sábado, 19 de junio de 2010

La realidad argentina danzada en los pies de la compañía Castadiva

Este sábado a las 21, en la sala 420

Sudakas se basa en la mirada sobre este país que poseen los otros

"Una manera de salir de eso que nos estaba pasando, era construir esta obra a partir de nuestra identidad, como nos ven y como nos llaman: Sudakas. Pero con mucho humor e ironía. Es una obra que yo estrené en el 2002, apenas caído el gobierno de De la Rúa y se vino todo el mundo abajo y los niños en la basura y esas cosas de la gran miseria que aún soportamos", comenzó la charla con Diagonales, la directora y coreógrafa de esta presentación de danza contemporánea, Mónica Fracchia, que tendrá lugar el próximo sábado, a las 21, en la Sala 420 (59 entre12 y 13)

"La imposición fue trabajar con música argentina y latinoamericana -continuó la creadora de la compañía Castadiva-, sin ninguna realización propia, sino con autores conocidos. Tenemos una pista hecha con diferentes temas, no fue construida la cinta para la obra. Tomé compositores y organicé la pista según mi conveniencia."

–¿Cómo representan la danza?

–Tiene esa cosa sumisa en el comienzo que está basada en una música de Marcelo Perea que se llama “Vidala”, que es un quinteto de mujeres limitadas espacialmente por unos cajones y luego esos cajones empiezan a ensanchar los lugares. Después tenemos las típicas peleas en un ring entre hombres y mujeres que utilizamos la música de la chacarera del triste, y la ironía es que se están matando. Después está “Nostalgias”, sin texto, sólo la música. Hay nostalgias en que la pareja que lo interpreta está dividida por unos cajones en diagonal. Son diez escenas que se van modificando y las escenografías son cajones de verdura que van cambiando en la escena precedente. La manera en que se ubican da un marco a la pieza que viene, y va enlazando y cambiando el siguiente.

–¿La han presentado fuera del país?

–Sí, anda paseando. Y ahora tenemos una propuesta para ir a México.

–¿Y en Europa, por el término con el que se la denomina?

–Es verdad que es un término bastante usado en el viejo continente, pero es muy difícil entrar en contacto para enviar el material, en Latinoamérica es más fácil. Además creo que en Europa no les gusta porque a ellos nos llaman así y es traérselos al frente y mostrarles cómo nos ven. Nos les gusta el término pero en cuanto la podamos presentar allá, estoy segura que les va a gustar. Seguramente va a ir a Europa, además porque España y Grecia están en una posición similar.

–¿Desde la compañía Castadiva han tratado temáticas similares?

–Sí, está Febo Asoma, es un acto patriótico de la escuela pública de la primaria. Nos ha ido muy bien, viajamos bastante con esta obra y la piden bastante para que la presentemos. La estuvimos haciendo también en los centros culturales de los barrios, la gente se ríe mucho, tiene una temática muy argentina.

También está Fechas patrias que quedó seleccionada para el teatro por la identidad que forman parte de esta trilogía argentina.

–¿Esas son las tres obras que está presentando?

–No. Ahora estamos haciendo en el Teatro del Pueblo Las bodas de Stravinsky. Pero estas tres obras que mencioné forman parte de una trilogía y que hablan de nosotros de los argentinos, de los sudamericanos, del golpe de estado, que tienen que ver con nuestra realidad. Después el año pasado hice otra que se llama Ramos Generales, que es algo ecologista, con mucho humor.

–¿Castadiva se creó en 1998, qué la motivó a crearla?

–Porque soy una ex bailarina, trabajé doce años en el Teatro San Martín, y cuando me fui del ballet comencé a bailar sola y empecé a dar clases y quería que yo hiciera las coreografías. Igual siempre tuve la necesidad de coreografiar. Y así empezó todo, con cinco mujeres y después puse un bolero para veinte mujeres. Y ahora catorce integrantes componen hoy la compañía.

–¿A qué se debe el nombre?

–Para un concurso monté un trío de mujeres con el área Casta Diva de Norma, la música, monté un trío. Y ahí le dejé el nombre, le dejé del nombre de esa área.

Fuente: Diagonales

No hay comentarios.:

Publicar un comentario