contratos, sigue presentándose en salas porteñas hasta el estreno, en 1929, de "El conventillo de la Paloma", en una célebre puesta en la que interpretó inicialmente el personaje de Doce Pesos. En 1927 se había casado con Emilio Romero, un apuntador de El Nacional que convenció a la actriz de las bondades del matrimonio, que en este caso no fueron sentimentalmente muy favorables para Libertad. De esa unión nació Mirtha, la hija que, en alguna oportunidad, hizo dúo cantable con la madre.

EN EL CINE

Cuentan que Libertad Lamarque se parecía a la norteamericana Norma Shearer, por entonces gran estrella del cine. Con esa excusa, el director italiano Mario Parpagnoli, que filmó en el país, le ofreció una breve actuación en "Adiós, Argentina" (1930), una película muda, cuyo título respondía a un tema musical que cantaba Libertad. Allí debió encarnar a la paisana que un gaucho (el mismo Parpagnoli) despedía con un fuerte beso, apoyados en una tranquera. Libertad solía sonreír recordando el olor a pegamento que tenía el falso bigote del actor y director italiano. Libertad cobró cien pesos por aquella actuación, lamentablemente perdida.

Al comenzar la década de los 30, Libertad Lamarque se situaba en primerísimo término entre las figuras del espectáculo porteño. La radio y las giras teatrales primero, luego el cine, le dieron dimensión y popularidad nacionales. En 1932 don Angel Mentasti le dio una importante figuración en su primera realización sonora, "¡Tango!", primer film argentino sin discos, dirigido por Moglia Barth. Allí encarnaba a Elena, la mujer que, con su canto -como sirena porteña-, atraía a Alberto Gómez, quien dejaba a la noviecita del barrio (Tita Merello) para chocar contra las luces de París.

Mario Soffici debutó como director en "El alma del bandoneón" (1935), el segundo film sonoro de Libertad. La actriz debió cantar temas populares y empezó a sufrir como pocos en el cine, tonalidad que caracterizó posteriormente el 90 por ciento de su carrera fílmica. En "El alma del bandoneón", el dolor tanguero se reflejaba en la peripecia dolorosa de un matrimonio expuesto a sufrir la eterna crisis económica de los argentinos y a perder una niña tras largas horas de fiebre y dolor.

Contratada por SIDE, la compañía de Fernando Murúa -se dijo que este técnico y productor estuvo enamorado de ella-, José Agustín Ferreyra la dirigió en los tres éxitos más grandes de la época inicial de Libertad: "Ayúdame a vivir" (1936), "Besos brujos" (1937) y "La ley que olvidaron" (1937). Amores perdidos, hijos robados, villanos de selva agresivos, galanes indecisos, madrastras despechadas, mujeres de clase alta despreciativas, de todo hubo en aquellos melodramas donde el dolor se decía con voz de tango.

Estas tres películas encadenaron la fama de Libertad Lamarque por toda la América de habla española y, dicen, en Cuba todavía llaman "Ayúdame a vivir" al cafecito con leche, en homenaje a la citada película. Aún hoy, en la televisión latinoamericana, trina Libertad con aquel "pajarito", en el agua y bajo una ramita movida por anónimo técnico de filmación.

En 1938 Libertad recibió una oferta de Hollywood para incorporarse a los elencos cinematográficos internacionales. Por entonces se decía que ella era una de las responsables de que el cine norteamericano hubiera descendido en su difusión por las carteleras latinoamericanas. Temió que, mediante un largo contrato, la mantuvieran en el invernadero y tras el rechazo de la oferta millonaria aceptó otras dos: la de casamiento que le propuso el músico Alfredo Malerba y la de Argentina Sono Film, que le dio el papel central de "Madreselva", un proyecto que llevó adelante Luis César Amadori.

La figura de Libertad creció quizá más que en Hollywood. "Madreselva", otro supermelodrama, le permitió interpretar sus mejores tangos del momento, pero también arias de la lírica universal. Allí no sólo simuló no estar perdidamente enamorada del mismo hombre (Hugo del Carril) que adoraba a su hermana (Malisa Zini), sino que les cantó un "Ave María" en la ceremonia de la boda.

PUERTA CERRADA

Luis Saslavsky, en 1939, terminó por modelar la perdurable imagen de Libertad en "Puerta cerrada", un melodrama maravilloso, ligeramente basado sobre el voluntario sufrimiento de las madres por los hijos, de moda en el cine de Hollywood gracias al rostro camaleónico de Barbara Stanwick en "Stella Dallas", otro clásico, como "Puerta cerrada". La luz de John Alton, después iluminador de muy importante carrera, contribuyó a dar atmósfera perfecta a la actuación de Libertad y a la intención dramática y decorativa de Saslavsky. Inmediatamente, "La casa del recuerdo", también de Saslavsky, sobre un relato de María Luisa Bombal, fue una nueva vuelta sobre el film anterior. Libertad fue allí consumida por la locura.

Otros títulos -"Caminito de gloria", "Cita en la frontera", "Una vez en la vida"- significaron renovados argumentos sobre una historia semejante, la que el público solicitaba y Libertad retribuía. Largos vestidos, noches evanescentes, mundos de fantasía y viajes a la irrealidad, todo entre canciones y una producción más o menos generosa, son las características de aquellas películas. No fueron los 40, sin embargo, los años más fértiles en materia de personajes, guiones y producción artística que la estrella merecía. En 1942, con "En el viejo Buenos Aires", pasó de Argentina Sono Films a Estudios San Miguel. Hubo una renovación vital en el trabajo cinematográfico de la cotizada estrella y fue nuevamente Saslavsky el encargado de reformular su modalidad estelar, sugiriéndole una nueva caracterización y un género no frecuentado antes, en "Eclipse de sol" (1943). Libertad debió aparecer rubia para jugar la comedia, en uno de sus mejores trabajos, quizás el último muy significativo, a pesar de que su carrera continuó luego en casi 50 películas.

Tras "El fin de la noche" (1943), en la que Alberto de Zabalía colocó a Libertad en medio de la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial, actuó en "La cabalgata del circo" (1944) y "Romance musical" (1945); la primera, una aventura costumbrista; comedia de poco enredo, la segunda.

Son muy conocidas las dificultades que Libertad Lamarque tuvo con el peronismo, después del rodaje de "Romance musical", incluida la leyenda de una bofetada que le habría propinado a Eva Perón durante el rodaje de "La cabalgata del circo". En 1986, en sus "Memorias", Libertad se encargó de desmentir la agresión, pero no negó que las dificultades la condujeron al exilio, en México.

LA PROMESA MEXICANA

En tierra azteca hizo inmediatamente una película. Coincidentemente, fue su primer film mexicano y el inicial de Luis Buñuel: "Gran casino". Sugestivamente, Libertad realiza allí una maravillosa interpretación de "Adiós, pampa mía".

Torrentes de lágrimas derramó Libertad frente a las cámaras en los estudios mexicanos, en films como "Soledad", "La dama del velo", "Huellas del pasado", "La loca", "La mujer sin lágrimas", "Bodas de oro" y muchísimas más. Alfredo Crevenna, Miguel Zacarías, Emilio Fernández, Tito Davison y Roberto Gavaldón fueron los directores que más la frecuentaron. De vuelta en la Argentina, en un paso breve, rodó en 1959 "Creo en ti". Volvió a México y luego a Buenos Aires, alternando constantemente el cine y la telenovela, en los años 70, con producciones de los dos orígenes. "La sonrisa de mamá" y "La mamá de la novia", de Enrique Carreras, fueron sus éxitos argentinos, junto con una brillante puesta de la comedia musical "¡Hello, Dolly!" y varios espectáculos de carácter evocativo en los que Libertad cantó y bailó.

La actriz desaparecida tuvo copiosa y continuada actuación en los escenarios latinoamericanos: publicadas sus "Memorias" y bien entrada en los ochenta años, no descansó jamás, favorecida siempre por la afición de un público que llenaba las salas donde Libertad se presentaba. En 1989 fue incluso homenajeada en el Festival de San Sebastián, España, donde se proyectó parte de su obra. Durante todo ese año realizó exitosas muestras de voz y baile en un teatro de Miami.

En los años 90 Libertad siguió cantando y actuando con el mismo suceso de siempre, y el adiós llegó en plena tarea, mientras grababa su sexta telenovela, en México. Para eso se había trasladado desde Miami, donde residía últimamente, hasta un departamento del Distrito Federal.

Con Libertad Lamarque se extingue un fragmento enorme del espectáculo argentino de este siglo. Quedan su memoria y lo mucho que hizo, en la época de oro, para que la pantalla nacional trascendiera nuestras fronteras. Con ella paseó el tango en singular decir: algo de la voz rea de los años 20 y otro tanto de la emoción porteña puesta en el guiño irónico, el gesto vigoroso y la presencia espontánea pero innegablemente aprendida en horas de ensayo, esfuerzo y concentrada dedicación.

Sus restos serán cremados hoy, a las 15, en el Panteón Español de la capital mexicana.

EL ÚLTIMO HOMENAJE EN MÉXICO

El 24 de julio último, Libertad Lamarque recibió un emotivo homenaje por parte de la comunidad del cine mexicano.

En una ceremonia de gala y ante una multitud que la recibió de pie y le brindó una ovación en el impresionante Palacio de Bellas Artes del Distrito Federal, Lamarque recogió un premio Ariel de Oro especial (máximo galardón de la cinematografía azteca) por su exitosa trayectoria de más de cinco décadas en ese país.

Libertad no es considerada en México una estrella del pasado, sino vigente y contemporánea. Su último gran éxito data de este mismo año, con la telenovela "Carita de ángel", una versión del "Papá corazón" que escribió Abel Santa Cruz. Allí encarnó a la madre superiora de un convento.

En una entrevista que concedió pocos días antes de morir a la revista Nueva, Lamarque había asegurado que jamás la molestó esa popularidad que le impedía salir a la calle sin ser reconocida. También dijo que no temía "ni un poco" a la muerte. "No me da miedo, porque ni siquiera pienso en ella", afirmó.

RECUERDOS

"Cuando llego aquí, empiezo a recordar de todo un poco. Extraño cosas como el olor especial del ferrocarril, con el que anduve por todo el país. Extraño el recuerdo. Es un poco raro lo que digo, ¿no? Extraño el recuerdo, porque los recuerdos también se van perdiendo, y a mí me gusta recordar." Esto decía Libertad Lamarque en su último viaje a la Argentina, en una entrevista con La Nación . La Argentina nunca la olvidó. El 27 de noviembre de 1998 fue designada asesora ad honórem en el área de cultura y declarada personalidad emérita. Su valor fue recordado incluso por algunos visitantes ilustres. Tal fue el caso de Compay Segundo, quien le dedicó su último concierto en nuestro país.