domingo, 29 de junio de 2014

La sensual publicidad de Lavezzi y Calu Rivero


Antes de convertirse en el más deseado por las argentinas, el delantero de la Selección mostró su faceta de modelo junto a la actriz e "it girl" local (son aquellas famosas que por su actitud y estilo marcan tendencia a lo largo del año y aportan algo distinto acorde a su personalidad), en un comercial que grabaron juntos para una firma de indumentaria

Nueva producción de Gaby Rocca para Etiqueta Negra. Music & audio FX by Hit Designers

Ezequiel Lavezzi ya es todo un fenómeno de este Mundial 2014, en el que las mujeres lo han declarado uno de los más sexies. Tiempo atrás, antes de que su fama adquiriera una dimensión inusitada, con miles de mujeres reclamando en las redes sociales que "juegue sin camiseta", el delantero de la Selección nacional protagonizó una sensual publicidad junto a la actriz Calu Rivero para una conocida marcha de ropa. La trama del comercial de Etiqueta Negra gira en torno de una llamada que no se concreta y, sobre el final, invita a imaginar lo que con seguridad será un encuentro apasionado... Apodado por algunos "el David Beckham morocho y argentino", Lavezzi mostró allí su faceta de modelo junto a la it girl Calu Rivero

Fuente: http://www.eldia.com.ar/edis/20140628/La-sensual-publicidad-Lavezzi-Calu-Rivero-para-marca-ropa-20140628150721.htm20140628150721.htm

sábado, 28 de junio de 2014

Un exitoso musical al estilo Brodway llega a La Plata

Con la idea de homenajear a grandes autores de la época dorada del jazz, se presenta la obra “Una noche en Hollywood II”. La bailarina y directora local, Marta Cipriano, dialogó con Hoy sobre su destacada trayectoria

La bailarina Marta Cipriano es un emblema de nuestra ciudad, y en esta ocasión, Hoy dialogó con ella sobre su destacada trayectoria y la nueva obra a presentar.

El próximo sábado 5 de julio vuelve a La Plata el musical “Una noche en Hollywood II” de resonado éxito en la temporada anterior. La cita será en la sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino. La dirección artística y producción corresponden a la bailarina y coreógrafa Marta Cipriano, a quien acompañan Maite y Julia Urbiztondo –reconocidas cantantes platenses-.

Según contó la profesora de danza Cipriano, “la idea del espectáculo surgió de una conversación con las hermanas Urbiztondo, de recrear temas centrales de las principales películas musicales de los años 50 y 60, rindiéndole homenaje a Fred Astaire, Gene Kelly, Judi Garland, Eleonor Pawell, entre otros”. Al tiempo que resaltó que el público se va a encontrar con un verdadero musical al estilo Brodway.

Historia de baile

La vitalidad y energía son las principales características que se le puede asignar a la reconocida bailarina platense, Marta Cipriano, quien comenzó a bailar con tan sólo ocho años y a partir de allí nunca paró. Se sumó a importantes ballets y compañías españolas con las que realizó giras en Argentina y diferentes puntos del exterior.

Con más de 65 años como profesora de danzas, recibió el premio “Nace una estrella” –uno de los primeros reality shows de la TV- por su destreza y talento en el flamenco. Mientras que a sus 60 años emprendió un nuevo camino para cumplir su asignatura pendiente: bailarina de jazz. Hoy el sueño está cumplido con la “segunda edición” del musical “Una noche en Hollywood II”.

La función comenzará a las 20, y las entradas anticipadas se pueden adquirir en el Teatro Argentino.

Apareció en escena la responsable del Teatro del Lago


Luego de que vecinos y artistas de La Plata convocaran a una segunda jornada cultural para reclamar por la recuperación y puesta en valor del Teatro del Lago Martín Fierro, apareció en escena la responsable del lugar, quien anunció que se está trabajando para contrarrestar el abandono que hoy presenta el centenario espacio teatral.

​En momentos en que un grupo de artistas locales estaban pintando un grafiti sobre la estructura de chapas que impide el ingreso al Teatro del Lago, la Directora de Comedia del Instituto de Cultura de la provincia de Buenos Aires, Paula Parisi, irrumpió en escena para hacer frente a los reclamos y anunciar obras e inversión.

Bajo el lema “Restauren el Teatro”, los artistas dejaron nuevamente sentada su postura frente al reclamo que mantienen para exigir la puesta en valor del teatro emplazado en el Bosque de la ciudad.

No obstante, cuando se hizo presente Parisi, buscaron dialogar con la funcionaria quien detalló que “hay un presupuesto detallado sobre el estado del Teatro” y dijo que “se está trabajando en la recuperación” y puesta en valor del lugar.

Aclaró que “la platea se reinauguró en 2009, pero ahora se necesita otro tipo de intervención, seria y mas amplia”, y aseguró que “cuando sepa cuándo se va a empezar a trabajar, voy a poder decir cuándo se va a terminar la puesta en valor”.

Ante la pregunta de “¿Quién tiene la culpa de que el Teatro este así?”, dijo que “yo integro un espacio de gestión cultural, hay especialistas que se abocan a eso, yo no puedo arreglar esto, hay gente que se especializa en esto. Todos tenemos un responsable arriba, en este caso soy yo la responsable”, resumió.

Obra de teatro y danza en el Dardo Rocha


El actor, Javier García, dijo que es una obra que habla de los vínculos sociales “de quienes vivimos con intensidad las redes sociales”. Se viene la última función de “Solo punto com”.

En la Sala A del Pasaje Dardo Rocha se realizará este sábado a las 20 horas, la última función de la obra de teatro y danza de la compañía Espiar Danza “Solo punto com”. El actor Javier García dijo que “es una obra que habla de los vínculos sociales de quienes vivimos con intensidad las redes sociales, las relaciones vinculares a través de internet y no de la experiencia”.

En diálogo con Radio Provincia, expresó que el objetivo es mostrar “la soledad a través de la pantalla, porque en definitiva estamos solos”.

"Nueva jornada artística y presentación judicial" por la recuperación del Teatro del Bosque


Este domingo en la plaza de 1 entre 51 y 53

Este domingo se realiza una nueva movida por la recuperación y puesta en valor del Teatro del Lago Martín Fierro, ubicado en el Bosque de la ciudad. Ante la situación de abandono del espacio público, también se realizó una presentación ante la justicia del fuero contencioso administrativo. La funcionaria provincial responsable es la platense Paula Parisi.

Vecinos y artistas de La Plata y la región, convocaron a participar el próximo domingo de la segunda gala artística "La Matriz 3.0" que se realizará para pedir por la recuperación y puesta en valor del Teatro del Lago Martín Fierro, ubicado en el Bosque de la ciudad.

Bajo el lema "El futuro llegó a rescatar nuestro pasado y para revalorizar nuestro presente", los vecinos que conformaron la Asamblea por la recuperación del Teatro Martín Fierro, convocaron a la segunda gala artístico-cultural que se realizará para pedir inversión que permita recuperar el histórico teatro platense.

En ese marco, se confirmó que para la jornada denominada "La Mátriz 3.0" participarán las bandas platenses HM Records, López Band, Hábitat y Luis, Blues de carrera y Patada; los cantantes de tango Oscar Ledesma, José Duret Folclore y Las Baby Fosse, entre otros.

El encuentro se realizará de 13 a 20 horas este domingo en la Plaza Rivadavia de calle 1 entre 51 y 53, frente a la entrada al Bosque de la ciudad.

"Exigimos su reapertura y puesta en condiciones a fin de recuperar para la ciudad un espacio cultural que acompañó durante décadas a las distintas generaciones de platenses, que en pleno Bosque disfrutaron de los mejores espectáculos musicales y teatrales", explicó Lucas Gorchs, integrante de la Asamblea vecinal.

Así mismo, anticipó que tienen previsto iniciar acciones judiciales para que la provincia cumpla con la Ley 13.593, sancionada en 2007, que declaró como "Paisaje Protegido de Interés Provincial" la Reserva Parque Paseo del Bosque, para la protección y mantenimiento del espacio verde.

La administración del Teatro del Lago depende del Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires, y si bien fue inaugurado parcialmente en 1914 y luego reconstruido en 1949 por decisión del entonces presidente Juan Domingo Perón, actualmente está abandonado y en malas condiciones edilicias. A cargo del mismo está Paula Parisi, ex funcionaria "alakista", vinculada al ex legislador nacional Carlos Martínez, hoy por hoy cercano a Sergio Massa.

Por último, hay que señalar que a través de la ONG "Nuevo Ambiente" se presentó un recurso de amparo ante el fuero contencioso del Departamento Judicial La Plata, a los fines de resguardar la infraestructura del Teatro del lago y que se inicien las obras, que según informaron asambleístas, Parisi les dijo que "el expediente de refacción y restauración lo tiene inmovilizado el ministro Arlía". 

