viernes, 24 de agosto de 2012

Cantata-Tagol: otra cara del fútbol, musical y risueña

El espectáculo que parodia el llamado "folklore del fútbol" se despide este domingo del Paseo La Plaza.

24.08.2012 | Por David Flier

EL ÚLTIMO GOL. Cantata-Tagol se despide este domingo del Paseo La Plaza.

Entre las osadías más grandes a las que puede aspirar un reduccionismo se encuentra la de circunscribir el fútbol a apenas esos 90 minutos en los que la pelota rueda. Porque existe un mundo que rodea al partido. Aquel de los hinchas y su pasión desbordante, el de las transmisiones, el de los cantos. Todo eso que se da en llamar "el folklore del fútbol". Todo eso intenta representar, con humor y música, Cantata-Tagol, el show que copó las noches de domingo -no podía ser de otra forma- del Paseo La Plaza.

La obra se despedirá este domingo con una última función, a las 20, en la sala The Cavern.

El elenco compuesto por Nicolás Allegro, Pablo de la Fuente, Luciano Guglielmino, Gustavo Portela y Pablo Quiroga -todos actores y músicos platenses- combina ritmos musicales que van desde la cumbia hasta el rock, disco, tango o murga, con las situaciones propias de un domingo de cancha. Y con una infaltable cuota de humor para parodiar las vivencias futbolísticas de cada fin de semana.

¿Cómo nace Cantata-Tagol? "La obra surge por el 2010 con la idea de tomar la temática del futbol, algo que nos cruza a todos en algún momento y llevarla a un espectáculo teatral. Este tema no había sido tocado de esta forma. Y cruza con la idea de empezar a cantar al estilo de las murgas uruguayas, un estilo que toma melodías de canciones conocidas y cambia las letras con cosas mas criticas y contestatarias", explicó Gustavo Portela.

El actor aclara: "Queríamos estrenarlo en el Mundial de Sudáfrica. No se pudo y fue estrenado el año pasado". El elenco ha recorrido numerosos escenarios de La Plata y se ha presentado en plazas públicas y hasta en cárceles.

Las voces del quinteto actoral se complementan con los instrumentos de percusión, un teclado y un bandoneón.

"Es un espectáculo muy versátil", sostiene Portela. Y explica la amplitud del público al que va dirigido Cantata-Tagol: "Sucede algo muy extraño: Aun quienes no son futboleros y conocen el código muy por arriba se enganchan con otras cosas como el humor o los arreglos musicales: Nos pasa mucho con las mujeres, que saben más de fútbol de lo que se cree".

Fuente: http://www.clarin.com/espectaculos/teatro/Cantata-Tagol_0_761324038.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario