domingo, 7 de octubre de 2012

Casablanca, una historia de amor que cumple 70 años


CULTURA /  CINE: ADELANTO / El reestreno más esperado llega este jueves 11 de octubre de 2012 a las salas de cine y en La Plata podrá verse en Cinema City. Un clásico del séptimo arte con Ingrid Bergman y Humphrey Bogart.

06.10.2012 | 15.36

Ingrid Bergman y Humphrey Bogart en Casablanca

Hay una frase de la sabiduría popular que dice que “solo conocen el amor aquellos que aman sin esperanza”. Y quizá esta oración algo trágica sea uno de los secretos que han hecho que Casablanca sea considerada por varias generaciones de cinéfilos como una de las más grandes historias de amor jamás contadas. Y por supuesto Ingrid Bergman y Humphrey Bogart, dos actores únicos que le mostraron al mundo como se representa el romance en pantalla. Pero además el film aborda una serie de temas que son atemporales y que provocan un grado elevado de identificación con el público de todos los tiempos: el amor, la amistad, la lucha por la libertad. Pocos saben que todos estos tópicos, que se entrelazan de una manera ideal en el guión son producto de una gran cuota de improvisación, es sabido en el anecdotario cinéfilo que dicho guión fue escrito en parte el mismo día del rodaje.   

El argumento, por todos conocidos narra ese inesperado encuentro entre Rick Blaine e Ilsa Lund, dos ex amantes, que en la época de la Segunda Guerra Mundial, se enfrentan nuevamente cara a cara, y no solo deben saldar las cuentas pendientes, sino también decidir sacrificar, o no, su amor por ideales considerados más importantes. Esta encrucijada en la que los pone la vida es sin duda lo que provoca ese efecto imborrable en el público. El marco es perfecto: Casablanca un lugar presentado en el film como un escenario exótico, casi de cueto que se transforma en la ciudad de la redención y donde la oportunidad de cambiar la vida aflora estrepitosamente. Y la tan ansiada libertad (en todos los sentidos), claro está. 

La dirección estuvo a cargo de Michael Curtiz. En un principio Casablanca fue una cinta más de los estudios, sin grandes pretensiones. Solo una película casi propagandística a favor de los aliados, pero sin proponérselo el realizador de origen húngaro filmo una de las más grandes películas de amor de la historia. Y muy cercana a la realidad que se vivía por aquellos tiempos. Los Aliados invaden Casablanca (la ciudad real) poco antes de su estreno, es por eso que en algún momento se pensó en agregarle la invasión al film, pero finalmente la idea fue descartada. 

Frases que son parte de la historia. Muchas de las frases que se pronuncian en la película han pasado a ser parte de las expresiones del imaginario colectivo: “siempre nos quedará París”, le dice Rick a Ilsa y esta frase es utilizada para hacer alusión a mejores tiempos vividos. O la frase que cierra la película “este es el comienzo de una hermosa amistad”, pronunciada por Bogart que habla de una nuevo comienzo y del posible abandono a su vida pasada en la ciudad africana. Pero de todas ellas, quizá la más famosa, “tócala de nuevo Sam” nunca fue pronunciada. En realidad Ilsa le dice a Sam, el pianista del bar de Rick: “Tócala Sam, Toca ‘As Time Goes By’”. Luego de esto y ya abrumado por el reencuentro el personaje de Bogart le exige al músico que nuevamente interprete la canción: ““La tocaste para ella, la puedes tocar para mí”, Sam se niega y Rick arremete: “Si ella pudo soportarlo, yo puedo. ¡Tócala!”.

La pareja inolvidable. Tanto Ingrid Bergman como Bogart se encontraban en la cima de sus carreras al momento de rodar el film (el único que hicieron juntos) y la fascinación que este provoca se debe a la química entre estos dos actores que son el alma de esta historia y lo sedujo y hechizó a los espectadores. Y ¿Qué decir del personaje de Rick que no se haya dicho ya? Ese hombre duro y cínico pero con el corazón roto que al final se convierte en un anti héroe que permite aflorar sus debilidades: “de todos los bares del mundo, ella tuvo que venir al mio”, dice Rick con la botella a medio beber y comienza a llorar mientras golpea la mesa. Y todos lloramos y nos enamoramos también. Esta es para algunos la mejor actuación en la carrera del actor. 

Y el motivo de su llanto es Ilsa. La actriz sueca consiguió personificar a una heroína única con una actuación de diversos tonos sutiles reforzada por la iluminación del film, que le da a sus ojos un destello que la vuelve una diva triste y melancólica pero con una fuerza interior poca veces vista. Sería imperdonable no nombrara también a Claude Reins, el oportunista capitán Renault, quién también creó un personaje a estas alturas célebre. A pesar de esto la película no recibió ningún Oscar por sus actuaciones. Si gano la estatuilla al mejor guión adaptado, Curtiz se llevó el de mejor director y como no podía ser de otra manera el de mejor película. 

Casablanca se estrenó por primera vez el 26 de noviembre de 1942 y al mes siguiente llegaba a la Argentina, un mes antes que en el resto del mundo. Para celebrar sus 70 años Warner Home Entertainmet, lanzó en marzo de este año una edición especial limitada en alta definición. Este lanzamiento fue la antesala del reestreno de la película en las salas de cine. La fecha de esta cita obligada está prevista para este 4 de octubre. Y no ir a verla sería imperdonable. Para todos aquellos que no la han visto en cine, será una experiencia que la volverá más mítica aún (si es que esto es posible) en los corazones de todos los espectadores. Y para aquellos que todavía no se rindieron ante esta pareja será la ocasión perfecta para disfrutar de este clásico inmortal en pantalla grande. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario