viernes, 19 de marzo de 2010

Una bomba de tiempo hará vibrar al público en la reapertura del viejo Teatro Ópera

Esta noche en la ciudad de La Plata

19-03-2010 / El grupo de percusión porteño llega a la sala platense con su sistema de señas

La ampliación de los espacios culturales en la ciudad de La Plata es un hecho concreto. Así quedó palpado ayer cuando se dio lugar a la reapertura de la El Teatro Sala Ópera, en 58 entre 10 y 11, donde antiguamente funcionó el cine teatro que llevó el mismo nombre.

Esta noche a las 21.30, allí tendrá lugar un evento de gran magnitud, como es la presentación del grupo de percusión La Bomba de Tiempo, que el público platense tuvo la oportunidad de apreciar el año pasado frente al Palacio Municipal por los festejos del último aniversario de la ciudad.

Este grupo de tambores y percusión está formado por diecisiete artistas que llevan adelante la improvisación dirigida a través de un sistema de señas realizadas con las manos, los dedos y todo el cuerpo en general.

De la mano de Santiago Vázquez, quien gestó este nuevo lenguaje de señas, las funciones se hacen únicas e irrepetibles, ya que lo que principalmente conglomera a este grupo es la improvisación.

Bajo la dirección de Vázquez (también sabar), el grupo se completa con Alejandro Oliva en surdo y dirección;) Mariano Cantero en tambor chico; Nacho Álvarez en tambor repique; Juampi Francisconi en tambor piano; Richard Nant en campana y trompeta; Lucas Helguero en quinto y dirección; Mario Gusso en conga; Pablo Ben Dov en djembé; Andrés Inchausti en surdo y dirección; Luciano Larocca en guancha; Carto Brandan en semillas; Pablo Palleiro en tumbadora; Gabriel Spiller en campanas y dirección; María Bergamaschi en chekeré; Diego Sánchez en djembé y dirección, y Cheikh Gueye en djembé.

Luego de desarrollar un lenguaje de improvisación por señas, Santiago Vazquez se vio ante la necesidad de conformar un nuevo grupo de percusionistas que pudieran tocar para ver qué salía de todo eso. Sin embargo, el tocar en vivo no significa evitar los ensayos. Contrariamente a ello, requiere de un mayor tiempo de estudio de las señas, un mejor manejo de los tiempos y ritmos y un conocimiento exhaustivo de este lenguaje musical.

Después de un tiempo del armado del grupo, en mayo del 2006, La Bomba de tiempo debutó en el porteño Centro Cultural Konex, donde sigue presentándose cada lunes.

El primer disco del grupo La Bomba de Tiempo, se grabó en vivo en Niceto Club al año siguiente de su nacimiento. Y en ese mismo 2007, La Bomba de Tiempo creó una escuela de percusión, CERBA (Centro de estudios del ritmo de Buenos Aires) destinada a percusionistas o músicos de otros instrumentos, profesionales o amateurs, y también a personas sin experiencia musical. Hoy el elenco se encuentra trabajando para la realización de su primer DVD y a la espera de plasmar un segundo disco, aunque sin fecha estipulada.

Diego Sánchez, el percusionista platense integrante del elenco de La bomba de tiempo, charló con Diagonales.

“Siempre tenemos un artista invitado, pero se define a último momento. En el show vamos a presentar nuestro concepto de improvisación, que venimos haciendo todos los lunes en el Konex. Vamos a presentarnos en un espacio nuevo, así que vamos a ver qué sale. El show dura alrededor de dos horas, pero puede variar”, anticipó Sánchez sobre la presentación de esta noche.

–¿Qué implican los ensayos para un grupo que tiene como eje la imprivisación?

–Te diría que hacemos un poco de todo. Al principio pasamos un tiempo sin ensayar y era sólo improvisación, ya que el sistema de señas no era dificultoso si uno lo conocía. Pero lo que se hace en los ensayos es buscar nuevas herramientas para alimentar la música y que esas herramientas se aceiten en el tiempo real. Es como practicar el manejo cuando vas en una ruta sin pensar en que tenés que apretar el freno, el embriague... Es eso, ensayar herramientas y que en el vivo se manifiesten, no hacer algo pautado. Además, tenés ensayos de directores, de formaciones, hay un montón de subítems internos que nosotros tenemos pero, en definitiva, lo que se busca es ensayar herramientas para en el vivo estar más tranquilos.

Fuente: http://www.elargentino.com/Content.aspx?Id=82578

No hay comentarios.:

Publicar un comentario