domingo, 20 de junio de 2010

“Debido a la influencia de la televisión, la danza se desvirtuó completamente”

Romina Simone habló sobre la danza contemporánea y se refirió a la función de hoy a las 20.30, en la sala 420

Cero es la obra de danza contemporánea seleccionada para el Cuarto Festival Internacional de teatro y danza 2010 (Chile) y que los platenses podrán disfrutar esta noche, a las 20.30, en la sala 420 (59 entre 12 y 13).

Cero habla sobre las relaciones humanas en general y un permanente deseo de los intérpretes de querer pasar al otro lado de un muro. A través de estos deseos personales y en sus búsquedas de lo desconocido, comienzan a interactuar entre sí y aparecen los conflictos, diferencias, juegos y complicidades pero todos con un mismo fin, atravesar el muro que divide un delante y un detrás imaginario.

Cuenta con las interpretaciones de Horacio Castelli, Marcela Gómez, Mariana Venditti, Romina Simone, quien también es la gestora y directora de este proyecto cultural.

“Cero se creó en el 2008 y se estrenó al año siguiente en la ciudad de La Plata -comenzó la directora de la compañía su charla con Diagonales-. En el 2007, a raíz de la creación de una obra anterior (Solitudine) quedé seleccionada para participar en el proyecto Coreographic Collision dentro de la Bienal de Venecia, Italia, donde me perfeccioné con diversos maestros de gran prestigio en el mundo de la danza contemporánea. Al regresar al país, llena de todo tipo de información, surgió la necesidad de explorar e investigar cuestiones que me inquietaban. Debido a esto, convoqué a los bailarines Horacio Castelli, Mariana Venditti y Marcela Gómez que bajo mi dirección recorrieron este largo y arduo trabajo de creación.

–¿Cuándo se estrenó la obra?

–Cero se estrenó por primera vez en mayo del 2009, realizamos varias funciones aquí y luego nos presentamos a fin del año pasado en la Ciudad de Buenos Aires, además la obra fue seleccionada para participar del Cuarto Festival Internacional de Danza y Teatro en la Ciudad de Iquique, Chile, para octubre del 2010, pero antes deseábamos reestrenarla aquí.

–¿Cómo se conformó el grupo?

–Además de ver espectáculos platenses, donde observo las obras y las composiciones, hoy por hoy cuando estoy por encarar una nueva producción me tomo mi tiempo para ver bailarines y elegir aquellos que me llamen particularmente la atención, así fue como convoqué a una serie de personas y seleccioné a los que finalmente se encuentran hoy bailando en dicho proyecto.

–¿Qué buscan transmitir con esta presentación en particular?

–En principio me interesa que el público se pueda armar de acuerdo a lo que ve, su propia historia, generar impactos emocionales y visuales. No busco dar un mensaje literal ya que es una obra muy abierta pero con un hilo conductor que mantiene una tensión energética permanente. Es genial lo que recepciono del público, sus diversas e intensas lecturas y movilizaciones internas que provoca la obra en el espectador.

–¿Hay espacio para la danza en La Plata?

–En mi caso en particular, tengo el privilegio de mostrar mis obras fuera de la ciudad y próximamente en el exterior, pero por otro lado, los independientes no contamos con el apoyo suficiente para poder acceder a ciertos espacios de la ciudad. Hoy por hoy nos enfrentamos también a la realidad que gracias a la influencia de ciertos programas televisivos, se desvirtuó el arte en general y fundamentalmente la danza. Estaría bueno que tengamos otro tipo de difusión a nivel cultural para que se acerque tanto aquel que se dedique al arte como el público en general.

Fuente: Diagonales

No hay comentarios.:

Publicar un comentario