El conventillo de la paloma

TEATRO EN LA PLATA

Por Irene Bianchi


Clásico y legendario sainete de Alberto Vacarezza, reeditado por Norberto Barruti, al frente de una treintena de actores, para delicias del público platense, que colma función tras función la capacidad de la Sala Armando Discépolo, de la Comedia de la Provincia de Bs.As. En ese microcosmos, conviven gallegos, tanos, rusos, turcos, porteños compadritos,

una Torre de Babel tan pintoresca como divertida. Muy logradas actuaciones del homogéneo elenco, y un ritmo que no decae.

Hoy a las 21 y mañana a las 20 en 12 entre 62 y 63. Entrada general: $40.


viernes, 27 de junio de 2014

“Orinoco es una alegoría de la vida misma”

CULTURA / La obra interpretada por María Cecilia Rossini y Marcela Curci dará la última función este sábado en Teatro Acción. Antes de la presentación, una de las actrices dialogó con Diagonales.

Marcela Curci y María Cecilia Rossini (arriba) junto a  Arias y Mazzei, directoras.

27.06.2014 | 13:06

Por Marcelo Alonso

El grupo de teatro Almas Desnudas dará este sábado a las 20.30 la segunda y última función de "Orinoco", obra escrita por el fallecido dramaturgo mexicano Emilio Carballido, sobre el escenario del Teatro Acción (calle 61 esq. 15).

La obra cuenta con las actuaciones de María Cecilia Rossini y Marcela Curci, con la dirección de Andrea Arias y Olga Mazzei. El vesturio, la escenografía, la iluminación y musicalización están a cargo del grupo Almas Desnudas.

“Somos dos actrices en un barco. Orinoco es una alegoría de la vida misma, donde durante el viaje van pasando muchas cosas y se va decidiendo el rumbo”, cuenta la actriz Marcela Curci. “Una de ellas es más pesimista, más ingenua y más temerosa de los cambios, en cambio la otra es optimista, apuesta a la vida y a la esperanza”, relata en relación a las situaciones por las que atraviesan los personajes durante ese viaje que las lleva por el río que le da nombre a la obra.

Ambas actrices comenzaron su entrenamiento actoral hace más de 10 años con la Compañía Teatral La Cuarta Pared, que en el año 2005 implementó lo que dio en llamar Laboratorio de La Cuarta Pared, estrenando la obra “La Memoria de los Peces”, interpretada por 15 alumnos de sus talleres actorales.

En el año 2012, Cursi y Rossini tomaron su camino formando Almas Desnudas Teatro de Grupo. “Empezamos a principios del 2012. Estábamos con otros proyectos, pero también comenzamos con este otro. La elección de "Orinoco" surge a partir de que Cecilia recordó esta obra que había visto cuando era chica en el Coliseo Podestá, y que había sido muy impactante para ella. Empezamos a trabajarla y la estrenamos en marzo de 2013, en la versión anterior a la actual. En esta nueva, cambiamos la escenografía y la forma de actuar... le dimos una vuelta de rosca a la obra”, afirma Marcela Curci cuyo personaje en la obra corresponde a Mina, la embarcada compañera de Fifí (Maria Cecilia Rossini).

Luego de “La Memoria de los Peces”, las actrices participaron de las obras “Pluma y la Tempestad”, “Jardín de Pulpos”, “Chotagasta”, “Donde el Viento hace Buñuelos”, "Tapadas de Silencio", “Orinoco” - las tres últimas continúan actualmente en cartel- obteniendo diversos premios y menciones, además de la participación en diferentes festivales de teatro.

Raúl Serrano presenta su adaptación de “Giacomo”


Obra teatral de Armando Discépolo Viernes 27 de Junio de 2014

El director teatral, dramaturgo, escritor y docente expresó que la obra “rescata lo auténtico y verdadero del grotesco” y añadió que en cuanto a la temática “está el mundo contemporáneo que se olvida de los valores”.

El director de teatro, Raúl Serrano, lleva a escena una adaptación de la obra de Armando Discépolo, “Giacomo”, todos los sábados a las 21 horas en el Teatro del Artefacto de Capital Federal. “Es obra que rescata lo auténtico y verdadero del grotesco criollo”, mencionó Serrano por Radio Provincia al tiempo que agregó: “y una obra casi desconocida”.

“Giacomo tiene una serie de subhistorias contadas, por lo cual me tuve que abocar a la pura historia de Giacomo y dejar de lado otras que no añadían gran cosa al grotesco”, así explicó la adaptación.

El director, autor y ensayista mencionó que la obra constituye “una historia divertida y trágica. Es un viejo Tío Rico de quien esperan heredar y de pronto se presenta pobre como una rata y con un baúl. Todos suponen que tiene su plata en el baúl, pero en realidad tiene sus tesoros”. “Detrás de la visión del grotesco, está el mundo contemporáneo que se olvida de los valores”, concluyó Serrano.

("El refugio por la vuelta", L a V de 19 a 21 hs., am 1270) 

Silvia Iriondo en Ciudad Vieja


Una de las más bellas voces femeninas del país viene a nuestra ciudad a presentar su último disco, será este viernes 27 de junio a las 21:30 hs en Ciudad Vieja en Meridiano V.

La cantante Silvia Iriondo presenta su cd “Anónima”, un homenaje a Leda Valladares en el que propone una serie de versiones de cantos ancestrales recopilados por la legendaria tucumana.

Este disco obtuvo un premio del Fondo Nacional de las Artes y contó con la participación de destacados artistas invitados como Teresa Parodi, Quique Sinesi y Carlos Aguirre. Una buena oportunidad para ver a la cantante en vivo y disfrutar de este lindo reducto que es Ciudad Vieja.

La cita es este viernes 27 de junio a las 21:30 hs en Ciudad Vieja, en el barrio Meridiano V de calle 17 y 71. Se pueden realizar reservas al 452-1674.

Teatro en La Caterva


Viernes, 27 de junio de 2014

En el galpón de arte citibelense mañana se presentará la obra “La pasión”, con música en vivo

Cuestabajo Producciones presenta en City Bell la obra “La Pasión (60 años de historia)”. Será mañana, a las 20, en el Galpón de La Caterva, de calle 3 esquina 12 de City Bell.

Se trata de una pieza teatral con recurso fílmico y música en vivo, que transcurre a lo largo de 60 años de la vida de dos amigos entrañables, ambos artistas, que a través del tiempo enfrentan diferentes situaciones personales pero se mantienen unidos a pesar de todo.

El elenco está integrado por: Leandro Piccolo, Verónica Caballero, Gustavo Leiva, Felicitas Salessi y Florencia Nicoletti.

La música en vivo está a cargo de Micaela Carballo (piano) y Florencia Gualchi (flauta).

Las luces y realización escénográfica son de Claudia López Osornio y la operación de video, de Claudia Gustavino.

La dirección es de Alejandra Fiori.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/citybell/notas.aspx?idn=561563&ffo=20140627

Agenda Teatro La Plata

El conventillo de la paloma

Publicado en Edición Impresa:   EL DIA | Espectáculos
Viernes | 27.06.2014 

Viernes 27

Potestad.- Hoy a las 19 en la Facultad de Bellas Artes, diagonal 78 entre 8 y Plaza Rocha, una obra de Eduardo Tato Pavlovsky, con Oscar Pérez y Selene Bustos.

El conventillo de la paloma.- Hoy a las 21 en la Sala Armando Discépolo, 12 entre 62 y 63, de Alberto Vacarezza, con dirección de Norberto Barruti.

Las Abbas.- Hoy a las 22 en La Queimada, 26 esquina 60, presentan su espectáculo, “Coronadas”.

Circo Vito.- Hoy a las 21 en El Bombín, 59 entre 12 y 13, de Máximo Calabrese y Marcos Spanevello, con dirección general de Belisario Román.

El fabricante de fantasmas.- Hoy a las 22.30 en La Lechuza, 58 entre 10 y 11, de Roberto Arlt, con dirección de Marcelo Demarchi.

Ciclo de extensión cultural.- Hoy a las 18.30 en Teatro Rambla, 2 entre 48 y 49, nueva jornada de “Introducción a la formación del actor” para nófitos en la actividad. Coordinan: Ana Azutt y José de las Heras.

El Viaje.- Hoy a las 21 en La Nonna, 3 esquina 47, a cargo de alumnos del taller de adultos de la Escuela de Teatro La Nonna, a cargo de Santiago Dana.

Maratón de Stand Up + Monólogos de humor.- Hoy a las 22 en Arte Vivo, 58 entre 10 y 11, con dirección de Alicia Diciacio.

Humorísimas de fiesta 2.- Hoy a las 22.30 en 12 esquina 72, espectáculos de humor y transformismo, con Jonatan Sapag & Teby Giménez.

Show de humor stand up.- Hoy a las 21.30 en Club de Comedia, 71 entre 17 y 18, con T3es Stand Up: Evaristo Baiocco, Hernán Paladino y Franco Giordani. Entrada libre y gratuita.

La Irredenta.- Hoy a las 21 en 46 Nº 470, entre 4 y 5, con dirección y puesta de Edgardo Ranieri.

Atando Tabas.- Hoy a las 22 en Espacio 44, 44 entre 4 y 5, obra en homenaje a Atahualpa Yupanqui.
Sabado 28

Y un día Nico se fue...- Mañana a las 21.30 en el Coliseo Podestá, 10 entre 46 y 47, de Osvaldo Bazán, con Marco Antonio Caponi y Tomás Fonzi.

Orinoco.- Mañana a las 20.30 en Teatro Acción, 61 Nº 996, esquina 15, de Emilio Carballido, a cargo de Almas Desnudas Teatro.

Espectador o Jurado: Juicio al Fútbol.- Mañana a las 18 en El Altillo del Sur Casateatro, 1 casi esquina 67, con idea y dirección de César Palumbo.

Las Abbas.- Mañana a las 23 en La Reina, Camino Centenario y 511, show de transformismo y humor, a cargo de Julio Piteck y Javier Cardini.

Trika Fopte.- Mañana a las 21 en El Obrero, 13 y 71, con dirección de Carlos Ayala.

Una mujercita vestida de negro. Ficción anarquista.- Mañana a las 23.45 en Espacio 44, 44 entre 4 y 5, cond dramaturgia y dirección de Susana Tale.

El Cumple.años.- Mañana a las 21 en Teatro Estudio, 3 entre 39 y 40, a cargo del grupo Tecito y a la cama, espectáculo de clown.

Solo.com.- Mañana a las 20 en la Sala A del Pasaje Dardo Roca, 50 ente 6 7, a cargo del grupo Espiardanza_compañía de danza y teatro, con dirección de Walter Artigas.

Secretos.- Mañana a las 21 en la Sala B del Pasaje Dardo Rocha, 50 entre 6 y 7, con dirección de Lorena Velázquez.

El conventillo de la paloma.- Mañana a las 21 en la Sala Armando Discépolo, 12 entre 62 y 63, de Alberto Vacarezza, con dirección de Norberto Barruti.

Anita Martínez: De vuelta al barrio.- Mañana a las 21.30 en La Nonna, 3 esquina 47, espectáculo de humor argentino, un recorrido humorístico sobre los cambios en el barrio.

La Pasión.- Mañana a las 20 en La Caterva, 3 esquina 12, City Bell, a cargo de Cuestabajo Producciones, con dirección de Alejandra Fiori.

Show de humor stand up.- Mañana a las 22.30 en Club de Comedia, 71 entre 17 y 18, con La Selección Argentina de Stand Up: Humor en serio, 10 años en cartel.

Grandes divanes 2: Humor más psicoanálisis.- Mañana a las 21 en Arte Vivo, 58 entre 4 y 5, con Mariana Piro, Tato Tarabotto y Aldo Rizzo, escrito y dirigido por Máximo Calabrese y Marcos Spanevello.

Circo Vito.- Mañana a las 21 en El Bombín, 59 entre 12 y 13, de Máximo Calabrese y Marcos Spanevello, con dirección general de Belisario Román.

El fabricante de fantasmas.- Mañana a las 21 en La Lechuza, 58 entre 10 y 11, de Roberto Arlt, con dirección de Marcelo Demarchi.

Encuentros abiertos de actuación.- Mañana a las 16.30 y 17.30 en Teatro Rambla, 2 entre 48 y 49, dirigidos a incentivar el caudal artístico y creativo de los que se inician en la disciplina actoral. Coordinan: Damián Custer y José de las Heras.

INFANTILES

Hugo Figueras y Graciela Mendoza.- Mañana a las 16 en Ciudad Vieja, 17 y 71, meriendas divertidas con show musical.

Muñocos.- Mañana a las 15 en Plaza Moreno, 13 y 54, presenta “Muñocos argentinos”.

Alicia en el país de las maravillas.- Mañana a las 17 en El Obrero, 13 y 71, a cargo del grupo Artex100pre, con dirección de Nicolás Alonso.

Circo Varado.- Mañana a las 15.30 en la BIblioteca Del Otro Lado del Arbol, 14 y 66, acrobacia aérea y humor a cargo del grupo Séptido.

Domingo 29

El conventillo de la paloma.- El domingo a las 20 en la Sala Armando Discépolo, 12 entre 62 y 63, de Alberto Vacarezza, con dirección de Norberto Barruti.

El alma de papá.- El domingo a las 19.30 en el Centro Cultural Los Hornos, 137 y 64.

Humorísimas tiene una flor.- El domingo a las 22.30 en 44 entre 10 y 11, espectáculo de humor y transformismo con Jonatan Sapag y Teby Giménez.

Show de humor stand up.- El domingo a las 22 en Club de Comedia, 71 entre 17 y 18, con Los Graduados de Stand Up, cómicos rotativos, entrada libre y gratuita.

INFANTILES

Muñocos.- El domingo desde las 15 en Plaza Moreno, 13 y 54, presenta “Muñocos argentinos”.

Los Adams... familia de locos.- El domingo a las 16 en La Nonna, 3 esquina 47, versión de Leo Ringer, bajo su dirección.

Doctor Cerebro.- El domingo a las 15.30 en Plaza Italia, 7 y 44, circo y humor para toda la familia.

El diario de Capitán Arsenio.- El domingo a las 17 en Sala 420, 42 entre 6 y 7, obra de teatro basada en el cuento de Pablo Bernasconi.

jueves, 26 de junio de 2014

Lito Cruz: “Tengo la hipótesis de que la cosa no termina acá”

El actor habla sobre su idea de Dios, al que interpretará en “Sres. papis” (Telefe), y el diablo, papel que también hizo. Y sobre las creencias y el miedo a la muerte. A los 74 años, vital y a punto de estrenar también en teatro, confiesa que ya tiene escrito su epitafio.

Filosofía  “Toda la vida es una lucha -sostiene Lito Cruz. Y aclara: “pero una lucha genial”. Se le nota./ Andres D’Elia

Pedro Irigoyen

Con sus elegantes 74 años pintados por su impronta de caballero criollo, y esa sonrisa que ilumina sus palabras, la sensación es que Lito Cruz es un tipo feliz. Disfruta de su familia, de sus nietos, trabaja (mucho) junto a sus hijas, ya sea Alejandra Cruz en la dirección de su futura obra, El toque de un poeta, como también con Micaela Cruz, que da clases en su estudio. En una pausa en su trajinada agenda, en su territorio, bajo las luces de la Avenida Corrientes, se presta con una copa de champagne sobre la mesa a una charla sobre lo incierto de la muerte y la hipótesis de la fe. Todo nace a partir de la participación que hará el lunes en Sres. papis (a las 23, por Telefe) donde interpretará a Dios, como una suerte de compensación celestial para un actor que también supo ser el diablo en El garante (1997).

¿Cómo se interpreta a Dios?

Yo creo que es imposible, porque es una fantasía que tiene la gente. Cada uno tiene la suya desde chiquito. Alguno lo pensará con barba blanca en un trono, otros lo piensan en forma de energía. Pero, en general, lo imaginan humano. Cuando me llamaron para hacerlo, pensé que debía ser así, humano, aparecer en algún lugar disfrazado o tomando la forma de hombre. Me acordé cuando hice el diablo en El garante, y una especie de diablo también en El elegido, entonces yo pensé que la única manera era poner el alma del diablo en el cuerpo de un hombre. En este trabajito con Joaquín Furriel voy a tratar de poner el alma de lo que yo creo que puede ser la esencia de Dios, en el cuerpo mío, el de Lito.

¿Qué te atrajo del personaje?

Me atrajo mucho la interpretación de Dios por lo imposible, la única salida era tomar su esencia y meterla en el cuerpo más normal que te puedas imaginar, porque sino la gente lo pararía en la calle para pedirle cosas. El va donde están los necesitados, y aparece de forma tal que no se note que es Dios para cumplir su misión. Se disfraza de hombre. Dios es eterno, pero, ¿cómo hacés vos la eternidad?

¿Es menos complicado interpretar un personaje humano real, que uno que ofrece tanta libertad que podría ahogarte?

Es cierto que es un personaje que te da más libertad, pero que también te podés ahogar ahí. Por eso traté de remitirme a lo mínimo, que es la acción simple de ayudar a alguien. Un amigo me dijo que Dios es nada más y nada menos que una agradable sensación. Partí de ahí, de ser agradable. Si alguien ayuda a un ciego a cruzar la calle, en la otra esquina tendrá una agradable sensación, como si Dios, de alguna forma, hubiera participado de esa acción benéfica. Me ocupé, entonces, de la sensación de la agradabilidad.

¿Vos en lo personal te considerás una persona de fe?

No, me considero una persona con una disciplina de no tener fe y no creer en nada, más bien de tener hipótesis sobre la vida. El problema de las creencias, es que uno puede terminar como Hitler, o como Videla, Massera y Agosti. Las creencias te encierran, y creo que el cerebro humano no está para detenerse, está para continuar, seguir y progresar. Y cuando sostenés una creencia, sea Dios o el Diablo, o la política, o lo que hicieron los horrorosos del Proceso Militar, de pensar que los jóvenes por ser jóvenes ya eran delincuentes y los mataron y los torturaron. Así, toda creencia, pienso yo que en última instancia, lleva al fanatismo. La fe no tiene que ver con algo intelectual, tiene que ver con la sensación de estar vivo. ¿Fe en qué? No sé ni lo que significa fe. La hipótesis, en cambio, por ejemplo la de irte de vacaciones, hace que en tu organismo se activen fuerzas para lograrlo. Con lo sobrenatural es igual, si yo tengo la hipótesis de que hay algo más allá de esta vida terrena, alguna fuerza se desencadena para averiguarlo. Entonces, estás yendo hacia algún lugar, como sea que lo llames. Y yo tengo la hipótesis de que la cosa no termina acá. Así, con la hipótesis de que hay algo más, la gente hace yoga, va a la Iglesia, y desarrolla esas fuerzas espirituales. Ahora, si yo me planteo la hipótesis de ser campeón mundial de boxeo, es probable que me caguen a trompadas en la primera pelea.

¿Qué te genera la muerte? ¿Te da coraje, intriga, indiferencia?

Temor sí, ya tengo 74. Y la idea de la muerte a partir de los 70 ya no se borra del pensamiento. Cualquier enfermedad puede ser la última. La muerte está presente como lo está la vida. Yo recuerdo que una vez me dijo Hedy Crilla: “Mirá, Lito, yo estoy curiosa, y creo que voy a descansar”. Una linda definición. Ese pensamiento está, casi de forma permanente, pero me ayuda, porque lo hace más interesante.

¿Qué sensación interna te gustaría tener en ese momento?

Yo soy un tipo de Berisso, nací, me crié allá y sigo yendo. Ya tengo mi lugar en el cementerio y mi epitafio ya está escrito. Dice: “Fue muy divertido, nos vemos pronto”. Esa es la sensación de “algo más”, y es el gran misterio del ser humano desde que el mundo es mundo.

Hablabas de lo político, y leí en una entrevista que decías que la gente estaba cansada de lo político. Pensando en el debate sobre actores politizados y demás, ¿cuál es tu posición?

Creo que la gente está cansada de algunos políticos, y de los insultos en la política. No de la política. Pero, en el fondo hay algo que me da felicidad: la democracia. Cualquiera de los que hablan mal del gobierno, que se lo digan a Videla. Si hablan, es porque este gobierno se lo permite. Entonces, digan lo que quieran, porque estamos en democracia. No van a ser torturados, no van a ir presos, no me van a prohibir en ningún canal de televisión. Entonces, para alguien que vivió el Proceso Militar, como mis hijas y yo, es una felicidad decir lo que uno quiera, donde quiera y como quiera. Lo que no está bien, de pronto, es no darse cuenta de que cuando alguien ejerce la función pública, lo que está en juego son las instituciones. Y se confunde la persona con la institución. El Presidente de la República es una institución votada por la mitad de la gente, y a veces el temperamento hace que uno pierda la impronta.

Y si realmente pudieras ser Dios por un día, ¿cuál sería tu primera medida celestial?

Que no haya más pobres, que no haya miseria. El tema de Dios es que va a tener que arreglar todos los quilombos que hace. Lo primero es la igualdad.


El desafío con Robert De Niro

Lito Cruz conoció a Robert De Niro cuando vino a la Argentina para hacer la promoción de Toro salvaje. Fue al hotel donde se alojaba y se presentó como un actor argentino interesado en su manera de trabajar. Quería saber cómo hacía, cuál era su método.

Cuando hiciste el diablo de “El garante”, había un desafío actoral con De Niro por su mismo papel en “El corazón del ángel”. ¿Tomaste contacto con él para un nuevo desafío, en este caso?


Próximo estreno

El domingo Lito Cruz se despedirá en escena de 33 Variaciones, la obra que llevó adelante, junto a Marilú Marini y Malena Solda, interpretando a Beethoven. Sin descanso, el 16 de julio estrenará en el Teatro Apolo una nueva obra: El toque de un poeta, del Premio Nobel Eugene O’Neill, que protagonizará junto a Susú Pecoraro y Eleonora Wexler, junto a David Di Nápoli, Jesús Berenguer, Victoria Moreteau, Carlos Cavanna, Ubaldo Kramer, Lisandro Fiks y Edgardo Marchiori. Su papel será el de un inmigrante irlandés. 

“Hace muchos años, con mi hija Alejandra Cruz, conocí a Barry Primus, que vino con Robert De Niro. Quería dirigir, y buscamos una obra. Primus es un gran profesor del Actor’s Studio, que trabajó mucho con Elia Kazan, y también estará Julie Arenal, su mujer, que es la coreógrafa original de Hair. Es un nuevo compromiso desde el punto de vista actoral; el de hacer a Beethoven fue muy grande, y este también lo es. Mi viejo me decía: ‘La vida es un problema, Lito, y vos estás acá para tratar de resolverlo. Sino, andate’. Y a mi edad, lo entendí. ¿Cómo hacés para caminar? Tenés que pelear contra la gravedad. Te caés de culo y te parás hasta que aprendés. Toda la vida es una lucha, desde pararse, hasta la fiaca de levantarse a la mañana para ir al gimnasio”.

Lito, aclaremos que te estás tomando un champagne y contándo la obra que vas a hacer con tu hija, ¿no parece tan grave, no?

Bueno, también es entretenido y tiene sus recompensas. Es una lucha genial, es sinónimo de vida.

No esta vez, pero sí está entusiasmado con que estemos haciendo esta nueva obra, porque es íntimo amigo de Barry y de Julie -es el padrino de su hija-, así que estamos haciendo todo lo posible para ver si puede venir. Vamos a ver, él está filmando. Es un tipo especial. Son estudiosos del trabajo, curiosos, están siempre buscando la forma de mejorar todo el tiempo la profesión que uno eligió en la vida.

martes, 24 de junio de 2014

Volver a empezar

“MILAGROS DEL CORAZON”

Por Irene Bianchi

VIRGINIA LAGO Y HÉCTOR GIÓVINE, EN UNA ESCENA DE “MILAGROS DEL CORAZÓN”, OBRA OFRECIDA EL VIERNES EN EL TEATRO LA NONNA

Virginia Lago es una actriz deliciosa. La hemos seguido fielmente a lo largo de su vasta trayectoria, siempre formando parte de proyectos de calidad, siempre coherente en sus elecciones, entregada en cuerpo y alma a tantísimas obras memorables. La vimos en “Pigmalión”, de George Bernardo Shaw; “La Piaf”, de Pam Gems; “Violeta viene a nacer”, de Rodolfo Araceli; “Filomena Marturano”, de Eduardo De Filippo; “Las Chicas del Calendario”, de Tim Firth; “La mujer del domingo”, de Ted Willis; “Ay, Carmela” de José Sanchis Sinisterra; “Una enemiga del pueblo”, de Henrik Ibsen; “Vivir en vos”, de María Elena Walsh; “Las Mosqueteros del Rey” y “Porteñas”, de Manuel González Gil.

Dirigida una vez más por Manuel González Gil, esta versátil e incansable actriz trajo sus “Milagros del Corazón” al Teatro La Nonna, en compañía de otro gran actor y compañero de vida, Héctor Giovine. La pieza, del autor ruso Alexei Arbuzovz, gira en torno al vínculo amoroso que se va gestando entre el “Dr. Nikol”, director de un sanatorio en el que está internada “Lidia Vasil”. Es simple y profunda a la vez.

Ambos traen “heridas de guerra”. El es viudo hace años, con una hija que vive lejos, sólo dedicado a su trabajo. Se ha vuelto bastante mañoso y huraño, sin haber podido reconstruir su vida sentimental. Ella, muy etérea y chejoviana, vive en su mundo de fantasía. Por momentos parece una niña, con pajaritos (y flores) en la cabeza. Dos personajes antagónicos y contrastantes, que se irán acercando y complementando de a poco. Dos náufragos que logran llegar a tierra firme.

Los personajes son creíbles, lo cual genera una inmediata empatía con el público. La química entre ambos actores es más que notoria: se adivinan el pensamiento, la mirada. Su conexión es verdadera y contundente.

La puesta es ágil y toca todas las cuerdas, provocando en el espectador risa, ternura y emoción. Entre escena y escena, vemos fotografías de ambos actores, a lo largo de sus prolíficas trayectorias. La inspirada música de Martín Bianchedi y el hermoso y variado vestuario de Pablo Battaglia, “visten” la obra a la perfección.

“Milagros del corazón”: nunca es tarde, cuando la dicha es buena.

lunes, 23 de junio de 2014

Los juegos de rol ganan terreno entre platenses

EN LA SALA VICEPRESIDENCIA DEL PASAJE ROCHA HUBO LUGAR PARA NUMEROSAS AVENTURAS MÁGICAS

CUARTA EDICION EN LA CIUDAD

Ayer se realizó una nueva edición en el Pasaje Dardo Rocha. Aventuras mágicas, con impronta teatral y mucha creatividad 

Entusiastas de los juegos de rol, decenas de platenses realizaron ayer el cuarto ciclo de la agrupación Rol para Novatos, transformando la sala Vicepresidencia del Pasaje Dardo Rocha en un escenario de aventuras.

La tarde nublada y fría de ayer por la tarde fue el clima perfecto para que, sin dudarlo, los miembros del grupo Rol para Novatos se reuniera en el histórico edificio de 50 entre 6 y 7.

“Es un juego de mesa que trata de simular un poco de teatro improvisado - dice Alvaro Martínez, uno de sus principales impulsores - Radio teatro mejor dicho, sino la gente se va a pensar que nos disfrazamos y subimos arriba de un escenario”.

Por el contrario, la única utilería que necesitan es un par de hojas, lápices y dados. El escenario en cambio no tiene limites, depende de la imaginación y buena onda del director del juego y los participantes.

A ROLEAR

“Hay una taverna, hay música de fondo. ¡Empiecen a rolear!”. Así comienzan algunas de las aventuras donde los jugadores se sumergen en la piel de personajes muchas veces fantásticos, aunque no siempre sea así.

Humanos, orcos, elfos, gnomos, medianos, la lista es larga e intrincada. Diseñar y completar la planilla de personajes lleva a veces tiempo cuando uno debe decidir una profesión, personalidad, atributos e historia personal que marcarán las pautas de “actuación” para poder traer a la vida la creación ficticia de cada uno.

Con 10 mesas disponibles, cada uno con su propio GM (Game Master o director de juego), más de 50 personas llenaron la sala Vicepresidencia del Pasaje. Dungeons and Dragons y Vampiro la Mascarada fueron algunas de las modalidades jugadas por los entusiastas que van desde los más chiquitos hasta los más grandes, profesionales incluidos.

Al momento de sentarse a la mesa, no importa la profesión, el oficio, o la edad. El limite es la capacidad de imaginar.

Con poco más de dos años de su formación, la agrupación “Rol para Novatos” comenzó asistiendo a los eventos organizados por la asociación Animaid y Gakuen que han realizado distintos eventos de gran envergadura en el mismo Pasaje Dardo Rocha.

“Empezamos a aparecer un poco de forma aislada, promoviendo las partidas de rol, el juego, y después nos dimos cuenta que teníamos un fin en común. Queremos que la gente juegue, que se nos unan y se copen para compartirlo todos juntos”, contó uno de los impulsores de la partida de ayer.

Pablo Raffeto, uno de los tres creadores de Animaid comentó que “a la gente le gustó mucho la parte de rol, son personas que normalmente acuden a nuestros eventos” y entonces se generó la idea de armar un ciclo domingo por medio.

“La idea es difundir, atraer gente”.

El nutrido grupo de personas que acudió a jugar ayer por la tarde da cuenta del fenómeno que se está dando en la Ciudad.

Los organizadores tienen incluso una ambiciosa meta en mira: lograr el apoyo oficial de Wizards of the Coast, la internacionalmente conocida compañía que publica y distribuye los libros de Dungeons and Dragons y las famosas cartas Magic. “Necesitamos al menos un cliclo de 30 personas jugando para lograr el primer nivel de requisitos” cuenta Alvaro, quién con esa meta cumplida está ya a la espera de respuesta de la empresa. De lograr su cometido, obtendrían acceso a los manuales y libros de campaña originales, que hoy en día son difícil de conseguir en el país.

“Somos una agrupación abierta y mientras siga estando el lugar disponible nos van a encontrar acá, en el Pasaje Rocha”.

Domingo de por medio, de 14 a 20, las puertas están abiertas para cualquiera que quiera sumarse a esta actividad en las que la imaginación y originalidad son elementos esenciales para pasar una buena tarde.

domingo, 22 de junio de 2014

Daniel Dalmaroni: El autor más montado

Daniel Dalmaroni Platense, es el dramaturgo argentino con mayor cantidad de puestas en Europa.

En Madrid y en Avignon Tiene obras en la capital española e irá al Festival.

El platense Daniel Dalmaroni es el autor argentino que más obras tendrá montadas al mismo tiempo durante esta temporada en Europa. Solo en Madrid acaba de presentar Maté a un tipo, Burkina Faso y Como blanca diosa, textos que tuvieron versiones en el circuito alternativo porteño. También en la capital española, estrenará Una de película. En paralelo, el argentino participará en julio en el festival de Avignon, uno de los más prestigiosos de las artes escénicas a nivel internacional, donde una compañía parisina presentará Los opas.

¿Hay un hilo que unifica las obras que estrenás en Madrid?

Las unifica el humor negro que, en general caracteriza toda mi obra. Las dos primeras pertenecen a mis primeros años de producción y las dos que le siguen son más actuales.

¿Habías estrenado textos tuyos en europa?

En Madrid se dieron varias puestas de Maté a un tipo y de Cuando te mueras del todo. La primera de ellas, fue estrenada en 2009 en el teatro Arenal de la Puerta del Sol de Madrid y estuvo casi dos años de gira por decenas de ciudades de España. La protagonizaron Tonino y Sergio Pazos, que eran en aquel entonces los movileros del CQC español.

¿Por qué se estrenaron durante una misma temporada esta cantidad de textos tuyos?

El teatro El sol de York de Madrid y Alberto Castrillo Ferrer, un director español, idearon un sistema por el cual se hacen dos obras los viernes y dos obras los sábados. En medio de cada obra, sirven vino y tapas a los espectadores. Pero además, el sistema incluye la posibilidad de ver una obra o dos por día con o sin entremés incluído. Cuando idearon este sistema, se les ocurrió inaugurarlo con cuatro obras del mismo autor. Ahí aparecí yo, ya que Castrillo Ferrer venía trabajando desde hace tiempo mi obra.

¿Hiciste adaptaciones de los textos pensando en los países donde serán representados?

Tanto en España como en Francia, las adaptaciones corrieron por cuenta de los propios directores, el español Castrillo Ferrer y la francesa Sophie Gazel. Ellos las hicieron, me las enviaron y yo las aprobé acá. En los dos casos, los resultados han sido excelentes. El más significativo es el caso de Como blanca diosa, que en España se titula Morenamía, porque es la historia de una admiradora de Sandro y allá es la historia de una fan de Miguel Bosé. En este caso la adaptación fue mucho más profunda, pero resultó revelador ver las semejanzas que puede haber en las vidas de las fans de ambos cantantes tan populares.

¿Qué te pide un director español o francés a diferencia de un argentino?

Todos te piden paciencia. Ninguno te pide perdón. Hablando en serio, tengo la suerte que tanto en nuestro país como en el exterior, los directores son muy respetuosos de los textos y siempre buscan mi aprobación. Pero, además, en el caso de Europa, me invitan a los estrenos, es una bendición.

¿Escribís para los actores o marcás tu autonomía como autor?

Una sola vez, cuando escribí Splatter rojo sangre que se hizo en 2009, escribí especialmente para un grupo de actores. En todo los demás casos escribo en soledad y sin pensar en actores. Los directores piensan en actores, escenarios, luces; los dramaturgos, en cambio, pensamos en personajes, en ríos o montañas. No somos mejores ni peores. Somos distintos.

Además de presentar “Los Opas”, ¿qué harás en Avignón?

Brindaré una conferencia sobre dramaturgia contemporánea de la ciudad de Buenos Aires, que contará con una selección de textos de dramaturgos de esta ciudad que leerán en francés actores de París. Habrá pequeños fragmentos de textos de Pablo Albarello, Víctor Winer, Patricia Suárez, Clara Anich y Raúl Brambilla, entre otros.

Isabel Sarli: "No se puede defraudar al público"

22.06.2014 | entrevista a Isabel "la Coca" Sarli

La actriz repasa su carrera como "mujer deseada" y confiesa que luego de filmar se encerraba en su casa por su gran timidez.

Por: 
Sebastián Feijoo

Hubo un tiempo que no fue hermoso y en el que mucho menos éramos libres de verdad. El grueso de la producción cinematográfica de Armando Bo e Isabel Sarli se desarrolló mientras la Argentina sufría diversos maltratos a la voluntad popular. Desde democracias tuteladas y manchadas por proscripciones a dictaduras menos o más asesinas. Lo aceptable socialmente también estaba marcado por la moralina de las supuestas buenas costumbres y el pacaterismo berreta. Lo sexual era una cuestión exhibida en el teatro de revistas –con formas más ampulosas que concretas– o en los cabarets. Pero lentamente la hipocresía comenzó a encontrar sus rajaduras. Mientras los desnudos y el erotismo ya habían comenzado su carreteo en el cine europeo, Bo le dio vida a un imaginario alimentado de pulsiones más primales que hedonísticas, donde la exuberancia y cierta inocencia conformaban un ineludible objeto de deseo que asumía el centro de la escena. Su musa, esposa y fetiche fue Isabel "la Coca" Sarli. La Coca le ganó al paso del tiempo e incluso a las películas que protagonizó: hoy pocos vieron o recuerdan con exactitud sus films, pero su figura –traducida en fantasías, realidades y/o una suerte de memoria emotiva– se instaló definitivamente en el universo popular argentino.

Después de casi cuatro décadas de sus películas más emblemáticas, Sarli mantiene su entusiasmo y una memoria precisa. "Soy una persona mayor ya, sigo siendo tímida aunque muchos no lo crean, y no me gusta que me digan señora. Prefiero Isabel o Coca", aclara. Más allá de los dotes que marcaron a fuego la mente y las palmas de generaciones, su tono entre campechano y elegante –aunque firme si la situación así lo exige– siguen generando una natural empatía. Quizás la obra de Bo y por consiguiente la mayor parte de la vida actoral de Sarli no resistan de la mejor manera un análisis exhaustivo en términos cinéfilos –seguramente al propio Bo no le hubiera interesado demasiado–. Pero nadie podrá sacarle a Sarli su estatura de ícono. "Yo me quedo con el cariño de la gente. Me lo hacen sentir siempre que salgo y eso es impagable", confiesa. 

La vida de Sarli no fue nada sencilla. Su padre abandonó a su familia cuando era muy chica, su hermano murió a los cinco años y su madre debió trabajar de madre y padre en un contexto social adverso. Creyó que siendo secretaria podría ayudar a mitigar las dificultades económicas de su casa. Estudió taquigrafía, máquina e inglés. Pero su belleza y ostentosas curvas le abrieron otros caminos más prósperos. Fue modelo, en 1955 la coronaron Miss Argentina y su vida terminó de cambiar para siempre cuando conoció a Armando Bó. "¿Se me entiende bien? Estoy con un poco de dolor de garganta. Sufro bastante de los bronquios a consecuencia de tanto fríos que pasé en las películas. Sobre todo con las que hice en el sur. Hice cinco en la Patagonia y casi siempre me tocaba el invierno. Me desmayé más de una vez y me tenían que dar codeína para que me recuperara. Así que se imagina los fríos que yo aguanté", se disculpa con una coquetería plenamente femenina. Inmediatamente pone orden en su casa: "Pirata, ¡¡¡callate!!!" Perdón. Se alborotó uno de los perros porque escuchó un ruido. Digamé, m'hijo".

–¿Ser actriz era su sueño?

–Para nada. Yo me había preparado para ser secretaria. Después vino el modelaje, el título de Miss Argentina en el '55 y los viajes. Pero lo determinante fue que me encontrara  Armando. Él buscaba una muchacha para trabajar en la película El trueno entre las hojas (1956), con libro de (Augusto) Roa Bastos. Tenía que nadar desnuda en un río. Conocí a Armando el 9 de julio del '56 y a fines de ese año ya estábamos rodando en un obraje en la selva paraguaya. Duró bastante la filmación, más de dos meses. Eran lugares muy inhóspitos.

–¿Cuándo se enamoró de él?

–Casi desde el comienzo. Fuimos muy felices. Los 26 años que estuvimos juntos. Y ahora van a hacer 33 que se fue. Conjugo todos los tiempos: lo quise, lo quiero y lo querré. Fue un gran hombre, un gran compañero, el padre que no tuve, el hermano que perdí. Todo. Y era muy querido por sus compañeros y por el equipo de filmación. Era un hombre de bien.

–¿Que película la dejó más feliz de todas las que hicieron juntos?

–Hicimos muchas. Pero no tengo dudas de que la que más me gusta es una de las primeras: La burrerita de Ypacaraí (1962). También era la que  más le gustaba a mi madre. Era la historia de una mujer que vendía mercancías por las calles de Asunción (Paraguay). Recibió un premio por la fotografía en colores. Incluye diez canciones de Luis Alberto del Paraná. Tiene paisajes muy hermosos, la música… es una película simplona, pero divertida. 

–¿Alguna vez le dijo a Armando que quería hacer otro tipo de papeles?

–Siempre hice ese tipo de mujer deseada. Los argumentos eran simples: un problema social, paisajes, música y algún desnudito (risas). Armando lo decía muy claro: "La gente espera que su equipo de fútbol gane, que Palito Ortega cante y que vos te bañes en alguna escena (risas). No se puede defraudar al público. 

–¿Le resultaba difícil el tema de los desnudos? En aquellos tiempos no era una costumbre tan extendida como hoy.

–Al principio sí. Y después de que estrenaban la película no quería salir de mi casa. Soy una persona tímida hasta el día de hoy. La de las películas es la Isabel de Armando. Yo soy como me crió mamá: muy de casa, muy recatada, muy a la antigua. Dicen que los tímidos son extremistas, quizás yo lo he sido (risas). En las primeras películas la gente se sorprendía mucho. Incluso las mujeres no iban a verlas. Pero con el tiempo todos lo tomamos con mucha naturalidad. Y el cariño de la gente no tardó en llegar. Hoy en día en televisión se habla de sexo y hay desnudos a casi cualquier hora.

–¿Sin Armando perdió el interés por el cine? 

–Cuando falleció Armando yo me quería morir con él. Permanecí 15 años muy retraída y encerrada. Caí en coma y me atacó un tumor en la cabeza del que me salvó el doctor Raúl Matera. Eso fue en el '92. Después un muy amigo, Néstor Romano, un gran periodista argentino que falleció hace años, me dijo que (Jorge) Polaco quería hacer una película conmigo. Por entonces (Leonardo) Favio me buscaba para un especial de TV sobre la censura. Decidí hacer La dama regresa (1996) con Polaco. Mi última película fue Mis días con Gloria (2010). La filmamos con (Juan José) Jusid en San Luis. Participaron Luis Luque, Nicolás Repetto y mi hija (Isabel "Coqui" Sarli). Antes había hecho alguna otra película, pero sin Armando siempre me resultó y me resulta muy difícil. En su momento me ofrecían trabajo los directores más importantes de la Argentina. También me ofrecieron contratos para irme a Inglaterra, EE UU y México. Pero siempre me quedé por mi país, por mi madre y por Armando. 

–Sus películas tenían mucha demanda en el exterior. 

–Llegaban a todos lados. Primero las distribuían los mexicanos y después la Columbia. Hemos ido tres veces a estrenos en Japón, dos en Australia, dos en Manila (Filipinas). También viajamos con nuestro cine por Latinoamérica y Europa. Con el tiempo también me llegaron reconocimientos al trabajo realizado en Guadalajara (México) y Huelva (España). Hace poco Cristina (Fernández) me nombró embajadora cultural y le estoy muy agradecida.

–¿Usted participaba en la producción de las películas?

–Sí. Armando era el encargado de todo lo artístico y yo ayudaba en la otra parte: en los números. Tenía mi máquina de escribir portátil y hacía todos los contratos y preparaba los recibos de sueldo cada semana. En el sindicato de técnicos me conocían bien. Nunca tuvimos ningún problema.

–Los problemas venían del lado de la censura y la Triple A.

–Claro. Esos nunca nos dejaron en paz. Ramiro de la Fuente, Miguel Paulino Tato y gente de la Iglesia, como Monseñor Plaza, nunca nos dejaron en paz. La locura de la Triple A nos generó amenazas de todo tipo. Fue una vida con muchos sinsabores para él por estos motivos. Pero siempre luchó y jamás se detuvo. Afortunadamente ahora se viven tiempos muy distintos.  «


Salvajismo y deseo


Por Gustavo J. Castagna (*)

Pasaron juntos un cuarto de siglo, hicieron 27 películas, fueron censurados y perseguidos y recorrieron el mundo con una obra única y esencialmente argentina. Hay varias maneras de comprender los films de Armando Bo e Isabel Sarli. Por un lado, desde el par de generaciones de espectadores en un país censurado, con la testosterona brotando por los poros debido a las docenas de desnudos de la Coca en la ducha (con agua caliente o fría), en la nieve patagónica o en un cabaret kitsch. 

Por el otro, desde la revalorización, surgida en los últimos años, donde su cine es analizado por su estética "camp" teñida de lectura religiosa y moralista e invadida por mensajes edificantes que preveía la llegada del terrateniente que rescataba a la diva maltratada, ninfómana, ingenua, con el sexo a flor de piel. Y existe una tercera posibilidad: tomar distancia de los recuerdos de una adolescencia prohibida de colegio religioso y desovillar de qué se trata la filmografía de la dupla. 

Al principio Bo continúa la tradición del cine social del período clásico sumando a esas películas iniciales (El trueno entre las hojas; Sabaleros; La tentación desnuda) el cuerpo deseado desde la mirada del otro (del personaje y del espectador) que oscila entre historias de explotadores y explotados y la atracción que exuda esa joven morocha de flequillo y tetas imponentes. El corte estético será entre las reses de Carne donde el cuerpo ya se exhibe en plenitud para el espectador-voyeur, y para el personaje-mirón que suelta su salvajismo casi siempre primitivo. 

De allí en más las variantes serán pocas: Bó filma menos y utiliza imágenes de otras películas, el montaje se hace caótico, los textos provocan incredulidad y las historias descansan en los desnudos de Isabel, mutilados o no, bajo gobiernos democráticos o de facto. Por eso, cuando se habla de las películas de Bo & Sarli se impone el profuso y delirante anecdotario de la pareja por encima de los argumentos de sus 27 películas. Eso sí, queda el mito, aquel donde casi siempre un buen salvaje de ficción salvaba del averno a esa mujer deseada y codiciada. 

(*) Crítico de Tiempo Argentino.


"No me había planteado ser actriz"

Isabel "Coqui" Sarli es la hija de la Coca. Desarrolló su vida por fuera de los sets de filmación hasta que llegó una oferta que no pudo rechazar y en 2011 debutó en la película Mis días con Gloria.
"Nunca me había planteado ser actriz. No me llamaba la atención. Era secretaria y después me metí en el modelaje. En las campañas publicitarias de gráfica es donde me siento más cómoda. Pero nunca digo 'no' si me llega otra propuesta interesante para el cine", detalla.
Coqui también acompaña a su madre en la reciente campaña publicitaria del Banco Provincia que multiplica la mítica frase "qué pretende usted de mí".


{Perón}

Nada de galgos
Hace un par de semanas diversos medios de Internet reprodujeron unas supuestas declaraciones de Sarli: "Perón me tiró los galgos." Como suele suceder en estos casos, la frase/título se multiplicó por las redes y provocó comentarios de diversa índole.

"Que bueno que me lo preguntás –aclara–. ¡Eso es un disparate! Me he hecho tanta mala sangre. Que irrespetuoso el que puso eso. Perón era un gran hombre. Muy correcto. ¡Como mienten! Y si inventan eso que yo jamás dije, ¿cuántas otras cosas más graves que no son ciertas publican algunos periodistas? No puede ser. Conocí a Perón cuando era Miss Argentina y me trató con muchísimo respeto. Me dijo que representaba a más de 20 embajadores porque era un símbolo de la belleza argentina y la hermandad entre los pueblos."


El director y su musa
Armando Bo y La Cosa Sarli estuvieron 26 años juntos y rodaron casi 30 películas. "Fuimos muy felices", describe Sarli sobre su gran amor. Y revela: "El me decía: 'La gente espera que su equipo de fútbol gane, que Palito Ortega cante y que vos te bañes en alguna escena'."

Iñaki Urlezaga, un platense de exportación

22/06/14 - 09:00hs

El prestigioso bailarín, que recorrió el mundo con la danza, regresó a Buenos Aires para presentar Dios se lo pague, un espectáculo con coreografía propia. En diálogo con Hoy, recordó sus comienzos en la ciudad y dijo que nunca imaginó lo que vendría después: “De chico sólo querés bailar, la gente especula cuando se pone grande”

Hace 39 años, Iñaki Urlezaga nacía en La Plata y hace 30 despertaba su interés por la danza. Hijo de un médico pediatra, de una madre bailarina de folclore y sobrino de una tía integrante del ballet del Teatro Argentino, la rama femenina de su árbol genealógico fue determinante para que, a los nueve años, estuviera dispuesto a levantarse a las 5.30 de la madrugada y recorrer la distancia que lo separaba desde la Plaza Paso de nuestra ciudad hasta Buenos Aires, para estudiar ballet en el Teatro Colón.  

“Yo empecé con mi tía Lilián, que aún sigue al lado mío y me acompaña en algunas giras. Con ella hice mis primeros pasos y luego ya quise estudiar en el Colón, fue un momento muy hermoso de mi vida. Pero después viajé por el mundo y terminó mi etapa local”, recuerda Iñaki en diálogo exclusivo con Hoy.

En sus palabras está la aceptación del devenir de su destino, porque él no perseguía “ningún sueño. Los chicos no especulan, si hay algo que los niños tienen es que son genuinos en su sentir y vivir. La gente especula cuando se pone grande, el artista dimensiona lo que sucede con el tiempo, pero de chico querés bailar y nada más”, asegura.

En otras palabras, Iñaki confía que nunca imaginó que un día, a los 15 años, iba a ingresar al American Ballet de Estados Unidos; que dos años más tarde se iba a incorporar al prestigioso Royal Ballet de Londres, donde fue primera figura al igual que en el Colón. Así, el mundo se convirtió en la nueva patria de este muchacho platense que con sus giras recorrió el planeta, bailando incluso ante príncipes y princesas.

No obstante, él aclara: “Uno siempre se queda con los afectos y quiere conquistar al público argentino. Yo siempre estoy volviendo al lugar donde crecí, sobre la avenida 13, cercano a la Plaza Paso. Ahí estudié y estuve con mi familia. Viajar por el mundo diría que es hasta un trabajo profesional, pero no tiene comparativo con el lugar de donde uno es”.

Dicho en esos términos, las presentaciones que Urlezaga hará hasta el miércoles en el Teatro Coliseo de Buenos Aires (Marcelo T. de Alvear 1125) pueden leerse como un regreso a su “etapa más local”. Allí, junto a Gabriela Alberti y con un gran despliegue de producción, presenta Dios se lo pague, basado en el clásico del cine nacional (Ver aparte) que por primera vez tiene su versión en ballet.

“A mí me gusta mucho la película -continúa el bailarín- y me parecía muy inteligente hacerla para bailar. Me siento más cómodo contando una historia que algo totalmente abstracto. Hay cosas que me dan mucho placer, como en este caso, y cuando me sucede algo así, en general lo encaro artísticamente y lo llevo a la concreción de algo”, confía a este diario el artista que, una vez más, es el coréografo de su propio espectáculo, tarea en la que se desempeña desde hace 20 años con su compañía Ballet Concierto, con la que realizó obras como Sylvia con música de Delibes, Danzaria con música de Vivaldi, Cascanueces y La Traviata con música de Verdi, entre otras.

“En la práctica -relata- uno va depurándose, porque una obra siempre sucede a la otra. Creo que uno vuelve a tomar el lugar creativo desde el lugar donde dejó el anterior, mejora y, por lo general, no vuelve a hacer lo que ya hizo”.

En la segunda mitad de su carrera, Iñaki refiere que la “experiencia acumulada lleva a uno a no repetirse, a avanzar”, pero también, en una actividad finita como la danza, en la que el cuerpo está en exposición permanente, asegura que “siempre se piensa en el tiempo. Es una profesión cronológica y eso es inevitable”. 

Dios se lo pague

El espectáculo que Iñaki Urlezaga decidió versionar en ballet está basado en la película argentina de 1947 que dirigió Luis César Amadori, con protagónicos de Zully Moreno y Arturo de Córdova. A su vez, fue una adaptación de la obra teatral Dios se lo pague de Joracy Camargo.

Además, cuenta con el honor de haber sido el primer filme nacional elegido por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood para optar por el galardón a Mejor película extranjera en los Oscar.

En el Teatro Coliseo, la versión de Urlezaga estará hasta el miércoles 25, con acompañamiento musical de la Orquesta Sinfónica de Buenos Aires. Hoy y el martes, la pareja protagonista estará conformada por Urlezaga y Alberti, mientras que mañana y el miércoles lo harán Matías Iacoianni y Celeste Losa. La entrada es libre y gratuita.

Fuente: http://diariohoy.net/espectaculos/inaki-urlezaga-un-platense-de-exportacion-30065

sábado, 21 de junio de 2014

Trika Fopte

TEATRO EN LA PLATA

Por IRENE BIANCHI

Tres náufragos en un planeta al borde de la extinción. Es el fin de los tiempos. Hasta el oxígeno escasea. “Rimsky”, “Natare” y “Kamta” harán todo lo posible por sobrevivir, en este panorama devastador, aferrándose a sus escasas pertenencias. El Grupo “Vuelve en julio”, dirigido por Carlos Ayala, aborda esta temática apocalíptica de una manera singular.

Los personajes se comunican a través de un idioma inventado (”gibberish”) que el espectador irá traduciendo en su cabeza, guiado por gestos, movimientos, climas. El humor siempre presente, que distiende y matiza tanta desolación.

Trika Fopte subirá a escena esta noche, a las 21, en Viejo Almacén El Obrero, 13 y 71.


viernes, 20 de junio de 2014

Iñaki Urlezaga y un desafío inusual


Viernes 20 de junio de 2014 | Publicado en edición impresa

Coliseo: Desde hoy, el bailarín encabezará la versión coreográfica de Dios se lo pague

Por Alejandro Cruz  | LA NACION

En  algún momento, el bailarín Iñaki Urlezaga se enamoró de la película Dios se lo pague, aquel clásico del cine de oro nacional que protagonizaron Zully Moreno y Arturo de Córdova. Fue tal el metejón que esta noche, en el Teatro Coliseo, estrena su versión como intérprete y director del Ballet Nacional de Danza por la Inclusión.

Cuando explica ese sentimiento de empatía con el film se le mezclan palabras de su propia abuela con las de la Presidenta. Vayamos por partes: para su abuela, Zully Moreno era la Rita Hayworth argentina. De boca de ella conoció la historia de aquellas películas de los años 40 y 50. Muchas décadas después, Urlezaga articula las palabras de Cristina Kirchner. En 2009, la escuchó anunciar el lanzamiento de Incaa TV. Aquella vez, la Presidenta dijo que el canal iba a comenzar sus transmisiones con Dios se lo pague, el film de Luis César Amadori. Al escucharla, le vinieron imágenes de su abuela, de su propia infancia, de las anécdotas del cine en continuado.

Seguramente por eso, la noche del lanzamiento del Incaa TV, él estaba esperando ver aquella historia que le disparaba tantas historias de su propia historia. "Cuando vi la película, inmediatamente me enamoré. Descubrí lo que era el cine argentino de esa época; como espectador y como artista me atrapó el guión. La película es como un Shakespeare argentino. Habla de dos seres que están en posiciones sociales diferentes, pero que están ligados sin darse cuenta", dice minutos antes de un ensayo en el Coliseo, en donde se presentará hasta el miércoles con esta compañía, que depende del Ministerio de Desarrollo Social.

A cuatro años de aquella noche en la que vio por primera vez esa película, su versión coreográfica se convirtió en la segunda producción de este colectivo que debutó en abril en los escenarios. En su Dios se lo pague no apelará a la palabra. "No sé hacer teatro-danza, tampoco teatro de prosa", reconoce, y agrega: "Será pura danza académica y orgánica con un gran ballet, tanto en lo que se refiere al número de bailarines en escena como en el uso de grandes escenografías. Pero con otro concepto en la forma de contar la historia. En otro momento, los grandes cuadros eran unidos por pantomima. Actualmente, la pantomima se dejó de lado y con la misma coreografía un personaje puede abrazar a otro sin necesidad de decirle «Te quiero». Hoy en día es mucho más plástica la manera de expresarnos, y eso es lo que quiero rescatar en esta puesta".

En escenario habrá más de 40 bailarines de distintas provincias. También habrá 12 cambios escenográficos. Todo al servicio de una historia que tiene a este gran bailarín como uno de los protagonistas. "El autor habla de lo que nos iba a suceder con el excluido. Lo que hoy vivimos fue lo que Joracy Camargo, el autor de esta gran historia, vislumbró en aquel momento. En ese sentido, la trama narra un punto de inflexión del siglo XX y rescata valores que están más allá de cualquier signo o de cualquier ideología. De ahí su actualidad", dice el bailarín platense, que pasó por los escenarios más importantes del mundo.

Luego de sus presentaciones en el Coliseo, la puesta saldrá a diversas ciudades del interior. Siempre, con entradas gratuitas. "Es para que la gente que nunca tuvo oportunidad de ver ballet lo pueda hacer", apunta Iñaki Urlezaga.

Virginia Lago: “Trato de hacer las cosas con pasión”

20/06/14 - 03:03hs

La actriz se presenta esta noche en nuestra ciudad con la obra Milagros del corazón, en la que actúa junto a su esposo Héctor Giovine. En su visita a la redacción de Hoy, la artista repasó su carrera y, entre otras cuestiones, habló de su rol como conductora en el exitoso ciclo Historias de corazón

Historias de Corazón es el ciclo que hizo que Virginia Lago fuera reconocida por las generaciones más jóvenes. Pero esta actriz de 72 años ya tenía una larga y exitosa carrera en teatro, televisión y cine. “La actuación me lo dio todo”, aseguró en su paso por la redacción de Hoy la artista que esta noche se presentará en el Teatro La Nonna (3, esquina 47) con la obra Milagros del Corazón, en la que comparte cartel con su compañero de vida y profesión, Héctor Giovine, dirigidos por Manuel González Gil.

¿De qué trata Milagros del Corazón?

-Es una comedia romántica de un autor ruso llamado Aleksei Arbuzov, que en Rusia lo comparan con Antón Chéjov. Es una obra que se hizo en muchos lados del mundo y la recordábamos con Héctor; entonces empezamos la búsqueda desenfrenada de esta obra que es una historia de amor entre gente grande. Cuando la leímos nos apasionó, se la dimos al productor Javier Faroni y ahí comenzó nuestra aventura. Primero rodamos por Mar del Plata en la temporada de verano y ahora por Capital y alrededores hasta llegar a La Plata.

¿Cómo fue volver a trabajar con su esposo?

-Fue fantástico, porque hacía diez años que no lo hacíamos y a mí me gusta compartir trabajo con él, que es un actor maravilloso. Esta obra es una caricia al alma, un regalito, con dos personajes muy hermosos para hacer: el mío es el de una mujer que está internada en un neuropsiquiátrico, no es que esté loca pero acarrea ciertos problemas y fundamentalmente por su soledad. Los dos tienen una historia muy fuerte, hace años que no tienen una relación con nadie ni planean tenerla. Se encuentran en ese lugar donde él es el director médico y ahí empiezan una relación de amistad y se enamoran, a pesar del miedo al amor.

Justamente, eso es lo que hoy le pasa a mucha gente joven. Quienes vieron la obra nos comentaban sobre su miedo al compromiso, al estar en pareja; la gente joven también sufre por estas cosas. Pero el amor va a ser imposible de evitar, porque es fundamental. 

¿En qué momento de su carrera como actriz se encuentra ?

-En ningún momento. Yo trabajo, me encanta lo que hago y seguiré trabajando mientras lo pueda hacer. Estuve dirigiendo el año pasado una obra en el teatro San Martín y la verdad que es algo que disfruté muchísimo, me entusiasma lo que hago, también me gustan las tardes en Telefe. Trato de hacer las cosas con pasión, comprometiéndome con lo que hago. No me gustan las cosas a medias.

“Soy como me ven”

Distintas fueron las críticas, parodias y comentarios que se hicieron sobre Virginia Lago cuando comenzó con Historias de Corazón, donde se animó  al rol de conductora. Pero la realidad es que Virginia es como se muestra en pantalla, cálida, amable y una amante de la vida. “Yo me enamoro, me enamoro de la gente. No es un amor carnal, es el afecto que uno tiene, que la gente a veces no lo expresa. Nos guardamos tantas cosas y ¿para qué?”, se preguntó la artista que encontró en el rol de conductora un nuevo espacio para llegar a nuevas generaciones.

¿Por qué era necesario una presentadora de películas o telenovelas? ¿Cómo te llegó la propuesta?

-Me llamó [el director de producción de Telefe] Tomás Yankelevich y me dijo que tenía una propuesta para hacerme, que era la de presentar películas, que a él le parecía interesante. Y acepté. Yo veo todas las películas, me informo para poder hablar de ellas, porque son historias de vida, de sentimientos, de relaciones. Y después fue creciendo, empezamos a tener invitados, a hablar de los artistas, hicimos ficción.

¿Por qué cree que llegó tanto al público?

No lo sé, pero es muy fuerte la conexión, que se genera; me impresiona la cantidad de cartas que me mandan. Me convertí en una integrante más de las tardes de cualquier casa, que era lo que buscábamos.

Pero en un momento estuvo a punto de renunciar…

No es tan así, pero algo de eso pasó, porque vino mi hijo y me dice “mami ¿vos sabés que hay gente que te imita, que te hacen burla en Internet?”, entonces se lo comento a Tomás (Yankelevich) y él enseguida me dijo que me quedara tranquila, que todo era porque el programa ganaba mucho rating.