martes, 16 de marzo de 2010

Iván Haidar: el que hace todo

UNAS FICHAS A...

Tiene 25 años, es actor, formado en danza contemporánea, dirige y escribe sus propias obras. Los jueves, en el Centro Cultural de la Cooperación, protagoniza "Ouroboro".

Por: Ale Cosín
Especial para Clarín

Iván Haidar, con apenas 25 años, es un artista escénico en varios frentes. Es actor -estudió con Raúl Serrano y con Ricardo Bartís, entre otros-, bailarín recibido en la Escuela de Danzas Clásicas y Contemporáneas de La Plata y en el Taller de Danza del Teatro San Martín; y ha dirigido sus propias piezas con las que lejos de colgarse de las modas operantes en el medio, se ha arriesgado a seguir sus propios deseos e inquietudes. "Ciudadano de La Plata, en los trayectos hacia Buenos Aires se me ocurrió crear La concepción del tiempo imaginado, entre viaje y viaje", dice. Fue una obra que participó en el Festival Rojas Danza 2008, del Centro Cultural Rojas; en el 4° Encuentro de Teatro Danza en Tucumán; y que formó parte del Ciclo Experiencias en Escena en el C.C. Borges. "Practicaba una suerte de microdanzas en el bus, observaba ese estado de extrañamiento y lo que sucedía alrededor, también los gestos y movimientos de los pasajeros", recuerda. Eso, y una serie de investigaciones relacionadas al tiempo, al espacio y a la utilización de la luz dieron como resultado una pieza extremadamente arriesgada a nivel estético, pero muy interesante.

Dentro de esa tónica también son sus trabajos como intérprete. A pesar de ser un bailarín de técnica virtuosa, sus participaciones en obras dirigidas por otros (como Mariano Pattin en dos obras, Lucas Condró y ahora Luis Garay) han tenido como característica la fragmentación del movimiento corporal, el despojamiento, el cansancio, la descripción del movimiento de la voz, el juego con lo desconocido. "Creo que una obra no sólo se construye desde la técnica. Las técnicas son puertas: lo que hay del otro lado es lo que me interesa. Eso me divierte y entusiasma muchísimo. En ese espacio me pregunto cosas y disfruto decodificando un lenguaje inexistente. Este lugar poco formal se relaciona a mi indefinición como artista. Siempre me gustó la danza, me formé haciendo ballet desde los 5 años. Fui como un Billy Elliot! Y después de 9 años decidí que quería hacer teatro", dice.

Luego cuando terminó el secundario comenzó la Licenciatura en Comunicación Audiovisual que dejó porque bailaba mucho. "Es al día de hoy -reconoce- que todavía tengo ganas de retomar esa carrera: me encanta la parte de montaje y postproducción. Este diálogo entre las diferentes disciplinas es lo que más me interesa investigar en una obra. Un cuerpo dislocado, incómodo, disociado en sus posibilidades e integrado en sus nuevos lenguajes. Siempre me llamaron coreógrafos y directores que trabajan e investigan junto con el intérprete y despiertan nuevas facetas ocultas o potencian sus particularidades. Nunca fui muy convencional, y quizá por eso es que les llamé la atención".

Hoy por hoy, forma parte del grupo que armó la obra de teatro para todo público Código Pirata que ha recibido varios premios importantes y participado en numerosos festivales, incluso en Italia y en la India; y prepara un nuevo viaje a Suiza en abril. Antes de eso, muestra Ouroboro, la última obra del coreógrafo Luis Garay en el Centro Cultura de la Cooperación, donde sube a escena los jueves de marzo a las 21 horas.

Si bien comenta que La Plata, su lugar, es un espacio con cada vez más producción y lugares para encontrarse con el público, es en la ciudad de Buenos Aires donde se desarrolla mayormente la movida escénica. "Mi deseo, a largo plazo -confiesa- es crear un lugar en mi ciudad natal, donde explorar y mostrar mi trabajo".«

Como actor, Haidar ha formado parte de los espectáculos "Ouroboro", "Código Pirata", "Tres", "Dime verdadero", "Alguien próximo". En "La concepción del tiempo imaginado" fue intérprete, iluminador y director. En "No me quitte pas" fue intérprete y director. Y también trabajó como actor en la obra "Hércules y el fuego del Olimpo".

Fuente: http://edant.clarin.com/diario/2010/03/16/espectaculos/c-02160058.htm

No hay comentarios.:

Publicar un comentario