domingo, 18 de noviembre de 2012

Otro camino para la dramaturgia


18.11.2012 | Suplemento de Cultura | Teatro en viñetas, obras de Roberto Cossa y Jorge Accame

Publicado por Loco Rabia Editorial de Historietas, Teatro en viñetas reescribe en clave de cómic dos grandes clásicos del teatro argentino contemporáneo, con guiones de Alejandro Farías y dibujos de Carlos Aón y Hurón. Para ampliar el canon del teatro escolar.

Por: 
Jorge Dubatti

Salvo los honrosos antecedentes de algunas versiones en "cómic" –El puente de Carlos Gorostiza, Mustafá de Armando Discépolo y Rafael José de Rosa–, casos muy discontinuados en el tiempo, el género de la historieta le ha dedicado muy poca atención a las grandes obras del teatro argentino. Como es sabido, la dramaturgia constituye una de las grandes contribuciones de la cultura argentina al mundo, pero durante décadas fue considerada la "Cenicienta" de la literatura nacional.

Por eso es muy bienvenido este Teatro en viñetas (publicado por Loco Rabia Editorial de Historietas), que incluye las adaptaciones realizadas por Alejandro Farías de dos grandes clásicos del teatro argentino contemporáneo: Venecia de Jorge Accame y Yepeto de Roberto Cossa, dibujados respectivamente por Carlos Aón y por Hurón. El gesto fundacional, la gran idea de Teatro en viñetas, obligan a reconocer una zona de vacancia en la historia de nuestra cultura, así como las huellas y trazos anteriores de una posible tradición y un vasto campo para la creación futura.

La historieta teatral –llamémosla así– es mucho más que una adaptación o una trasposición, porque propone un mecanismo de lectura del teatro que no es neutro, sino una nueva forma de creación, con su propia autonomía. La historieta teatral o el teatro en viñetas invita a conectar mundos, a establecer un puente, un ejercicio de diálogo, doblemente generador: ilumina las obras "originales", y a la par revela nuevas obras. El trabajo de Alejandro Farías, Aón y Hurón es un multiplicador de perspectivas y visiones sobre Venecia y Yepeto.

Por un lado, transforma el texto dramático en imagen, da cuerpo a los personajes, despliega los espacios y los puntos de vista, permite acceder a las representaciones interiores de los personajes, destaca objetos y detalles, se desplaza con total fluidez entre la observación del realismo y la expresión subjetiva del expresionismo; por otro, el guión propone una reescritura que es una interpretación, en la que además opera el procedimiento del "salto", la selección, la elipsis de cuadrito a cuadrito. 

La reescritura suma lo que queda entre cuadro y cuadro. Con su entrañable formato popular, en el que resuenan la infancia y la adolescencia de todos nosotros, la historieta teatral es un encuentro de las artes: hace confluir en su universo algo de la puesta en escena, del cine, de la objetivación de la imaginación, de la fotografía, de la literatura y de la ilustración literaria, y a la vez propone una zona de pura singularidad, que le ha dado a la historieta a través de las décadas –tras años de marginación– el merecido reconocimiento de su dimensión como una de las grandes artes del hombre. Esa singularidad está en el trazo, en el diseño, en la elección de recorte de cada instante, que a la par que interpretación de los textos "fuente" son la fundación de un nuevo universo con reglas propias. 

Por todo esto creemos que la magnífica idea de hacer "teatro en viñetas" será especialmente útil para la escuela secundaria: ojalá los maestros lleven estas ediciones al aula, y propongan a sus alumnos el juego de reconocer este diálogo de mundos y artes, de miradas, lenguajes y creadores, de la dramaturgia a la historieta y viceversa. Contribuiría además a ampliar el canon escolar de lecturas teatrales: ¿no se puede leer teatro en las aulas más allá de Lope de Vega, Alejandro Casona y Conrado Nalé Roxlo? 

Las obras elegidas para este primer volumen abren otras perspectivas sobre los mundos del teatro argentino contemporáneo. Yepeto fue escrita por Roberto Cossa (uno de los principales exponentes de la generación del sesenta) en 1987. Acaso la historia de Yepeto podría resumirse en el núcleo de la rivalidad entre un hombre mayor y un joven por el amor de una mujer (cuya representación es uno de los grandes desafíos de la pieza); es también una suerte de singular variación sobre la visión del tiempo humano y la experiencia existencial que propone el mito de Fausto (en este caso desplegado en dos personajes). 

Se trata de una de las mejores obras de Cossa, en la que se incluyen además valiosas reflexiones sobre la creación artística. En cuanto a Venecia, su autor, Jorge Accame, radicado en Jujuy, ingresa en el teatro nacional en la Postdictadura. Venecia, estrenada en 1998, cuenta los esfuerzos de un grupo de jóvenes para que la vieja Clavelito, madama ciega de un prostíbulo, pueda cumplir con un sueño imposible antes de morir. El tema de Venecia es el simulacro, pero también el amor, la compasión y la capacidad de "hacer de necesidad virtud". Venecia combina lo sentimental y la comicidad como auténtica heredera del sainete criollo. 
    
Loco Rabia es una joven empresa editora nacional, creada por el guionista Alejandro Farías (tengolospiesfrios.blogspot.com) y el dibujante Marcos Vergara (www.marcosvergara.com.ar), que lleva al papel la producción de autores de historietas contemporáneos, consagrados e independientes. Entre otros títulos anteriores, Loco Rabia publicó Traición (antología de once historias de varios autores), La historia del Otro Juan Moreira I, II y III, Mi Buenos Aires Querido, Historieta Histórica: Aquí mismo, con dos tomos, La Villa de la Constitución y Santa Fe la Invencible, diario de un federal, Mutantes Bukowski, entre muchos más.  

Es de desear que este volumen se transforme pronto en una colección de muchos tomos. Otras numerosas grandes obras del teatro argentino –de Florencio Sánchez, de Francisco Defilippis Novoa, de Roberto Arlt y tantos otros– están llamando desde las páginas literarias para desplegarse en mundos de historieta. Este libro es otra manifestación del creciente reconocimiento del que disfruta el teatro argentino en los últimos años. Farías, Aón y Hurón, artistas de la historieta teatral, homenajean la dramaturgia nacional abriéndole acceso a nuevos y potentes caminos. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario