domingo, 27 de junio de 2010

La ópera Rigoletto brilla en el Argentino

Sabina puértolas

26-06-2010 / Una entrevista con la soprano española protagonista de este drama verdiano

“Gilda es un personaje delicioso, tiene un área maravillosa, súper dulce y me encantan los personajes dramáticos, y Gilda al final muere trágicamente. Así que es muy interesante no sólo desde el punto de vista vocal sino como personaje como actriz. Es muy interesante”, aclara a Diagonales la soprano española Sabina Puértolas, en uno de los tantos recovecos que ofrece el Teatro Argentino (51 entre 9 y 10), y que esta tarde, a las 18.30, la tendrá sobre el escenario de la Sala Alberto Ginastera para meterse en piel del principal personaje femenino de la ópera Rigoletto, que cuenta con la música de Giuseppe Verdi y libreto de Francesco Maria Piave (basado en el drama Le Roi s’amuse de Víctor Hugo). En esta oportunidad la dirección musical estará a cargo de Guillermo Brizzio, la puesta en escena de Pablo Maritano y la escenografía le corresponde a Daniel Feijóo.

Puértolas que comenzó en el “conservatorio a los 15 años” y a los 20 se fue a estudiar a Italia a la Academia Verdiana de Busseto, tuvo la oportunidad de trabajar con los tenores Plácido Domingo y José Carreras: “ Una experiencia maravillosa, es gente humilde, son buenos compañeros. Solamente verles como se enfrentan a la ópera o los conciertos te ayuda, aprendes sólo de verlos. Súper interesante y muy buena gente”.

–Muchas veces al hablar con figuras de la lírica o el ballet, la mayoría de ellas remarca el sacrificio que significa llevar una carrera adelante, ¿cómo se da en su casa?

–Yo estoy en este mundo y hago este trabajo porque me gusta. No sufro, no tengo los nervios de salir a escena desde pequeñita. Me gusta que me pinten, que me disfracen. Salgo y te canto, y me gusta actuar. Disfruto muchísimo por lo que implica esa adrenalina, después compensa el hecho que estás afuera y dejas al niño, al marido, tienes que programar las cosas de tu casa. A la vez estas aquí cantando y tienes tus propios problemas o que el musical no funciona, o estoy cansada, o estoy constipada y tengo que cantar, cosas de esas que siempre suceden. Solamente con la adrenalina de salir a escena todo eso se te pasa. Es cuestión de no hacer planes de aquí a un mes, sino hacer planes de mañana ¿qué tengo que hacer con el niño? No hacer planes a largo plazo, la agenda de artista sí es a largo plazo. Estoy satisfecha, y no quiero pensar que es sacrificio.

–¿Tiene alguna ópera que le guste más por sobre las otras?

–No, es que me la paso muy bien cantando todo. Ahora estoy haciendo bastante barroco que es una cosa que no hacía. Empecé hace tres años y ahora estoy haciendo mucho y es un tipo de música que te abre mucho la mente. Al menos en España los cantantes de Barroco eran especializados en ese género y nada más, y los de ópera para ópera. Creo que es interesante cantar todo, porque puedes tomar un poco de aquí pasarlo allí. Ahora estoy cantando de todo y me encuentro muy completa como cantante.
No sólo se trata de la primera experiencia de la soprano a La Plata: "Es la primera vez que he venido a la Argentina. Vine aquí de casualidad, me había llamado Marcelo Lombardero (NdR.: director del Teatro Argentino) hace dos o tres años para hacer La Traviata en el Colón cuando era el director, pero no pudo ser porque tenía trabajo y era a último momento y no pudo ser, y me trajo aquí. La verdad es que estoy muy contenta. Conocer un país nuevo, una cultura nueva, es súper interesante. No solamente desde el punto de vista del teatro sino eso de abrir fronteras, y de conocer a gente nueva es muy enriquecedor"

–Antes de llegar, ¿qué referencias tenía del Teatro Argentino de La Plata?

–No tenía ninguna referencia. Sí sabía que el Teatro se quemó, que lo rehicieron, que era un teatro nuevo, moderno. Y lo que he encontrado es un teatro con una acústica excepcional, súper grande para la ciudad que es La Plata y que tiene un montón de posibilidades. Aquí se puede trabajar súper bien. Cuando Marcelo me enseñó desde el escenario lo que se ve la platea, impresionante. Sólo recordaba esa impresión la primera vez la Scala, en el primer musical que vi a Mutti ahí en el fondo y una mole enorme, pues esa sensación de ¿qué es esto?

Fuente: http://www.elargentino.com/nota-96410-medios-122-La-opera-Rigoletto-brilla-en-el-Argentino.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario